domingo, 24 de mayo de 2009

Razón y Libertad

Razón y Libertad

Nosotros los seres humanos poseemos una herramienta, que al mismo tiempo es un bien. Una posesión que viene adherida a nuestra condición de ser lo que somos, que nos caracteriza e individualiza del resto de los seres biológicos que conocemos.

Este bien propio y útil, trae otro término adherido o más bien incluido en si mismo, es una simbiosis que hace lógica sobre si misma, me refiero a la Razón y a la Libertad. ¿Cómo podemos separar la Razón de la Libertad?, si no hay nada más libre que el razonar y nada más razonable que la libertad. Una es a la otra y viceversa, es una relación circular imperecedera mientras, y sólo mientras se tengan y sostengan entre si mismas.

De lo anterior se desprende sin mucha complejidad una serie de relaciones conceptuales que, basadas en su simpleza y pureza, dan una lógica que pocos quisieran intervenir. ¿Quién desearía u osaría a romper la relación entre la libertad y la razón?, ¿Qué motivaría a quién o quiénes ha cometer un delito humano tan aberrante?

Dos interesantes preguntas a responder. Pero antes un preámbulo necesario he de desarrollar. La razón ha sido definida y redefinida desde que ella misma existe, y cada quién hará el uso de la misma para decidir las palabras que más logran estructurarla en un sentido. Puedo tomar la libertad de escribir que la Razón es una forma y también un fondo. Esta dualidad conceptual profundiza y ensancha la significancia su uso. Es una forma o medio para la utilización de las habilidades cognitivas complejas que establecen o desechan conceptos o concepciones, el razonamiento es el acto de razonar y sin la duda, sin el cuestionamiento no tiene cómo ser. Es un fondo u objetivo ya que el buscar su pureza, su perfeccionamiento y su amplitud es una constante del camino eterno del perfeccionamiento humano. Para qué aprender si no buscamos crecer, para qué conocer si no queremos ir más allá, para qué luchar si no queremos cambiar nada. Mas el ser humano por su genotipo y fenotipo congruente a la especie, sólo sobreviven el hoy como lo fue en el ayer con el aprender, con el conocer y con el luchar.

Quienes han manipulado y maquinado un cómo hacer que las gentes dejen la razón de lado con la pérdida consecuente de su libertad más pura, sólo pueden tener un motivo concreto e irrefutable, el control del otro, para su uso y beneficio personal y/o selectivo comunitario.
La dicotomía humana interna que se produce entre lo que se conoce y lo que se desconoce (pero que se hace evidente que está) crea un espacio para la “creencia”. La curiosidad y su consolidación en el aprendizaje siempre busca el acomodo de conceptos inexplicables en un andamiaje ya concebido en nuestra psiquis. Esta acomodación perfectamente fue usada por quienes vieron en este espacio de misticismo e irrealidad una parcela fecunda de control.

Qué mejor que un lugar en donde la razón aún no tiene cabida ni control, qué mejor que la posibilidad de limitar el razonamiento con barreras fáciles y simplonas de gran anclaje emocional que estorben e interrumpan los procesos lógicos que basan el razonamiento.

Jugar con la ignorancia, provocarla de manera alevosa, promoviendo la creencia por sobre la sapiencia, estimulando la obediencia sin razón por sobre la obediencia a la razón ha sido la herramienta más efectiva de control y usufructo.

“Jugar” y usar la ignorancia de las personas es un acto repulsivo y despreciable, lo virtuoso sería todo lo contrario. Acercar el uso de la razón y por ende aumentar las libertades de los individuos y de los colectivos eleva al humano a planos superiores, y es un deber buscar este hacer solidario y moral por quienes poseen mayores ventajas biológicas y socioculturales sobre los que no corrieron con esa misma fortuna. No olvidemos que el azar es quién se encarga de decidir lo que todos tenemos como “paquete inicial”.

