lunes, 17 de agosto de 2009

Pancho... -ni ahí inscribirme pa´ votar-, no me interesa la política

Share/Save/Bookmark
Estimados amigas y amigos, muchas veces escucho las quejas de ustedes y conocidos varios, por la inutilidad de inscribirse en los registros electorales y creo, lamentablemente, que tienen en parte mucha razón.

Hace 20 años que la asociación de partidos opositores al "gobierno militar" - La Concertación - está a la cabeza del poder Ejecutivo del Estado y parece que no avanzamos nada, o en nada sustancioso que nos diga ¡Wow!. Esto tiene varias causas mis queridos compatriotas, y si me dan unos minutos quedarán en conocimiento de algunos antecedentes que respaldan mis sentimientos y razonamientos sobre la apatía endémica de nuestra población sobre la actividad que rige nuestra vida, la vilipendiada Política.

Lo primero que les quiero decir, es que la política no es el lado oscuro de la vida humana, ni -siempre- una herramienta para el abuso y la impunidad, como lo ha sido la mayoría de las veces la historia de nuestra joven República. Cuando hablas sobre lo aburrido que te tiene la delincuencia, cuando con tu grupo de amigos y familiares analiza la cesantía, los -jóvenes de hoy- y demases críticas y soluciones es hablar de la tan miserable Política.

La política se inicia en el mundo helénico, en la antigua Grecia, y es muy similar a nuestros días. Si leemos a los grandes filósofos de aquellas tierras mediterráneas de hace 2500 años hacia atrás, veremos que la ambición, los egos y el hambre de poder es un cáncer que carcome a nuesta sociedad y -clase política- desde los inicios de la misma.

"- Nuestra nación no perecerá por sí sola, ni por obra de los dioses, si por culpa de nuestros políticos corrompidos por prebendas y coimas. Es la deshonestidad y la arrogancia de nuestros líderes, es nuestro desprecio a la justicia, lo que engendra la guerra civil y toda su ruina y destrucción-"
Solón, arconte de Atenas (siglo VI a.C)

La falta de cuerpos y mentes jóvenes, no así de algunos espíritus, en la casta política de nuestra faja de tierra, los pobres avances en materia de derechos ciudadanos, la venta al por mayor y en ofertones, de las riquezas de nuestra tierra y mares, el conservadurismo religioso, el libertinaje del mercado, las desigualdades sociales y educaciones... no son casualidades, no son "sin querer quierendo" como diría el Chavo, no son efectos naturales de la política. Todo lo contrario, son artificios de modelos de sociedad, de ideologías económicas y filosóficas que son conocidas por los que vamos más allá de la política de la ignorancia cívica social, que es cuna de la formación nacional.

Todas esas cicatrices abiertas, tienen una sola arma que sigue penetrando en la piel y perforándonos los órganos del Estado y desangrando la democracia de cada uno de ustedes, La Constitución de 1980.

"-...nunca se ha desarrollado en Chile un proceso constituyente democrático. Todos los textos constitucionales han sido elaborados y aprobados por pequeñas minorías, en contextos de ciudadanía restringida (como ocurrió con algunas variantes en el siglo XIX) o como resultado de imposiciones de la fuerza armada (como sucedió durante ese mismo siglo e invariablemente en el siglo XX). Las tres cartas principales (1833, 1925 y 1980) tuvieron como parteras a las Fuerzas Armadas que, actuando como “garantes” del Estado y del orden social, pusieron sus fusiles y cañones para inclinar la balanza a favor de determinadas soluciones constitucionales propiciadas por facciones social y políticamente minoritarias.
... Las evidencias históricas demuestran que las Constituciones chilenas han surgido de la imposición militar y de maniobras, generalmente combinadas con el uso de la fuerza armada, de los grupos hegemónicos de las clases dominantes y de la clase política (civil y militar). Exceptuando algunas tentativas abortadas, como la “Constituyente chica” de 1925, la ciudadanía ha sido casi siempre un espectador o un actor secundario que, a lo sumo, ha sido convocado a última hora por los grupos en el poder para respaldar o plebiscitar proyectos constitucionales preparados sigilosamente, pero nunca para participar activamente en su generación."


LA AUSENCIA DE UN PODER CONSTITUYENTE DEMOCRÁTICO EN LA HISTORIA DE CHILE*
Sergio Grez Toso, Doctor en Historia, profesor del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Chile.


