martes, 29 de septiembre de 2009

Un futuro para nuestros hijos e hijas, y para el entorno comunitario.



Un futuro para nuestros hijos e hijas, y para el entorno comunitario., de Francisco Javier Córdova Echeverría




Estimadas amigas y amigos, escribo esta pequeña nota para que reflexionemos un poco y debatamos sobre un aspecto que quiero compartir con ustedes, sobre el bienestar futuro de vuestr@s hijos/hijas.

Mucho de ustedes ya son madres y padres, algunos hace ya unos años y otros hace muy poco, y apuesto que darán todo lo mejor dentro de su alcance para que esa criatura acceda a mejores oportunidades que ustedes tuvieron. Hablo de una buena salud, una buena casa, una buena educación y principios y valores que los guíen por un camino que los enaltezca como personas.
Pero, ¿Basta con asegurarles las herramientas personales para que puedan batirse en la sociedad?, yo creo que no.

Primero, tener una buena casa en un buen barrio no asegura que tenga un buen hogar. Muchos de ustedes para responder a las expectativas sociales del entorno inmediato o al que aspiran, trabajarán más de lo que trabajaron sus padres, tendrán poco tiempo para hacer las tareas, para almorzar juntos y para ver a tus hijos crecer. Muchos darán el primer paso con la nana o con la abuela. La vida está complicada y debemos responder ante ella, ¿Te gusta eso?

Luego de darle una buena educación, y sacrificar muchos sueños personales, deberás cruzar los dedos, para que no le roben, que no le saquen las cresta en una fiesta, o que no lo cague física o sicológicamente un compañero de colegio, o que no le asalten. Ya los niños no pueden jugar hasta tarde, y ya no se pueden ocupar los espacios de todos, la inseguridad es cada vez mayor... ¿será culpa del Gobierno de turno?. ¿Será culpa exclusiva de la gente que no quiere ser mejor?, ¿Será culpa de un modelo que obliga a perpetuar clases sociales?.

¿En el trabajo se relacionará con compañeros competentes y empleados competentes?, ¿Podrá emprender un negocio con seguridad sin temer morir en el intento con las deudas?, ¿Podrá disfrutar de las bellezas naturales que haz visto tú?, ¿Tendrá tiempo de amar?.

Mírate, ahora que eres una mujer y/o un hombre "grande":

¿Tienes el mismo tiempo para ver a tus amigos?,
¿Disfrutas de las cosas simples de la vida, o ahora es más caro pasar un buen rato?,
¿Sales a caminar y a conversar con tus amigas y amigos?,
¿Hay tiempo para atender a nuestras parejas como corresponde?,
¿Tenemos tiempo para ver a nuestros hijos crecer y notar sus problemas cuando nos necesitan?, ¿Disfrutas realmente lo que tienes?,
¿Basas tus alegrías en lo que acabas de comprar?
¿Haz podido hacer nuevos amigos?
¿La soledad crece?
¿Cada día más te desilusiona más las personas que te rodean?

Chile cada día tiene más adictos a las pastillas para dormir, y los psicólogos y siquiatras cada vez tienen más pega... Chile es un país con una alta taza de depresión que crece y crece sin parar, la gente cada vez es más violenta, individualista y triste. ¿O ves un Chile diferente?

No sacamos nada con preparar a nuestros hijos de manera individual, si no nos preocupamos al mismo tiempo del su entorno, de los demás individuos con los que se relacionará, con su ambiente natural y con las leyes que lo ordenarán.

No basta con formar buenas personas, si no aseguramos y luchamos por entregarle también un ambiente social y ecológico que sea digno de un país libre y solidario.
Sólos, no somos felices, y que gane 1.000.000 o 2.000.000 no lo hará disfrutar más o menos de la vida.

¿Qué hacemos entonces?, ¿Tenemos algo en nuestras manos que podamos usar para asegurar una sociedad que permita a mis hijos vivir feliz y tranquilo?

Creo que sí, y lo primero que tenemos que hacer es cambiar nosotros.... te invito a que te sumes a todos los que vemos la vida más allá que nuestro propio ombligo, basta de quejas... es hora de la acción.

http://www.ciudadanosindependientesdemocraticos.blogspot.com/

martes, 22 de septiembre de 2009

Mis preguntas de hoy....