Quizás intervenir en las estructuras corporativas productoras y promotoras de ignorancia y fe, a estas alturas sea poco fecundo en resultados, porque podrían martirizarse y salir más fortalecidas que menguadas, las religiones han sabido utilizar los ataques en armas efectivas de defensa, saben que hacer y decir en esas mentes privadas de libertad, de su razonar, presas en su creer, en el miedo al padecer si no obedecen y otros trucos más.

La organización político social del humano, llámese Estado actualmente, debe velar por la libertad, por la verdadera y profunda libertad interna, el uso puro y virtuoso de la razón, de la duda, del cuestionamiento. La materialización de lazos entre las religiones y el Estado sólo transforma a este último organismo ficticio en una herramienta oculta y efectiva de estos centros de poder.

La lucha por la libertad y por la razón debe ser iniciada en el seno de la organización social, debe tener como epicentro el organismo que debe velar por el que todos tengamos plena totipotencialidad de decidir lo que nuestra lógica y su razón nos determine.
Permitir que esto no suceda es cooperar en complicidad con lo que ha venido haciendo el cristianismo durante más de 2000 años, y coarta a nuestros hermanos a poder alcanzar el máximo de su potencial. Es deber de Estado prescindir de cualquier nexo con estas estructuras anti razón y por ende anti libertad.

Un abrazo.

sábado, 2 de mayo de 2009

Pancho y qué vamos a hacer si "No todos pueden ser profesionales..."


Estimados lectores, algunos ya son seguidores de mis reflexiones, caldos de cabezas y demases jugos mentales y otros quizás estén leyendo esto porque la verdad no han nada más que hacer, pero lo importante es que acepten mi invitación a reflexionar un poco sobre un comentario que he venido escuchando hace meses y meses por diferentes personas, de ambos géneros y de diferentes edades.

Cuando le respondo a la gente en qué consiste EDUCACIÓN 2020 la mayoría intenta satisfacer su curiosidad, otros preguntan sólo por hablar de algo, o quizás es por intentar averiguar las motivaciones de por qué alguien dedica más tiempo a lo que le resta dinero que a lo que le más dinero.

Cuando les cuento a mis interrogadores que como movimiento ciudadano deseamos poder igualar la oferta y entrega de herramientas cognitivas de todos los niños de Chile, independientemente de su origen social y económico de manera que todos ellos puedan ser lo quieran en la vida, en especial quienes en este momento reciben la peor educación del país simplemente por que no pueden pagar por el "servicio" de la educación de calidad, ellos mis inquisidores, trepan como arañas por las paredes, exclamando con un tono de preocupación y manifestando elocuentemente, por medio de sus expresiones faciales lo poco inteligente de mi afirmación, y dejan caer toda su sabiduría social, educacional y económica a través de la siguiente frase "Pancho, debes saber que no todos podemos ser profesionales, si no que imagínate lo que pasaría".

No culpo a quien sale con una frase así de ser una persona que se basa en la maldad, en el clasismo, en el fascismo, en la intolerancia, en el arribismo o de otros adjetivos que se desprende profundamente de un comentario de estas características. Si no que, lo culpo por dejarse influenciar por la ignorancia, por la comodidad de decir cosas sin bases ni referencias serias y ser transmisores de repetición de conceptos oligárquicos de moda nacional. Y desde ya pido disculpas por mi juicio de valor, pero es imposible evitarlo.

Primero, si nos detenemos a meditar sólo en la superficie de lo que ofrece esa frase y dejando llevar la imaginación al absurdo comentario, imaginemos el mundo ridículo por el cual lucho, leo, pienso y sueño, que para vuestra información se aplica en este momento al 10 % de la población nacional a la cual, afortunadamente pertenezco y que claramente no es mérito mío haber nacido es mi familia, ni el de ustedes estimados lectores.

El 10% más acomodado de la población que viene de familias de padres profesionales universitarios, pagan en la actualidad unos 90 a 200 mil pesos mensuales por educarse en un "buen colegio". Luego y claramente todos o el 99% de ellos estuvo en algún tipo de preuniversitario, y en su familia dudo que hayan padres alcohólicos, presos, madres prostitutas o vecinos adictos a la pasta base. Todos ustedes han dado la PAA de mis tiempos o la PSU, y muchos no quedaron en la Universidad que querían o no quedó más que seguir pagando en una privada donde la exigencia es menor. Muchos otros quedan en institutos o pasan por varias carreras hasta probarse una que le calce a su brutez y/o flojera mental.

