miércoles, 12 de febrero de 2014

¿Corren peligro los niños si son adoptados por homosexuales?



Es costumbre de Chile tener políticos bastante ignorantes y fundamentalistas. Ello significa que sus opiniones muchas veces contienen poco sustento en las evidencias y mucho sesgo religioso. Eso fue lo que ocurrió hace unos días con el comentario de la electa senadora UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien manifestó que los niños son vulnerados en sus derechos cuando son adoptados por padres o madres homosexuales. 

¿Corren peligro los niños si son adoptados por homosexuales?

En lo absoluto. 

La evidencia años y años de estudios longitudinales, tanto en Europa como en los EEUU, exponen que los niños y niñas adoptados por padres homosexuales no tienen ninguna diferencia estadística en su comportamiento y orientación sexual. No olvidemos que los homosexuales nacen de familias heterosexuales, por lo cual la orientación sexual de los padres, según los porfiados hechos, no influye en la de sus hijos (por más que alguien imagine lo contrario). Es más, los hijos e hijas de homosexuales tendrían mayor capacidad de adaptación social, tolerancia a la diversidad e incluso, mejor salud mental que los criados por una pareja heterosexual.

¿Les harán bulling en el colegio?

Recuerdo que en los 90´s había terror en los grupos conservadores por la idea que flotaba en el aire de una ley de divorcio. Decían los "honorables" que los niños serían discriminados, menos inteligentes y con más tendencia a la delincuencia. Por esas ideas nos demoramos más de una década en ser de los últimos países en el mundo en que los casados pudieran disolver un matrimonio fracasado. Además, si queremos hacer bien las cosas, la energía no debe estar en negar una familia a un niño por que sus padres sean gays, sino en educar al pueblo para que evolucione a planos superiores de respeto y amor por los demás. Si pudimos entender que las escolares embarazadas no eran "semilla del mal" en los colegios y liceos, dejándolas de expulsar y creando las condiciones para que puedan seguir estudiando, podremos como sociedad subir un peldaño más a una sociedad con vocación laicista; amante y garante de la diversidad de nuestra especie.

¿Se vulneran los derechos del niño si es adoptado por lesbianas o gays?

Tampoco. Dudo que alguien considere más sano para un menor el que se críe en un orfanato del SENAME a que viva en una familia adoptiva de dos papás o dos mamás. Acá se olvida que lo que importa es el amor, el apego, la confianza, los cuidados. Los niños abandonados o abusados vienen de padres heterosexuales, son parejas de distinto sexo quienes tienen niños y niñas no deseados y los abandonan. Si una pareja gay tiene las condiciones éticas, económicas, psicológicas y culturales para darle un entorno familiar a un infante abandonado y lo prohibimos ¿No será en ese momento cuando se están violando sus derechos? De seguro que sí.

¿Es algo "antinatural"?

La crianza y la educación de un niño no tiene nada que ver con la capacidad reproductiva de los padres adoptivos. Muchos niños o niñas son criados por su madre y la abuela (dos mujeres), con su padre y su abuelo (dos hombres) o por heterosexuales infértiles. Acá no podemos poner la integridad y la esperanza de un futuro mejor para un pequeño por debajo de concepciones morales anacrónicas. Si pueden amar, pueden criar.

Esperemos que en el futuro podamos gozar de políticos con intenciones de aprender, de leer y de reflexionar. Debemos superar la moralina con la evidencia de la realidad, pues una sociedad se desarrolla cuando todos sus miembros gozan de los mismos derechos y beneficios sin ser discriminados por condiciones personales como color de piel, religión u orientación sexual.

Crucemos los dedos que la futura senadora lea y estudie más antes de hacer un comentario.





sábado, 1 de febrero de 2014

¿Naturaleza Humana?


Si confundimos -lo cultural- con -lo natural- del ser humano, podría llegarse a interpretar la realidad de una manera muy confusa. Ideas como que la competencia o la violencia son partes de la "naturaleza humana", determinando con ello que a pesar de nuestras intenciones estamos obligados por una fuerza superior a actuar de esa manera. Esas formas de pensar son peligrosas. Claro, algunos dicen que en casos extremos nuestros -instintos- gobernarán nuestra conducta. Pero no coloquemos todas las situaciones en el mismo plano, la autodefensa es muy distinta a un conflicto por unos kilómetros más o menos de mar. Jugar a comparar la defensa territorial de un león por ejemplo, con la del ser humano, es confundir las cosas. El león no mata por gusto, deporte o por hacerse de más cosas o para satisfacer su ego de poder, lo hace porque necesita hacerlo para estar vivo. Nosotras y nosotros como especie, vivimos en sociedad. Quien no lo haga o es un dios o una bestia como dijo Aristóteles. Nuestra capacidad de proyectar realidades en nuestras mentes mediante la conceptualización de símbolos y, nuestra habilidad de exponer nuestros pensamientos e intenciones mediante el lenguaje, nos han hecho poseedores de la cualidad de INTENCIONAR la realidad. El que surja algo entre dos o más seres humanos es la "naturaleza", nada más. Lo que salga es propiedad de la cultura, del contexto, de lo evolucionada que esté la conciencia. Pero por favor, no me venga a decir que la guerra o el capitalismo es parte de la "naturaleza humana". Que estemos viviendo actualmente bajo el paradigma culturar del patriarcado no significa que sea nuestra condición por naturaleza. Depende de nosotros que cambie o evolucione.