  • Hay millones de personas en el mundo que mueren de hambre, millones que mueren de sed... ¿acaso no alcanza la comida y el agua para todos?
  • Hay millones que pasan frío... ¿acaso no hay frazadas suficientes para todos?
  • Hay millones que sufren y mueren por enfermedades curables... ¿acaso no hay medicina para ellos?
  • ¿Qué hace una persona con u$1000.000.000?... para qué necesitan esa cantidad de dinero?
  • ¿Qué hace que esas personas multimillonarias quieran más dinero aún?
  • ¿Porqué la avaricia de pocos cuesta la vida de muchos?
  • ¿Porqué tenemos que comprar cosas para admirarlas si las flores, las puestas de sol, el mar, los insectos, los ríos, los lagos y lagunas, la cordillera y toda la naturaleza está ahí de manera gratuita?
  • ¿Porqué nos dejamos vencer por la avaricia y el egoísmo?
  • ¿Dónde quedaron los sueños de antaño?
  • ¿Porqué necesitas de cosas materiales para ser feliz, si tienes personas a tu lado que te quieren, te cuidan y te admiran por ser lo que eres?
  • ¿Qué nos está pasando?
  • ¿Porqué hago estas preguntas?
  • ¿Quiero realmente encontrar las respuestas?
No quiero hacer más preguntas.... son muchas, no terminaré nunca.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Chile, un contenedor de mierda.


(Esto lo escribo para que cuando sea candidato a la presidencia de mi país de mierda, un contendor esculpido de la misma bosta, lo publique en el futuro con la intención de ahogarme en mis propias palabras de mierda)


Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que se comportan como la mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que consumen pura mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que sueñan con más mierda de la que tienen.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que desean la mierda de las otras personas.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que imitan costumbres de mierdas extranjeras.

Chile es un país de mierda porque tiene una democracia como la mierda.

Chile es un país de mierda porque es gobernado por políticos de mierda.

Chile es un país de mierda porque la mierda no alcanza para todos.

Chile es un país de mierda porque nuestra historia es de mierda tras mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que hablan pura mierda.

Chile es un país de mierda porque tiene una educación como la mierda, una salud como la mierda, una jubilación como la mierda y una justicia como la mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que gustan de ver mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que quieren ver a las demás personas como la mierda.

Chile es un país de mierda porque sus prioridades son pura mierda.

Chile es un país de mierda porque vendemos nuestras riquezas a precio de mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que siguen morales reveladas como la mierda.

Chile es un país de mierda porque tiene una Constitución como la mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por adultos que crían a sus hijos como la mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que comen pura mierda.

Chile es un país de mierda porque si tiras mierda te manda a la mierda.

Chile es como la mierda porque tenemos una delincuencia como la mierda.

Chile es un país de mierda porque luego de sacarte de consumir mierda, la sociedad te manda a la misma mierda.

Chile es un país de mierda porque trabajamos mucho y producimos poco, es decir, como la mierda.

Chile es un país de mierda porque hablamos como la mierda.

Chile es un país de mierda porque en el deporte ganamos pura mierda, porque nos va como la mierda.

Chile es un país de mierda, porque es habitado por personas que creen cuanta mierda le dicen.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que tratan a la naturaleza como la mierda.

Chile es un país de mierda porque celebramos puras mierdas.

Chile es un país de mierda porque tiene una libertad de prensa como la mierda.

Chile es un país de mierda porque botamos a los ríos, lagos y mar… pura mierda.

Chile es un país de mierda porque obligamos a las personas a ser mierda, si no, los mandamos a la mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que te tratan como la mierda.

Chile es un país de mierda porque está estratificado socialmente como la mierda.

Chile es un país de mierda porque la riqueza se distribuye como la mierda.

Chile es un país de mierda porque los desposeídos de derechos humanos básicos valen mierda.

Chile es un país de mierda porque los pobres son tratados como la mierda.

Chile es un país de mierda porque hace como que no es mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que sólo se preocupan de asegurar su propia mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por personas que mienten más que la mierda.

Chile es un país de mierda porque es habitado por xenófobos y clasistas de mierda.

Me cansé de escribir tanta mierda…. ¡a la mierda!

Chile es un país de mierda porque lo habitan personas que son como la mierda, y les gusta ser mierda ¡POR LA MISMA MIERDA¡

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Reflexiones sobre los dichos de Marco Enrique Ominami, sobre la “fatalidad de ser Chileno”


Imposible recordar la cantidad de veces que en mi vida he dicho. “este país vale callampa” o las veces que muchos de mis amigos y varios conocidos han manifestado públicamente decir “mejor me voy de esta wea de país”. Se me vienen muchas más declaraciones ácidas sobre algunos pareceres en el ámbito patrio, que por economía de tiempo (el suyo) no escribiré, pero usted mismo puede hacer el ejercicio.

Ahora bien como dice el mismo M.E.O en el portal Twitter hoy en la madrugada “Hay quien apoyo a Pin8 y después no, quienes eran de la UC y después del Colo, contra el divorcio y ahora a favor, celebro el cambio de opinión”, muchos de nosotros en algún momento de nuestras vidas, hemos manifestado posturas verbales y actitudinales que nos pueden avergonzar y provocar arrepentimiento en el presente con todo derecho.