No todos de nuestros amigos van a ser médicos, ingenieros, abogados, dentistas, etc... sino que muchos estudiarán carreras superiores de carácter técnico o como le llaman para subirle el pelo, "de ejecución" , y eso de que todos tuvieron la posibilidad de acceder a una "buena educación".

Si los niños más pobres tienen las misma capacidades mentales en una marco social que estimule la meritocracia y no la inmoral, egoísta y maquiavélica "pitutocracia" , competirán en igual condiciones a las carreras, a los trabajos y al éxito. No todos podrán ser profesionales estimados porque no todos somos iguales y siempre van a haber personas intelectualmente más capaces que otros pero eso lo debe decidir el mérito, el trabajo, el sacrificio y los hechos y no ser simplemente un herencia familiar de redes de contactos y de dinero.

En la vida el dinero es poder, pero hay un bien que es capaz de hacerle el peso, si es que no es más importante y evidentemente más humano que es el bien de "conocimiento"... el saber es poder, la información vale tanto o más que el dinero mismo.

Ahora bien, todos tienen derecho a expresar lo que quieran, y a defender sus privilegios y posiciones sociales y sus principios. A no muchos les gusta el los "pelagatos" o los "rascas" tenga la oportunidad de competir por la teta de los privilegios que les fueron otorgados de la cuna, es más a veces cuando he dicho que en Chile hay personas que por estrato económico nacen para ser obreros y otros nacen para ser empresarios me responden "PERO SI ESO ESTÁ BIEN!!! ", dejando bien en claro que los 200 años que tenemos como país no han desarrollado en lo más mínimo de nuestra idiosincrasia el concepto de mérito y competencia.

No comparto los principios que respaldan las respuestas a mis planteamientos, e intento de todo corazón no hacer juicio de valores, pero a veces no me puedo contener y dejo en manifiesto mi asco y repulsión por las personas que creen que los pobres nacen para ser pobres y que el resto de las clases están destinadas a la perpetuidad.

Pero queridos amigos que ganan entre $1.500.000 y $700.000 mensuales, no crean que llegarán a ser millonarios, ni a hacer fortuna. Deberán pagar por la educación, por la salud, por su pensiones, por sus aspiraciones materiales, y sólo el 5% de ustedes podrá ascender a los $5.000.000 mensuales, porque nacieron en una familia de clase media, y no en una de mejores recursos, independientemente de que sean tan capaces como el hijo de un gerente de un banco.

Y no olviden que para nosotros, la abandonada clase media, es mucho más probable que bajemos al mundo de los destinados a ser pobres que a los destinados a ser millonarios y que al parecer son una raza humana de mejor nivel a la que muchos aspiran.

Distribución del ingreso en Chile (2008) mantiene gran desigualdad en últimos 10 años, según INE

Quintil más alto concentra un 51,03% del ingreso total del páis, mientras que el más pobre llega a sólo 5,38%.

Aunque disminuye la brecha de ingresos del país, los resultados de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), donde se muestran los cambios de consumo de los hogares del país, continuó dando cuenta de una amplia brecha entre los sectores más acomodados y desposeídos del país.

(Ver estudio completo del INE, 2008)

De esta manera, la entidad informó que a nivel nacional, los hogares del quintil más rico del país concentran el 51,03% del ingreso total, con un ingreso promedio mensual por hogar de $1.681.182, cifra 9,5 veces superior al quintil más pobre, que percibe mensualmente $177.041. Los hogares de este último quintil representan el 5,38% del ingreso total.

Por primera vez, INE realizó la EPF no sólo en el Gran Santiago, como en años anteriores, sino en todas las capitales regionales y sus zonas conurbadas, obteniendo resultados que reflejan las tendencias de gasto e ingreso de todo el país. Se entrevistaron a personas en 10.092 hogares que representan directamente a 2.650.757 de hogares.

