sábado, 27 de agosto de 2011

SEMINARIO SOBRE MOVILIZACIÓN ESTUDIANTIL COLEGIO SSCC HUALPÉN

Una muy buena experiencia viví como panelista invitado en el seminario titulado "Crisis en la educación chilena: Contexto, realidad y desafíos", que se realizó el día miércoles 24 de Agosto, en el salón Mario Illanes del Colegio SSCC de Hualpén.
La actividad fue organizada por el Sindicato de Trabajadores de la institución, la que tuvo una masiva y participativa concurrencia.
Por parte del colegio, intervino el profesor Natalio Astroza quien hizo una descripción socioeconómica del contexto educacional y el sacerdote Ricardo Gómez, del colegio Sagrados Corazones quién analizó críticamente (para mi agradable sorpresa) el movimiento desde la visión (su visión) del evangelio.
Mis felicitaciones a todos los que organizaron la actividad, por ateverse a ampliar los espacios de análisis y debate dentro de los colegios particulares. Además responde al deseo de participación de sus estudiantes que ya están activamente involucrados en las masivas marchas por la ciudad.
Saludos, mucha fuerza y unión para todos y todas.

¿Democracia?

¿Democracia me dice usted?... ahhh yo pensaba que era distinta.

viernes, 26 de agosto de 2011

La estructura para ser.



Al parecer todo está definido desde antes, diseñado para que seamos lo que “debemos ser”, tener ese rictus de hombre y mujer de bien, hacer “las cosas como corresponde”, lo esperado, lo normado dentro de los cánones que se exigen para responder a la demanda de imagen social.

A pocos les importa lo que piensas, es muy trabajoso entender al otro. Pero el hombre del buen auto es exitoso y la mujer de la camioneta grande debe ser una señora respetable.

Flojos los de ropas poco limpias, de zapatos trabajados en las veredas y calles de tierra. La pobreza es una opción según dicen los conservadores con hambre de abolengo importado en sus apellidos. 

Debes obedecer ciegamente, no dudes sobre dios ¡serás un inválido moral!, no cuestiones a tus profes ¡serás un irrespetuoso!, no pienses en una sociedad diferente ¡serás un antisistémico!, no quieras ser tu mismo ¡serás un desadaptado! A no ser que tengas mucho dinero, ahí la libertad se llama excentricismo, el dinero es un pasaporte para todo en este mundo de humanos.

Yo les digo

¡VÁYANSE A LA CRESTA!

miércoles, 24 de agosto de 2011

La cesárea del movimiento social.


Marx expuso que "la violencia es la partera de la historia". Muchos entenderán esto como un llamado o justificación para el uso de este método en la resolución de conflictos sociales, otros quizás desde una perspectiva más socio-histórica, tomarán estas palabras como una observación de los hechos que se repiten a lo largo del proceso del desarrollo de la cultura y sociedad humana.

La violencia está estrechamente ligada al poder, y no de esa concepción de poder como objeto, que se arrebata al adquirir los símbolos del mismo (bastón, sillón, "La Moneda") junto con las herramientas burocráticas del aparato del Estado, sino de esa visión de la capacidad de desobedecer, de hacer-crear lo diferente o disentir de la orden oficial, leyes o normas sociales. La violencia no es sólo el daño físico, sino es el acto mismo de romper con lo esperado y normado, ya sea mediante lo verbal, lo visual o auditivo.

La violencia que se construye en los procesos sociales son canalizaciones de la rabia e impotencia de los grupos marginados del "sistema" que desean visualizar su descontento mediante una (de)vuelta de la violencia que ejerce el poder central contra ellos (mala educación, trabajos precarios, falta de oportunidades, abandono, exclusión, etc). Este ejercicio de poder adquiere roles activos en los procesos sociales cuando se acoplan y profundizan a conceptos políticos antagónicos al dominante o hegemónico como diría Gramsci.

¿Cuál es el contexto que hace comprender (no justificar) las barricadas, piedrazos y quemas de neumáticos de esta paralización nacional?

Estos dos días de movilizaciones sociales, llamados por la CUT y su sibarita dirigente Arturo Martínez, están fuera de un contexto propio, ausente de demandas laborales claras, sobre pensiones más justas, sindicalismo entre otras. En otras palabras es un grito social sin proyección.

Esto es materia prima para el juego del miedo de la autoridad, facilita el desprestigio del trabajo de las bases y justifica (mediante torcidas maneras) la satinización de las marchas, etc. 

Hay razones de sobra para patalear, la inequidad y la injusticia social son motivos para que muchos marchemos por las calles, pero si se va a profundizar la violencia, se deben profundizar las ideas, las propuestas, las visiones, porque de lo contrario todos estos atentados contra el status quo no serán parteras naturales de nada, sino impulsos ejecutores de una cesárea que posiblemente nos entregue un bebé prematuro que quizás sea inviable a minutos de haber nacido.

martes, 9 de agosto de 2011

¿FIN DE QUÉ LUCRO ESTAMOS HABLANDO?



Es necesario y justo obtener una remuneración cuando uno trabaja. En eso no discuto.

Es legítimo además que las sociedades democráticas tengan el derecho a decidir e imponer algunos controles a la inciativa privada, cuando el fin que se busca genera una mayor rentabilidad social, lo que afecta evidentemente la libertad financiera particular en pos de un beneficio colectivo social (el bien común).

Según como entiendo las demandas de los estudiantes (que se traducen en demandas del 80% de la población según las encuestas) acá se intenta separar aguas entre la inciativa privada de educar (lo que genera mayor diversidad lo que me gusta), la iniciativa Estatal (la que garantiza a la educación como un derecho para el que tiene las capacidades pero no el dinero) y la iniciativa privada centrada en lucrar, es decir, hacer de la educación una fuente de ingreso para inversionistas (especuladores) financieros.

Es por eso que se hace necesario no confundir las cosas, la demanda de "fin al lucro" no es contra de los que trabajan en la enseñanza de los jóvenes, sino en contra de que la educación se transforme en un nicho de inversión para especuladores que buscan algún espacio para hacer crecer su dinero, lo que es legítimo desde el punto de vista de la libertad económica, pero es dañino (según amplias evidencias nacionales e internacionales) para la calidad de la educación y para la regulación de la oferta laboral.

"Fin al Lucro" es un llamado a no permitir que un derecho fundamental de la humanidad, y por lo tanto una necesidad básica para el desarrollo personal y nacional, quede regulado (o desregulado) por las lógicas que también dominan las zapaterías o la venta de celulares. Así lo han entendido los países más avanzados del mundo y por eso nuestro modelo es único a nivel de todo el globo, con similitudes al de EEUU o Brazil que en estos mismos momentos están en discusión por las crisis que atraviesan.

Nadie está en contra del emprendimiento privado en educación, pero éste debe ser con fines sociales, de carácter público, en donde los privados no buscan recuperar su dinero y menos hacerlo crecer, sino que buscan fraternalmente entregar a la sociedad un nuevo espacio de desarrollo. Así lo entienden los estudiantes que lo exponen claramente en su petitorio, así lo entienden las grandes universidades privadas sin fines de lucro, así lo entendemos los que apoyamos el movimiento estudiantil.