Así como dijo el escritor argentino Jorge Luis Borges “Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.” o el político británico Winston Churchill “A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada.”, son muchos los grandes hombres de la historia que han expresado la necesidad de corregirse y de cambiar para mejor, que no encuentran carencia de virtuosidad en quien comprende que las cosas cambian y uno también. Nosotros, los espectadores de los demás, basados en nuestro foro interno, de principios y convicciones, podremos valorizar si los cambios son de franqueza o son utilitaristas.

Reconozco que me causa - ruido interno – las declaraciones de Marco, que nos fáciles de digerir, pero la razón debe dominar nuestro pensar y nuestro hacer, y no la emoción ciega y chovinista o el utilitarismo electoral. Dejemos que la sinceridad del Señor Enrique, expresadas en declaraciones en la prensa y medios nacionales, nos muestre a una persona que ha madurado, que se ha encontrado y que valientemente se ha arrepentido. Esas sí son cualidades que deseo de un líder, no las de esconderse en declaraciones tangenciales sobre vueltas de chaquetas más descaradas y poco virtuosas, que nos visten con pieles a lobos codiciosos.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Reforma de Salud de Obama, una piedra en el zapato para los conservadores.

Share/Save/Bookmark
En los EE.UU si no tienes seguro de salud, en buen chileno, coperaste. El costo de los tratamiento son impagables y el dolor social de los más de 45.000.000 de norteamericanos que no cuentan son seguro de salud (muchos de ellos compatriotas nuestros) es inimaginable.
Ahora bien, Barack Obama, respondiendo ante esta realidad, a propuesto un seguro de salud estatal que se haga cargo de los millones de niños, mujeres, ancianos y hombres que están desprotegidos ante alguna enfermedad.

Esto es una verdadera piedra en el zapato a los republicanos conservadores, que cuando escuchan que el Estado tomará parte de la previsión en salud, brincan y chillan como unas niñas histéricas acusando de intervencionismo estatal al tan idolatrado mercado. Por lo mismo, existe una contracampaña de la opsición al gobierno, con marchas y todo de personas que consideran que velar por la salud de estos compatriotas es un -derroche de recursos- y el inicio de la deblacle nacional por este tipo de iniciativas de carácter socialista.

Acá, prima ante los ojos de los neoliberales, el mercado y la rentabilidad financiera por sobre la salud de 45 millones de personas, realidad que no se aleja de lo que ocurre en Chile, a mi pesar.
Estas medidas sociales, de apoyo a los más desvalidos, nacen de un progresista, de la conciencia social de Obama, de asumir que el Estado es el garante de la vida de TODOS los ciudadanos, y no sólo de quienes tienen los recursos y redes sociales para sobrevivir.

Chile tiene elecciones en algunos meses más, y con tu voto decidirás quienes se asemejan más a las políticas sociales reales o por quienes han criticado durante décadas el Estado Benefactor, dejándolo como un retroceso al crecmimiento, y que ahora prometen bonos de 40 mil pesos si salen de presidente. No hay que perder la memoria y debemos mirar con buenos ojos las señales de otros países en donde se fortalece el rol del Estado ante la insensibilidad social del modelo neoliberal que tan individualizada y segregada tiene a nuestra sociedad.

viernes, 11 de septiembre de 2009

10 RAZONES POR LAS QUE NO APOYO A SEBASTÍAN PIÑERA


10 RAZONES POR LAS QUE NO APOYO A SEBASTÍAN PIÑERA

1- Es apoyado por el partido más conservador, religioso y HEREDERO DEL PINOCHETISMO, la UDI. Sus diputados votan en contra de los métodos reproductivos, de la educación sexual en las escuelas, están a favor de matar por matar (pena de muerte), son seguidores del CIVIL MÁS INFLUYENTE DE LA DICTADURA, Jaime Guzmán y profundos defensores de la constitución neoliberal de 1980, escrita en cuatro paredes bajo la tutela de las armas. Esos dirigentes gremialistas serán de seguro, ministros de Estado, velando por el bien moral Opus Dei, de toda la población, independiente, si eres ateo, agnóstico, evangélico, budista o lo que sea. (http://books.google.cl/books?id=M9xowjT-VGMC&pg=PA133&lpg=PA133&dq=guzman+pinochet&source=bl&ots=n1DAhKgqHD&sig=SAbXIJ8kO4n0p3gwrc19DEHJKQw&hl=es&ei=6AGrStPiAtC3tweGx7ysCA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5#v=onepage&q=&f=false)