Y esto no es todo, el origen de la constitución del 80 tenía un fondo muy claro, que lo manifiesta elocuentemente Armando de Ramón en su libro de "Historia de Chile, Desde la invación incaica hasta nuestros días":

"[...] La Junta Militar, como en todos los campos en que operó, tuvo el discutible privilegio de modificar de raíz toda esta tradición dicatndo una Carta constitucional que rompía la costumbre jurídica, incorporando en su texto una serie de disposiciones que, como veremos, no tenía otro objeto que perpetuar el régimen político al estilo del general Pinochet y de una parte de la derecha. Es decir, que, a diferencia de la sana doctrina constitucional que ordena y dispone para todos, se impuso al país un texto constitucional que estaba hecho para favorecer a uns parte de la población, dejando a la otra huérfana de apoyo. Esto era posible imponiendo en ella la presencia kmilitar permanenete y poniendo toda clase de vallas para que la izquierda quedase a perpetuidad alejada de toda posibilidad de acceder al poder... Esta modestia y la dificultad de realizar nuevas reformas es lo que ha permitido que a la democracia surgida de 1990 se la haya llamado "protegida" o "tutelada", puesto que los fuertes "amarres" no permitieron a los gobernantes y autoridades hacer otra cosa. Así pasó la primera década de gobiernos democráticos y se mantiene la ilusión de volver a una democracia la habilidad de los políticos logre desatar el nudo gordiano que aún sujeta el progreso institucional de Chile [...]"

Como verás, el cargarle todo el -muerto- a los gobiernos concertacionistas es una postura equivocada en cierto punto, ya que debes considerar que las leyes se modifican en otro poder del Estado, el Legislativo. No es el Gobierno quien dispone de qué ley se aprueba y cuál se rechaza, mas debo decir que dentro de la misma coalición de gobierno hay muchos líderes políticos que se encuentran muy cómodos con los privilegios que les asegura ésta constitución conservadora y elitista.

Para poder modificar la constitución, debemos obtener 3/5 en la Cámara Baja (Diputados) y en el Senado (Cámara Alta) 2/3, sistema único en el mundo, los que le da un poder de veto a los minorías conservadoras parlamentarias (UDI y algunos DC) vetar cualquier modificación progresista, como por ejemplo el rechazo del proyecto que limitaba la cantidad de veces que se podían repostular a los sillones parlamentarios, en dónde sólo faltaron 2 votos para los 72 necesarios para su aprovación.

Preocuparse de los temas de la contingencia nacional, sufragar, y participar de los pocos espacios disponibles, es un deber de quien asume la ambición de pedir un Chile mejor para las generaciones futuras.

Un abrazo a todos... seguiremos en contacto.

Un momento de èxtasis.

Estoy muy contento, alegre, animado y dispuesto a vivir con devoción la vida misma en este mismo momento. Te preguntarás qué pasó, de dónde tanto -color-, tanta algarabía, pues bien, -vengo de hacer clases-. Sí, así de simple y "fome" es mi secreto. Pero hoy no fue una clase cualquiera, a pesar de ser los mismos estudiantes de siempre y yo el mismo docente. Hoy enseñé con ánimo, más que otras veces, y debe ser porque ando en uno de esos días que el agua de la ducha tiene la temperatura ideal, donde no has sentido frío ni hambre, donde la ropa está cómodo y las cosas marchan con una sincronía mística y agradable. Y eso se reflejó en la clase, mis alumnos estaban alegres, nos reímos mucho, preguntaron, estuvieron atentos a cada detalle, y eso me hacía esforzarme más y más por querer que entendieran el diseño de Bohr y su átomo planetario, los enlaces covalentes y sus promiscuas asociaciones moleculares. Me sentía como arriba de un escenario, y mis niños eran un público que no se perdían escena ni trama del drama de la energía electromagnética y las mutaciones cromosómicas. Es más, algunos creo que tomarán menos sol este verano.
Me di cuenta, que una buena clase no depende de los alumnos, no depende de los contenidos, no depende de la sala, no depende de los recursos... depende de mí, de mis expectativas, de mi amor por el enseñar, por el egoísmo de querer sentirme grato y satisfecho, de mi paciencia y disposición con los jóvenes, a tolerar las diferencias de ritmo cognitivos, a generar lazos de confianza, a crean una cultura en la sala, a saber escuchar y a aprender a respetar la disciplina tanto para mí, como para los otros.

Hoy me siento bien, por dejarme poseer en un momento por un verdadero y dedicado profesor.

viernes, 14 de agosto de 2009

Los cambios no son espontáneos, debemos provocarlos.

Ya muchos en estos tiempos de vientos electorales, con aires de demagogia y de clases medíaticas de retórica vacua, andan hablando de lo uno y de lo otro, sin saber las bases que sustentan tanto lo primero como lo segundo. La ignorancia de la gente no les resta el poder de decir las cosas, ya que debemos, como hombres libres y responsables, respetar la opinión del otro, pero sí, una opinión basada en la creencia, viceral y des-razonada sólo aporta más agua al caldo del debate, licuando la consistencia del tema. Termiando todo en un conjunto de marañas perdidas sin orientación al -tema de fondo-, lo que es tierra fértil para las semillas del abuso por parte de los que poseen el poder de la información, de su conducción y de su ejecución.