Según el INE, “a pesar de estas diferencias, al comparar con la Encuesta anterior de 1997 las brechas en el ingreso del Gran Santiago entre los cuatro primeros quintiles y el quintil más rico se reducen en todos los casos. El quintil más rico disminuye su participación del ingreso total en 1,5 puntos porcentuales, mientras que el quintil más pobre aumenta 0,18 puntos porcentuales“.

Agregó que el quintil 3 también incrementa su participación en el total de ingresos del Gran Santiago de 12,80% a 13,46% (0,66 puntos porcentuales). Lo que significa mensualmente un ingreso promedio para este quintil de $480.384 en 2007.

Al analizar el gasto de los hogares encuestados, el estudio dio cuenta que en el Gran Santiago, con la excepción del quintil de mayores ingresos, todos los restantes quintiles gastan más de lo que perciben como ingresos. En promedio el quintil más rico gasta $ 1.641.997 ($210.188 menos del ingreso) al contrario del quintil más pobre, que tiene un gasto familiar promedio de $327.219 ($136.181 más de lo que gana mensualmente).

En promedio, el ingreso mensual es de $713.577 mientras el gasto mensual es de $739.960, lo que indica que los hogares gastan $26.383 más de lo que perciben. Estas cifras se obtuvieron por primera vez a nivel nacional, registrando un ingreso promedio mensual de los hogares $658.858, pero gastan $681.767 mes a mes.

“Como ya lo habían mostrado los resultados preliminares, en el Gran Santiago el principal gasto de los hogares está destinado principalmente a Transporte y Comunicaciones (22,3%), seguido por Alimentos y Bebidas (22,1%) y por Vivienda (14,2%). Por primera vez, en relación a las encuestas anteriores del Gran Santiago, el grupo Alimentos y bebidas no ocupa el primer lugar, como tampoco lo hace en el resultado nacional, lo que indica un gran cambio en la pauta de consumo de los chilenos”, dijo el INE.

Asimismo, por quintiles, el grupo de mayores ingresos concentra mayoritariamente (24,5%) su gasto familiar en Transporte y Comunicaciones mientras que en el de menores ingresos lo destina principalmente a Alimentos y Bebidas (37,5%).

Ambos grupos mantienen una importancia en todos los quintiles con comportamientos inversos considerando la estructura del gasto, al avanzar del quintil 1 al 5, Alimentos y Bebidas disminuye su porcentaje de participación en el gasto de los hogares de 37,5% -equivalente a $122.592 mensuales- a 15,6% - que se traducen en $239.096-, mientras que por el contrario Transporte y Comunicaciones va en aumento de 14,6% -que significa gastar $47.906- a 24,5% -que implican $402.186, cifra 7,4 veces superior al del quintil más pobre.


Ver estudio de J. Schatan sobre distribución del ingreso en Chile, 2003

Ver estudio de Solimano y Torche sobre distribución del ingreso en Chile, 2007

La semana Shanta


La Semana Shanta

Hace unos 2000 años, cuenta la historia cristiana, fue sacrificado en la cruz, el mesías de Dios, Jesús Cristo.
Su sacrificio representa la paga de las culpas y pecados del mundo, manifestándose ese hecho como un acto de amor y de ejemplo para al pueblo.
Tres días después de haber sido llorado por sus seguidores y por su madre, la Virgen María, este mensajero e hijo de Dios, resucita para ascender al cielo al lado de su padre creador, no sin antes dejar un último mensaje a sus apóstoles.

Dos mil años después el mundo cristiano celebra en la segunda semana de abril este episodio de la leyenda cristiana. La llaman la “Semana Santa” que más bien es un feriado santo para los millones de chilenos.

El católico chileno es un ícono de la hipocresía. Lamentable característica de nuestra cultura que se ha empotrado en nuestro hacer desde lo más mundano a lo más espiritual.