2- Dice que ha dedicado su vida al servicio público y ha logrado reunir en 25 años una fortuna de u$2.100.000.000, que equivale a $1.260.000.000.000. “Esa pasión por las riquezas no permite ocuparse de otra cosa que del cuidado de reunirlas, de suerte que el alma de cada ciudadano, absorvida en ese objetivo, no puede pensar en ninguna otra cosa que no sea la ganancia del días” (Platón, La república).(http://www.cooperativa.cl/p4_noticias/site/artic/20070309/pags/20070309114923.html)

3- Tiene acciones e intereses en empresas y asociaciones como, AFP, ISAPRES, FARMACIAS, CLUBES DEPORTIVOS por nombrar algunas, lo anterior es un claro conflictos de intereses entre política y negocios. (http://www.cep.cl/Cenda/Cen_Documentos/Cartas_Semanales/2004/03102004.doc)

4- Está de acuerdo, porque así lo hace, por dividir una gran empresa en varias empresas pequeñas (empresas subsidiarias), para evitar asociaciones colectivas, debilitar los sindicatos, es decir buscar la mayor rentabilidad a costa de los beneficios de los trabajadores. Si dudan averigüen cuántos giros tiene la empresa Lan Chile. (http://www.clarinet.cl/index2.php?option=content&do_pdf=1&id=6493)

5- Es predicador de ejemplo vivo, de la ecuación -menos Estado/ más Mercado-, evitando la “intromisión” del organismo en intervenir en las regulaciones del mercado financiero y comercial. Habla de más Estado en el hecho de entregar más bonos, más subvenciones, más pan y circo para el pueblo, no de la capacidad de crear empresas estatales, intervenir en los oligopolios abusivos de nuestra nación, entre otros abusos que ejecuta el mercado contra la población general.

6- Está a favor de las empresas extranjeras que explotan nuestros recursos naturales no renovables y destruyen nuestra bella naturaleza, a cambio de mayor crecimiento económico (para pocos). No se manifiesta en contra de Pascualama, Hidroaysén, por citar algunos ejemplos. (http://www.chilecologico.cl/sebastian-pinera-%E2%80%9Cla-region-debe-recibir-una-compensacion-para-su-desarrollo-si-se-construyen-las-hidroelectricas%E2%80%9D/58)

7- No se pronuncia sobre exigirles impuestos a las empresas mineras transnacionales que explotan el 70% del cobre nacional, dejando migajas de las utilidades reales que obtienen. Chile vive con el 30% que produce CODELCO, que estos últimos años dio un excedente de U$30.000.000.000. Imagina que podríamos hacer con los recursos naturales de TODOS los chilenos que se llevan las empresas extranjeras, cuya rentabilidad el año pasado es calculada en 90.000.000.000 de dólares. (http://diarioelsur.cl/edicion_hoy/secciones/articulo.php?id=38789&dia=1090468800)

8- Porque está de acuerdo a mantener la calidad de la educación que reciben los niños y jóvenes de Chile en manos de las regulaciones del mercado,(lo denomina en su plan de gobierno como un "activo productivo"), siendo éste el modelo más cruel de exclusión social y de inamovilidad social. Ni los Estado Unidos tiene a la educación centrada en la rentabilidad económica, dado que allá el 90% de la educación es Estatal. La educación tiene una rentabilidad social a largo plazo, es un bien estratégico de crecimiento, y no una fuente de riqueza particular.(http://www.emol.com/noticias/documentos/pdfs/programa_pinera.pdf)

9- Porque su historia pública es una maraña de dobleces espantosos, es cosa de citar cuando quiso perjudicar el Evelyn Mattey en una entrevista televisiva, a la “viveza” de hacerse con las tarjetas de crédito, el caso Banco de Talca (si el rio suena...), decir que salvó a colo-colo cuando compró acciones 6 meses después de formada la mesa ejecutiva, por citar las más conocidas. (http://www.youtube.com/watch?v=HaypKR2EJD8&feature=related)

10- Porque un país se maneja como una familia, con amor, pensando en los más débiles, en el bien de cada uno de los integrantes, en el equilibro justo, en la prudencia. No como una empresa, que crece únicamente con la vista puesta en los balances finales, balances positivos gracias a los bajos sueldos, a la alta efectividad que da el retirar beneficios a los empleados, economía que crece gracias al acceso absurdo a crédito por parte de familias de clase media-baja, al apostar al endeudamiento. Un empresario no sabe más que hacer rentable una empresa, y Chile no es una empresa, es una gran familia.


¿Tienes más razones tú?....

Share/Save/Bookmark

jueves, 10 de septiembre de 2009

"Sí, él me ama..."


Tome el papel que quiera, déle- sí para usted-, Oh! gracias señor, Nada que agradecer, es lo menos que puedo hacer por usted.

