jueves, 19 de enero de 2012

CARTA A LOS APOLÍTICOS


Lo primero que te quiero decir es que no te culpo por autodenominarte -apolítico- porque de seguro hay muchas cosas que desconoces, la ignorancia es muy "patuda" y además nadie puede desear lo que ignora, así que veamos algunas cosas.

 Antes que nada debes saber que la política son todas las acciones que se relacionan con los temas de la polis, o sea, del pueblo. Así cuando te quejas de la delincuencia, opinas del alza de la bencina o hablas de cualquier cosa que tenga que ver con la sociedad estás haciendo política, es por eso que Aristóteles decía "el hombre es un animal político".

Las sociedades modernas (a partir de la revolución francesa) comenzaron a organizarse de otra manera, sin reyes que decidieran los destinos de las personas, sino que las personas eran las que decidía su destino mediante una democracia, con elección de representantes políticos que se organizan en partidos y que se distribuyen en dos poderes del Estado, el Ejecutivo (el gobierno) y el Legislativo (los parlamentarios; diputados y senadores). Ahora no existe un sólo tipo de democracia, y tampoco hay una perfecta, mas eso no significa que no se puedan mejorar. Cuando una democracia es débil las personas participan poco o casi nada en las decisiones del país, tampoco controlan o se involucran en las cosas que les pasan, son un verdadero rebaño de humanos. De esa manera los políticos hacen lo que quieren y muchas veces forman verdaderas castas familiares que se traspasan el poder de generación en generación, concentrando de esa manera el poder económico, político y hasta religioso, a lo que debemos sumar los medios de comunicación (fundamentales para inculcar la "verdad oficial")  y el tipo de educación (trascendental para educar el tipo de humano que necesitas).

En Chile a partir del año 1973 se vivió una etapa de desmocratización de la sociedad, el miedo, la desconfianza, el dolor y el odio entre compatriotas hicieron que muchos callaran y se concentraran en sus vidas privadas. A partir de 1980 la dictadura militar implementa un modelo socio/económico que surge de las pizarras de Milton Friedman en la Universidad de Chicago, el mismo llegó a denominar a nuestro país su "laboratorio de economía". Así pues, junto a los chicago boys, que eran los chilenos que fueron a estudiar este nuevo modelo de economía ultraliberal y gracias a la Constitución de 1980 (hecha a la medida por los ultraconservadores y neoliberales) se comienza a desmembrar las empresas de propiedad de todos los chilenos y chilenas, así muchos compran a "precio de huevo" LAN Chile, IANZA, CTC Chile, etc. Se crean las ISAPRES y las AFPs, además se traen al país las tarjetas de crédito y con ellas las deudas. Junto con todo esto se modifica drásticamente el currículum escolar, se eliminan las horas de filosofía, la educación cívica y prácticamente todos los contenidos que provocan pensamientos críticos. Para 1981 la pedagogía deja de ser carrera universitaria, se le quita el grado de licenciatura y los institutos profesionales pueden impartirlas sin problemas con las consecuencias que hasta el día de hoy padecemos. Súmenle a todo lo demás el inicio de la educación particular subvencionada, negocio redondo para toda la clase empresarial/política que hasta el día de hoy son dueños de colegios con fines de lucro y financiados con nuestros impuestos. Para 1989 se entrega el país a la Concertación con una ley "de amarre" llamada LOCE (ley orgánica constitucional de educación) que abre las puertas a las universidades privadas.

Los años que siguen son los llamados de "transición" donde el miedo a que una vez más los militares se tomaran el poder para cuidar los beneficios de la clase empresarial/política, llevó a nuestra sociedad a centrarse en el vivir, trabajar, comprar y pagar. En esos años las llamadas "izquierdas" de la Concertación poco podían hacer y poco intentaron hacer. La Constitución de 1980 trae amarras constitucionales que hacen prácticamente inmodificables las partes más importantes de la misma, ya que se exigen altos quórums, esto quiere decir, que es casi imposible conseguir todos los votos y que una pequeña parte del parlamento (por lo general la UDI) al no presentarse impide que se tramiten esos cambios, como: las leyes de educación, el sistema de elecciones, la regulación del mercado empresarial y financiero, etc.

Así, con una "izquierda" que administró mejor que la derecha el modelo neoliberal, privatizando (regalando) nuestro cobre, el agua y las tierras forestales, contaminando nuestros ríos, lagos y mares en nombre del desarrollo, los ciudadanos nos vimos envueltos en un sistema donde no se  aprendió mucho de educación cívica, donde hablar de política es ser de los "buenos" o de los "malos" y dónde tener una opinión crítica era ser comunista o terrorista. La Concertación concentró toda la prensa escrita en dos medios, El Mercurio (La Cuarta, Las últimas noticias, El Sur, La Estrella, etc) y La Tercera de COPESA, así, junto con canales de televisión católicos y empresariales, nos enseñaron que existía una sola forma correcta de vivir la vida, nos metieron el dedo en el ojo con la competencia, con el emprendimiento y con el "trabajando duro puedes llegar lejos", nos aseguraron que éramos los mejores de Latinoamérica, que Chile avanzaba como jaguar hacia el desarrollo. Crearon millones y millones de ignorantes, modelos criollos de las modas estadounidenses, llega la familia de clase media con autos nuevos, casas en condominios con deudas hasta el cogote e hijos criados solos, comenzamos a ser unos de los 10 países con peor distribución de riqueza en el mundo (índice GINI) y por lejos nos convertimos en el país con la educación más desigual del mundo según clases sociales. Transformamos nuestra sociedad en un país de ovejas endeudadas, ignorantes y apolíticos… los ingredientes perfectos para mantener al pueblo sometido a una realidad impuesta y protegida por la clase política, siervos de los poderes económicos que controlan nuestras vidas.