Muchos piden cambios, lo gritan a los cielos con ambas manos apuntando en la misma dirección, suplicando por que alguien haga los cambios, que los salven de no saben qué, ya que si les preguntas en profundida sólo llegas con la pala del cuestionamiento, a golpear roca sólida de ignorancia en el fondo de aquellos que claman.

Las conversaciones con la gente de mi ciudad, de mis círculos cercanos, de mis coterráneos y contemporáneos, son complejas, por decir lo menos. Cuesta llegar a conclusiones con personas dogmáticas, bien adiestradas por el sistema que ancla los principios valóricos -revelados- (no razonados) y el consumo como única escala a más altos niveles de humanidad, lo cual me atormenta, me aburre en ocaciones y aísla de la masa mayor de compentencias de rebaño que ha adquirdo en estos 200 años de "república" nuetra bruta sociedad.

Chile es solidario... pero en cientas fechas ¡no abusen!, Chile es inteligente... pero comparado con los tontos, Chile es progresista... mediante uno hacia adelante y dos hacia atrás, Chile es una copia feliz del edén... que se vende muy barato y se explota con facilidad, Chile es democrático... pero con un sistema electoral binominal y con una cosntitución en dictadura. Chile es hermoso... pero verás lo bello de tu país si tienes dinero para pagar el derecho a ver.

Para escribir la historia de nuestro país, no se gasta mucha tinta, un par de lápices -BIC- y estamos. 200 años es nada, es un trozo pequeño de madurez, de autoconocimiento, de desarrollo de indentitas y menos para un posicionamiento global.
Share/Save/Bookmark

viernes, 7 de agosto de 2009

Sólo nada.... (no leer, muy fome, y además no digo nada)


Hace rato que no le daba riendas sueltas a mis dedos para que codifiquen en palabras los pensamientos y emociones que salen de mi pequeño mundo, así que creo que este texto será un poco torpe, ya que se desarrolla tal como el ímpetu de cual perro que es soltado por un rato para que corra por el ante-jardín, así como también con el arrojo irrespetuoso del joven que le dejan tocar parte de la piel de aquella joven, que hace tiempo le estaba prohibida.

Hace un segundo atrás me sobresalté, un susto de aquellos que no sabes el porqué pasó, algo había a mi lado, lo sentí, por algo me asusté o ¿no?. Que extraño es el sentir a alguien o algo a tu lado, ¿sugestión?... sí puede ser, ¿y si no? El ambiente que me rodea es especial, poca luz, suena Charly García en el fondo, la chimenea trata de calentar la casa, solo sin nadie más, tratando de escribir algo cuerdo mientras mi madre me habla por el chat del msn, uf!! no está fácil escribir algo.

Ahora la música cambia a Sade, es una maldad del sistema de elección automático del winamp colocar "the sweettest taboo", ¿qué pretende?, es una música muy erótica, suave, simple. Ajeno a como soy yo, torpe, áspero de palabras y visualmente poco erotizante, claramente. Pero me gusta la canción, así que bien, dejemos que suene.

No paro de girar la cabeza hacia mi izquierda, es tan atractivo el fuego crepitante de la -combustión lenta-, sí, si sé... estoy mintiendo, sé que no escucho para nada el sonido suave e inspirador del fuego arder, Bob Marley suena muy fuerte a mi alrededor; pero claro, sé que hay un sonido, sé que el fuego está comunicando su hacer imperdonable con el cadáver del árbol que arde dentro de la cámara de acero, pues por lo mismo me tomo la libertad de decir que el naranjo me dice con su autoridad de -ser así- que suena como un buen fuego.

Hace un par de días me cambié de casa, salí del egoísmo inconsciente a un abismo de generosidad abrumante. Dicen por ahí, que cuando se cierra una puerta se abre un ventana... si, si sé que es cursi, pero lo veo de esa manera, ante el agobio de ser humillado de manera tan torpe, tan poco elegante, -qué manifestación tan evidente de poca empatía- en fin, acá estoy, en la casa de un amigo, amo y señor de esta noche temprana, sentado frente a mi computador, tecleando lo que se me viene a la mente, me leo, me leo y me leo; que simpático es leer lo que uno pienza de manera espontánea, es mi propio -reality show-, no hay cámaras ni baños sensuales, sólo palabras que leo y que de seguro estás leyendo si ya no te has aburrido de disfrutar el morbo de estar en los pensamientos espontáneos de otra persona.

Me pica el cuello, en la parte derecha de mi nuca, parece que algo se alimentó de mi... ¿zancudos? no creo, debe ser una de esas comezones auto-sugestionada, de aquellas que te da quién sabe dónde y porqué, pero se desparrama las ganas de rascarte por todo el resto del cuerpo, como una pulga masiva, una escalofrío, una rascada brutal y poco elgante y se pasa... no era nada, sólo yo y mis ganas de rascarme.

Bueno.... dejaré hasta acá este texto de intimidad, y trataré de urgar en mi fase dispersa, algún tema que sea agradable de desarrollar.