-Aló-, si, estoy en la tienda, salgo al tiro, si yo también, besos.
(Dónde dejé las llaves del auto…mmmm) – acá están, como si les gustasen esconderse.

(Si me dice que me ama es porque me ama yo creo, si no, no creo que arriesgue su matrimonio y el amor de sus hijas, pobrecito, que lata estar casado con alguien que no amas)…

-Aló- sí, espera que pongo el manos libres, Hola! Pamelita, que rico que me llamas, sí voy a la casa de él, ya no empieces tonta, si no es como tu crees, lo que sucede es que no puede terminar ahora con la bruja de mierda porque ella está con una depresión, pero me dice que en el momento que se arreglen las cosas en la casa y su mujer se estabilice, le va a decir que la deja, que ya no la ama… ¿y las niñas?, nah! eso no hay drama, ya están grandes…… pucha amigui no seas funa, sé que lo he esperado por muchos años, que todos me dicen que pierdo mi vida, mi juventud, pero yo lo amo, y él me ama, sólo necesitamos más tiempo… no, no me siento la otra (la mina envidiosa ésta)… ya mujer, te dejo, voy llegando.

Si?.... ah! hola, hace unos momentos debió haber pasado una camioneta grande verde a unas de las habitaciones, a ver espere – sí, está en la cabaña 4 – gracias… (Uy que rico, me muero de ganas de tenerlo a mi lado, lo amo tanto).

(Si es tan rico), Hola amor mío,….. hay! ya pero espera un poco, déjame ir al baño primero, pon algo de música. ¿Te gusta?, me lo acabo de pasar a comprar para ti, ah! jajaja siempre me dices lo mismo, que estoy más rica que nunca, - que eres lindo – Hay!! jajaja, tranquilo, tan caliente que sea mi amor, a veces pienso que me tienes sólo para el sexo, ya! ya! disculpa, no lo digo más, si es en broma… hay que rico, quiero que me lo hagas fuerte, haaaa…. (que cosa más rica)… hay! sí, te amo…. ahí, ahí… ¿te gustas?... ¿quieres más? .

Un cigarro, a verdad que dejaste de fumar… oye y ¿cómo va lo de tu señora?... pero si no es de latera, es que quiero saber po`, si ya sé que me dijiste, pero pucha, que se mejore luego la weona, llevo cuatro años de amante, y quiero una familia, estar contigo toda la vida, te amo amor.

¡Qué! ya te vas… pero amor, si no han pasado más de 1 hora, una urgencia, claro, como siempre… pero no te enojes… pucha amor disculpa, es que a veces me pongo, no se, ya ok, dúchate primero, yo me voy a quedar un rato más… nos vemos mañana, ¿no?, ah! y cuando… ¡la otra semana!, ha ok, con tus niñas de vacaciones… bueno.

¡Chao te amo!... (pobrecito, tan buen padre, tan buen amante… y casado con una mujer que él no quiere)…

Share/Save/Bookmark

domingo, 6 de septiembre de 2009

Indiferencia.


Indiferencia.

Domingo 10 am, alguien toca el timbre, abro con sueño y veo a un señor pidiendo algo para comer, -no tengo nada- y cierro la puerta. Desayuno y salgo a comprar cosas para el almuerzo, desde el vidrio del auto una señora con artos perros y un mocoso de unos 8 años están trajinando un basurero, - que asco- imagino que buscarán algo para comer, (esa señora debería trabajar, pienso), y me paralizo un segundo me está mirando una criatura de unos 4 años, con la cara sucia, sus cabellos enmarañados y mal sujetos por un par de coles anudados, apoya sus manitas sobre un triciclo lleno de cartones y bolsas colgando a los costados, que suerte, me dio verde, sigo. Entro al súper, compro pan, queso, jamón, carne y otras tonteras más, hago cola, me aburro, quiero ir a casa, acostarme de nuevo, hace frío. Pago, dono el peso a no que cosa, le doy $100 a la niña que me coloca en las bolsas mis cosas, me doy vuelta y me dice – que tenga buen día- pero yo ya estaba de espaldas, con el mejor de mis tonos mientras avanzo alejándome de los demás. El tipo del estacionamiento agita el pañuelo con afán, ayudándome, según él, a salir del estacionamiento creyendo que si no, no saldré con vida de maniobra tan compleja, -fácil ganarse la vida así- saco cuentas unas 50 monedas al día son $5.000 diarios, son $35.000 semanales, y $140.000 mensual, . Miro para otro lado, no hago contacto visual, acelero, pongo la radio, ¡chuta! el diario, paso al siguiente quiosco, - me da el sur por favor - ¿cuánto es?- ok gracias- “Tío me da una moneda”… no! por dios que molestan estos pelusas, odio los flaites, los pungas, los longi, los roteques, en cualquier momento te cogotean, te rayan el auto, te entran a robar… ¿dinero para que?, para la pasta, para cigarros, pendejos viciosos, me irrito, viciosos de mierda, flojos, lacra, proyectos de reos, ignorantes, sucios, uff! el gusto de ser pobre.
Abrocho el cinturón, leo titulares, “otro bono”, que fácil es vivir del Estado, es tan cómodo ser pobre, salud gratis, educación gratis, casas prácticamente regaladas, bonos por todo, asignaciones familiares – sus protestas y listo- un regalo, , eso es lo que detiene a mi país, los flojos, los pendejos de mierda que no estudian - a mi viejo igual le costó - somos familia de esfuerzo, de clase media, todo lo hemos ganado, nada nos han regalado. Otro titular “Mueren 4 madres en el Hospital de Talca”, cada vez está peor la salud, menos mal que me parieron en la Clínica Francesa, -lástima que quebró- ahora será en el Sanatorio Alemán no más, otro “Bajan los resultados de SIMCE y PSU, brecha entre particulares y municipales se incrementa”, cabros flojos, si están en la calle, cogotiando,ganado, perdiendo el tiempo en vez de esforzarse, el mundo está lleno de oportunidades para todos por igual –es cosa de saber aprovecharlas no más-. En vez de estar buscando comida en los basureros, empaquetando comida ajena, pidiendo plata para drogas o sobreviviendo del abandono, deberían estar estudiando en la educación gratuita que le da la sociedad, mal agradecidos. ¡Córrete del medio po`weón!, molestosos niños malabaristas de las calles, -estoy apurado, me dio hambre y me quiero acostar, hace frío-.
Share/Save/Bookmark