El cristianismo nacional tiene dos flancos fuertes, el apostólico romano y el protestante más conocidos como evangélicos o canutos en su adjetivo despectivo. A estos últimos no los incluiré en este ensayo ya que no los considero tan caraduras como al católico chileno.

La falta de congruencia entre lo predicado por la gran mayoría de los que se consideran católicos y sus hechos, es de un carácter francamente descarado. La conducta de un católico es establecida por el Vaticano, de ahí emana la correcta interpretación de los textos religiosos y por ende los principios valóricos católicos.

Ser católico no es lo mismo que creer en el Dios de los cristianos, como muchos se conforman. Que cómodo y correcto es el decir “yo soy católico porque creo en dios”, y listo... tenemos la salvación y la aprobación de la comunidad “católica”, pasamos a transformarnos en buenas personas que es lo mismo decir en un buen cristiano, le caemos bien a los suegros, nos facilita la entrevista para un trabajo, nos deja la conciencia tranquila y nos otorga un sin fin de beneficios espirituales que tendremos al morir, porque San Pedro girará la lleve para que accedamos al paraíso de Dios.

Ser católico es asumir las doctrinas, principios y órdenes morales que emanan desde el Vaticano. Es el tener un comportamiento que imite “en lo posible” el hacer de Jesús Cristo en la tierra, antes que lo clavaran en la cruz de manos y piés.

Me gustaría tener una encuesta en mano que corrobore lo que voy a decir, pero las inquisiciones personales a mi entorno indican que la gran mayoría de los jóvenes y no tan jóvenes cristianos católicos (y algunos tantos evangélicos) no cumplen ni con la mitad de lo que debería hacer un activo hombre de Dios.

NO FORNICARÁS: nadie me saca de la cabeza que el 90% de las personas entre los 15 y los 45 años han tenido sexo antes de casarse.

NO AL USO DE MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS: el temor al embarazo es mucho más fuerte que los decretos morales católicos, en donde ha quedado clara la prohibición del uso de preservativos y anticonceptivos, que en Chile son utilizados a destajo y son un negocio bastante rentable y por que no decirlo, entretenido.

NO ROBARÁS: me gustaría tener la cantidad de evasores de impuestos y giradores de documentos sin fondo que se consideran grandes católicos.

NO AL ADULTERIO: encuestas han revelado que cerca del 50% de hombres y mujeres han sido infieles.

NO DESEARÁS LA MUJER DEL PRÓJIMO: sin comentarios.

AMA AL PRÓJIMO COMO A TI MISMO EN ESPECIAL A LOS MÁS NECESITADOS: esta frase la dejo a sus propias reflexiones, no resiste mayor análisis lo abandonados que están los niños más pobres de nuestro país que en algunos textos y discursos papales, serían “cristo en la tierra”, un cristo bien ignorado vale decir.

Mientras escribo estas palabras, me es imposible contener mi molestia contra las personas que se consideran católicas, que van a misa a escuchar la palabra de dios (según el sacerdote o pastor, porque ellos sí saben leer la Biblia, tu libre albedrío donado por el mismo Dios, no sirve para esto) y que luego llegan a la casa ha hablar de los problemas familiares de la “Titi” de la “Chachi”, a la noche se ponen o ponen un condón para la amante, se toman la pastilla anticonceptiva a su hora, y lo peor de todo, le hacen un desprecio de asco al niño pobre que le hace malabares en una esquina de la calle, y se aprietan los bolsillos del pantalón cuando pasan estas señoras octogenarias con unos saquitos pidiendo dinero para la bencina de algún auto del Cardenal u Obispo, que en teoría es un hombre “casado” con Dios que sigue su camino de austeridad.

Creo que si Jesús Cristo viviese en nuestros días, no tendría templos llenos de oro y joyas, propiedades, colegios particulares y ropas con hilo de oro y menos chofer particular y casas de veraneo.

Los católicos a la chilensis para esta Semana Santa, salen medio día antes del trabajo para preparar el viaje del fin de semana largo. Toman las medidas correspondientes para no pecar comiendo carne, así que preparan el mejor mariscal del año que “o-alá” sea en un restaurant.