Así, la política que odias y rechazas, decide tu sueldo, tu salud, tus deudas, tu educación, tu cultura, tu destino, lo que compras, lo que botas, lo que sueñas, lo que necesitas…todo lo que necesitan ellos y ellas es que te mantengas alejado, que no te entrometas, que te aburras de estos temas poco interesantes. No quieren que te despiertes, que te organices, que exijas, que te movilices.

Menos mal que los estudiantes pudieron aprovechar las nuevas fuentes de información y redes sociales, así el velo de la ignorancia popular se ha ido corriendo de los ojos de muchos. Este fenómeno es mundial, han caído imperios como en Libia y en Egipto… los ocupity de los EEUU son la avanzada de los indignados en el país del norte, en España los ocupas del 15M son muestras de que en el viejo mundo también ha llegado la luz.

Quizás en un tiempo más consideres lo dañino que es para tu vida mantenerte al margen de lo que sucede en la polis y asumas que eres parte de un todo. Que nuestras acciones individualistas no son un acto voluntario, sino la expresión de un condicionamiento masivo por unos 30 años en donde la idiotización de la sociedad fue el eje central de la (mala) clase política.
Es hora de decidir… ser un político y tomar el control de las cosas o ser un apolítico y entregarte a la máquina capitalista que te usa como pila para mantener esta nueva monarquía 2.0.


--
Francisco Córdova Echeverria
Docente
Diplomado en Educación Superior
Diplomado en Política y Gestión Educacional
Estudiante de Magíster Dirección y Liderazgo  para la Gestión Educacional.
Cirujano Dentista




sábado, 14 de enero de 2012

¿Asistencialismo municipal o cohecho?



Las intervenciones sociales que realiza una municipalidad deben estar orientadas a un objetivo de largo plazo, a un plan de desarrollo macro que oriente todos los esfuerzos y recursos evitando con esto la dispersión y la ineficiencia de las políticas públicas, además dificulta que se utilice el aparato público para beneficios partidistas o personalistas. Una de las funciones políticas de la municipalidad es fomentar la autodeterminación y la libertad de las personas, desarrollar acciones que asistan a los vecinos y vecinas para levantar iniciativas de organización, de información y de intervención ciudadana, transformado la institucionalidad comunal en un eje articulador de la voluntad social, ayuda que será positiva siempre y cuando no se transforme en un nexo de dependencia del ciudadano con el gobierno comunal. Una comuna necesita de ciudadanas y ciudadanos críticos que tenga la facilidad de cuestionar, fiscalizar y apoyar a la administración vigente sin sentir que perderá algo si es que piensa diferente. El alcalde y los concejales deben responder a la voluntad soberana de sus habitantes y para ello necesitamos un contrato social que impida la manipulación entre las partes y por ello el “regalo” o “el favor” no debe existir en las prácticas con los vecinos y sus dirigentes. Lamentablemente en nuestra ciudad es secreto a voces que el municipio ha desarrollado por años prácticas que bordean el cohecho y la manipulación, hay barrios donde no cabe un pensamiento diferente al oficial y los vecinos que no son parte de esta zalamería son excluidos del debate y de la participación. Lo más complejo de todo esto es que se hace muy difícil probar dado que si el edil tiene la habilidad suficiente puede “legalizar” el cohecho dejando en impunidad este atentado a la democracia. Es por eso que debemos levantar contralorías ciudadanas y que los vecinos se hagan cargo de este problema de manera organizada para construir de una vez por todas, una ciudad más participativa y representativa de la sociedad civil.

viernes, 13 de enero de 2012

LA NUEVA CENTRO DERECHA




Poco a poco las contradicciones dentro de la Alianza por Chile se profundizan, hay diferencias irreconciliables entre la UDI y RN en ámbitos morales y políticos que tienen al presidente Piñera en un tira y afloja para evitar quedar sin respaldo en su impopular gobierno. Muchos tenemos la sensación que la UDI conservadora es la que manda, puesto que no permite que se lleven a cabo las grandes reformas políticas que el presidente desea levantar junto con un transversal apoyo en el parlamento, un ejemplo de esto es el enlodado intento de transformación del sistema binominal. Senadores como Ricardo Lagos Weber (PPD) han levantado declaraciones como “al presidente no lo vamos a dejar solo” lo que evidencia que las palabras tipo amenaza de Jovino Novoa (UDI) comienzan a tomar sentido para muchos, “o el presidente gobierna con la Alianza o gobierna con la Concertación”. Esta encrucijada es una verdadera cuña separatista para los que se sienten apretados dentro de las lógicas conservadoras de su coalición o incluso dentro de sus propios partidos. Al interior del partido del presidente un grupo de pipiolos comandados por la diputada Karla Rubilar y la Senadora Lily Perez, promueven ideas más liberales las cuales hacen mejor sinapsis con parlamentarios del bloque opositor que con los simpatizantes de su propio y anacrónico presidente de partido Carlos Larraín. En la DC por su parte tenemos muestras imperecederas de lineamientos conservadores tanto en lo moral como en lo económico, que hacen más sintonía con la centro derecha liberal de la Alianza que con la izquierda al interior de la (ex)Concertación ¿Qué posible escenario nos deja todo esto? No es de extrañar que en un tiempo más estos guiños y gustosos roces entre liberales de derecha y centro derechistas de oposición comiencen a aglutinar una nueva fuerza política que tendrá que luchar por el poder contra la otra nueva fuerza que se levanta desde la ciudadanía y el estudiantado, que es más radical y desconfiada. Quizás esta evolución política es una buena señal dado que si mantenemos a los ultra conservadores en el poder, se aumentará la fricción entre la clase política y la ciudadanía movilizada lo que provocará una cuestión social 2.0, con todo lo que ello implica.