viernes, 4 de septiembre de 2009

Araucanía, la tierra que no descanza.

Escucha música Mapuche pinchando acá
Share/Save/Bookmark

Hace tiempo que vengo observando e inmediatamente analizando el llamado "conflicto mapuche". Creo que a pesar que no me pierdo reportaje, entrevista y lectura sobre las diferencias político-sociales entre el declarado pueblo mapuche y el resto de la comunidad nacional, aún no logro desentrañar la madeja de lana tan bien enredada por las malas políticas de conquista por una parte y de -integración- por otras que ya suman 500 años de tropezones, engaños y fundamentalismos patéticos.
Por lo mismo, y mal justificado por lo anterior, daré una opinión desde el vientre mismo de mis pareceres inmaduros sobre el pueblo Mapuche y el pueblo Chileno.
Quiero partir diciendo que el nombre de mi blog está en mapudungún o mazungun (aún no hay acuerdos) y en español, con esto, integro plenamente en mi ser los que considero yo mis orígenes ancestrales, mis genes mezclados son la tierra fértil, de lo que fui, soy y seré y vivo con orgullo el meztizaje.
Ahora bien, la inercia de las sociedades, sus evoluciones y cambios para bien o para mal, cual aluvión de tierra y agua cerro abajo, arrastra muchas veces cuanto haya a su paso cambiando completamente los escenarios previos. Las sociedades y sus cambios, son procesos casi imparables, masas de idiotizados e ilustrados en complicidad bogan por cambios en las formas de vivir, sobrevivir y de relacionarse entre ellos, así ha sido siempre y no sé como irá a ser de otra manera. Ante esta resiganción histórica, no nos queda más que aprender a desarrollar procesos humanistas y valóricos de trasformación prudente y atraumática de nuestras costumbres o de estratégica acomodación, sin modificaciones de los hábitos particulares, ante los nuevos avatares.

La cultura mapuche, es un pueblo construido desde una base hitórico-cultural no occidental y eso es pilar fundamental para acceder a ellos con respeto, entendimiento y paz. Presentan su propia consmovisión de sus orígenes y de su relación con la naturaleza, es una sociedad no monetizada en sus inicios, politeísta, de familia y de belicosidad asumida. Así lo supieron los Incas y los españoles "invasores".

Los procesos históricos, aunque suene idiota decirlo, son irreversibles y prácticamente no remendables en su totalidad. La humanidad ancestro-territorial y occidental es imperfecta en sus orígenes mismos y la reparación de daños ocurridos en los procesos evolutivos de las sociedades en su totalidad es una utopía mayúscula, dado que los intereses de ambos mundos son opuestos o divergentes por decirlo de una menera de menos choque.

El resentimiento que presenta el pueblo mapuche no es gratuito, ni paranoico, si no que es producto de un -hacer todo mal-, con participación de cada uno de los involucrados en los hechos, digo esto no con la finalidad de buscar culpables, si no para que carguemos todos con una parte del muerto. Sólo así, entre culpas mutuas y reconocimientos, se crearán bases de trabajo que sustenten políticas a futuro. ¿Podremos controlar los egos y los orgullos tan poco prácticos?