Millones de dólares les dejan a los empresarios turísticos esta semana de “reflexión y austeridad”, estos días no laborales destinados a la meditación religiosa, que de seguro se hace en la costa dentro de una cabaña u hotel.

La Semana Santa, es para mi una Semana Shanta, fecha en donde la hipocresía del católico chilensis alcanza su máxima expresión de caradurismo, desvirtuando y manipulado el origen y las intenciones nobles de esta fecha.

No culpo a Dios ni a la fe, culpo de hipocresía a los hombres que han hecho de la creencia en Dios un negocio, un nicho de poder y un escudo ficticio moral para usar su supuesta creencia como máscara de gracia ante la sociedad.

CREER EN DIOS NO BASTA PARA GANARSE EL CIELO.

Las personas se van


Recuerdo las manos de algunos de ellos y ellas, tibias algunas mientras otras siempre tenían frío, helados dedos delgados de uñas brillantes, pieles pálidas adornadas con metales tan bellos como sus misteriosas formas de hacerme sentir especial. Otras eran firmes y seguras de si mismas, manchadas, cortadas o martilladas, en juegos infantiles o aventuras infinitas en los alrededores de nuestra morada, donde nuestros sueños le ganaban la batalla mágica, a la árida y fome realidad, unas manos que siempre se acompañaban de una risa dulce, elocuente y a veces hasta de un arrogante matiz, mano que te levantaba del suelo para continuar corriendo detrás de una pelota o detrás del "ladrón"....

A otros los llevo en los recuerdos oculares, ojos brillantes como el rocío de las mañanas, con esa escarcha que congela el momento que no quieres que se acabe, ojos que se arrugaban y empequeñecían al sonreír o se humedecían cuando la pena nos acompañaba y arropaba la sombra misma del proceso de crecer, especialmente esas lágrimas que nos flanquean y oprimen en los momentos en que el amor y la desilusión se toman de la mano.

Que manera de guardar recuerdos de todos aquellos que fueron, en un momento instantáneo y espontáneo, seres trascendentales para mi.

No los olvido, y con suerte los recuerdo, ¿Qué paradojal cierto?

Recuerdos vagos, nublosos, que resuenan en mi subconsciente como ecos imperecederos, imágenes oblicuas, curvadas, entremezcladas con algunos aportes de la imaginación, que trata de parchar las incoherencias para darle sentido a mi emoción.

Sé que los recuerdo, porque en este momento pienso en ellos. Sé quienes fueron, pero no me acuerdo cómo se llaman. Sé que compartieron el mismo aire y el mismo lugar conmigo, pero no sé dónde ni cuándo.... hay algo de angustia en mi.

Algunos ya se han borrado casi por completo, quedan sólo rastros ininteligibles, signos cognitivos indescifrables que no me llevan a nada razonable, pero que denotan algo, sea lo que sea. Ellos, mis personajes semi olvidados han dejado algo muy marcado en mi.

Hay recuerdos más sólidos, que aún guardan los nombres de sus actores, mantienen sus lugares espaciales, las coordenadas geográficas. Estos me molestan un poco más, porque no dejan nada a la curiosidad, son tan reales como el ahora, son aburridos en su mayoría. Más me causan rencor que alegría, rencor con la vida quizás, o con las mismas personas que evoca mi memoria ahora y que ya no los tengo a mi lado inmediato. Porqué se han ido de mi vida?

Las personas se van, se retiran ellas mismas o las retira de la escena el gran director de nuestra película individual..... ¿seremos extras de la vida de alguien más?

Me detengo a pensar..... ¿quién me estará recordando ahora?.... perdón por lo egocéntrico.

¿Alguien pensará que me fui, seré un símbolo extraño en algún recuerdo ajeno ?.... a lo mejor sigo aquí, y me dejaron de buscar... o de recordar.... estoy muerto en algún lugar, quizás he dejado de existir en algún recuerdo....!!!!

¿Habré dejado de buscar a quienes no puedo recordar, a los mismos que tampoco puedo olvidar?...