Creo a pie juntos que se está haciendo todo mal, de parte del Gobierno y de los grupos violentistas mapuches. Acá entramos a chocar con la cabezas duras de ambos bandos. Esa es la primera barrera a vencer. No sacamos nada con hablar si no nos queremos escuchar y menos tener la voluntad de ceder. La política es el arte del entendimiento, que no es otra cosa que saber que se puede y no se puede transar, y acá es donde la razón y la estrategia intelectual es jefe de batalla, y no la violencia represiva o la violencia defensiva.

El camino va por sumar apoyo, informar, explicar y ser paciente. Muchas personas sienten "simpatía" por las demandas mapuches pero reprochan la forma violenta de algunas comunidades, ya sea en defensa o ataque. Acá si, tengo algo muy claro, los medios de prensa son "amiguis" del gobierno, y los millones van y vienen entre ellos, por lo tanto el sesgo comunicacional a nivel masivo es horrorso. ¿Qué podemos hacer al respecto? idear estrategias alternativas que tenga un discurso educativo, empático y emocional mediante las redes virtuales, personas afines a las demandas (como yo) y/o otros medios que siembren cercanía con los habitantes comunes y corrientes y que den una cosecha a futuro de apoyo social. Con presión social se logran cambios profundos y una alianza con los orígenes del poder democrático, el pueblo chileno.

Si siguen quemando casas y camiones sólo le dan material al gobierno para desprestigiar aún más al pueblo mapuche, debemos ser inteligentes y pacientes.

Otro punto a considerar es lo difícil de poder moverse dentro de los canales legales, esta constitución que nos rige, es antidemocrática, consevadora, diseñada para el empate y para la producción de bienes y servicios a destajo. Debemos buscar un camino en paralelo y acá es donde hay que ponerle sesos a la cosa.

Los estudiantes mapuches en las universidades nacionales, son un medio poderoso de futuras generaciones preparadas para enfrentar los desafíos de integración que depara el futuro y que nos ocupa el presente. Eso sí, las comunidades escolares y universitarias no son inteligentemente consideradas por el gobierno y eso es una torpeza gigante. Para duelos legales en cortes internacionales, para comunicar eficientemente a la comunidad por medios alternativos y sumar apoyo social a las demandas, hay que dejar los palos y las molotov de lado y tomar los libros y las emociones colectivas, para llegar a buen puerto.

Las vías tradicionales de protestas en las calles mientras sean pacíficas, creativas y culturales, son armas sociales válidas, potentes y profundas en nuestra historia. Pero gritos o consignas que aluden a muerte, "ni cagando" y otras frases disonantes con lo bello de lo solicitado, hace un desacople entre el que escucha y el que grita.

Para sentir empatía por las demandas del pueblo mapuche, hay que estudiar, y eso no lo hace la población en su conjunto. La maldita caja de la televisión es dios a los ojos del pueblo común, y a ella le creerán más que a un comunero entrevistado por un medio alternativo o por el periodista sensacionalista de canal TVN.

Los caminos van por la prudencia, la paciencia, la perceverancia, la estrategia, la inteligencia, el profesionalismo, la táctica y la empatía que logre el pueblo mapuche con los hermanos mestizos. No de la forma en que los muchachos de la Academia Humanista Cristiana en Santiago atacaron a la PDI. Eso fue un acto criminal, intentar quemar viva a una persona, por más que represente a una institucionalidad repudiable, no puede ser tolerado por quienes amamos la paz y las vías intelectuales de resolución de conflictos. La muerte que haya sufrido injustamente el pueblo mapuche, no da derechos, ni a nadie, de asesinar o intentar hacerlo.

El ataque a la PDI de Santiago, sólo profundiza el conflicto, aleja a la opinión pública y radicaliza los sentimientos de lucha, haciendo más sordos los oídos de los interlocutores.

El Estado por su parte, muestra una subyugación patética a los intereses aconómicos y al conservadurismo facista que alimenta la hoguera de impotencia y resentimiento de una comunidad ancestral que solicita que se le respeten sus tierras ancestrales y sus cosmovisión de la interacción entre el hombre y la naturaleza.

Nuevos liderazgos deberán surgir de ambas partes, con un plan de trabajo en conjunto y sincero, en donde ambas partes denberán entender que la eternalización del conflico es excluyente y doloroso. El pueblo mapuche deberá comprender que los procesos sociales tienen sus costos y que la inercia de tales debe ser contenida y manejada de manera tal que se produzca una simbiosis de ambas fuentes y no un choque de fuerzas. El Estado por su parte, deberá entender que para considerarnos un país unido y desarrollado, el respeto y reconocimiento constitucionales de los pueblos originarios así como también invertir tiempo y recursos en la educación y participación mancomunada del pueblo mapuche es necesario para el nuevo Chile que debemos construir.









La universidad pública, jardín de lentitudes


Pincha el título para leer toda la columna... (Sacado de El Mostrador)

"Estudiar, o mejor dicho aprender, es también tener la oportunidad para protagonizar hazañas. Sin haberlas realizado nadie sale realmente del colegio, nadie se forma integralmente. Los jóvenes que se toman un local, organizan una jornada, lanzan una revista, convocan una asamblea, asisten a un concierto rock o preparan una fiesta nocturna o una película, entran en el mundo heroico de lo que se hace por vez primera, y sienten el calor amable de enfrentarse, aunque sea sin grandes peligros, a esas dos atrocidades de la existencia que son el calendario y el horario."

jueves, 3 de septiembre de 2009

Timocracia, plutocracia, partidocracia y pitutocracia

Por Rafael Luís Gumucio Rivas

"¿Le parece justo que se exija evaluación a los profesores y a otros profesionales, y los parlamentarios, aun cuando sean pésimamente evaluados por la opinión pública, sigan felices en sus cargos y disfrutando de un salario más de diez veces superior al de un profesor? Muchos de ellos han leído apenas “la mecánica popular”, no aportan en la Sala y sí levantan su dedo – algunas veces cuando asisten- siguiendo a su jefe de bancada. Sabía Ud. que, en democracia, todo poder conlleva responsabilidades: en Chile, por ejemplo, el Tribunal Constitucional no responde ante ninguna institución. ¿Sabía Ud. que la única forma de hacer efectiva la responsabilidad política a los funcionarios de confianza del presidente de la república es por medio de la acusación constitucional que, en el caso de una oposición decidida a obstruir, puede terminar por derrumbar todo el sistema político? Esta es la razón por la cual es fundamental reemplazar la monarquía presidencial por un régimen semipresidencial."

VEA EL ARTÍCULO COMPLETO EN http://www.elclarin.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=18172&Itemid=48

Economía Social de Mercado o Neoliberalismo, el motor del crecimiento económico y el crisol de las diferencias sociales.

No creo en el igualitarismo, es decir que los seres humanos, todos, seamos idénticos en habilidades, capacidades e intelecto. Aclaro inmediatamente si, que sí somos iguales o deberíamos serlo ante la justicia (Ley), la salud, la educación, la previsión y los derechos ciudadanos.

Aclarado este punto, usted debería inmediatamente entender que esto no es una reflexión de perfil marxista ni de estos neo-anarcos chilensis, si no que emana de la conciencia civil y mis principios valóricos, por lo mismo deje el sesgo, salga de su trinchera pro-modelo y lea, analice y discútame, en una de esas sacamos algo en limpio.

El paradigma neoliberal es bastante simple de entender, lo que es complejo es ver cómo a tantas personas le convence. Quizás es por lo mismo, su simpleza, su lógica, las oportunidades que brinda, la rapidez con la que genera dinero (para los pocos), entre otras, hace a éste sistema de crecimiento de sociedades como el predominante en el mundo. Ahora que lo medito, creo que también es el más masivo, porque en muchos países se impuso a punta de cañones, fusiles y sangre, un buen motivo creo yo.

La libertad y la empresa privada libre de control estatal son sinónimos en este modelo. Acá las cosas son sencillas, las empresas privadas y los “emprendedores”, agentes que intervienen en la actividad económica, deben tener el mayor espacio legal y con el mínimo control o intervención del Estado para permitir una mayor competitividad en los mercados (personas o empresas que tienen diferentes necesidades que satisfacer). De esta manera, la competencia, base de la estabilidad económica, entre las diferentes industrias (generan productos o servicios para satisfacer las necesidades del mercado) del los mercados, harían que los servicios, productos, eficiencia productiva, costo y desarrollo sean cada vez más óptimos.

Dado este punto, el Estado no debería o no debe tener empresas y menos monopolios industriales, dado que sin competencia no hay paradigma. Por esta razón, es que nuestra constitución del 1980 asegura el emprendimiento individual y aperna el modelo liberal en varios de sus artículos (1), en desde esa época a la fecha se han vendido a privados prácticamente todas la empresas que estaban en manos del Estado, que por derecho eran y debieran ser del pueblo chileno (IANSA, CTC, ENDESA, ESSBIO por dar algunos ejemplos), traspasos que no fueron con la manos muy limpias (2).

De esta manera, el Estado es prácticamente un ente regulador de ciertas políticas económicas mediante algunos organismos creados para lo mismo como el Tribunal de defensa de la libre competencia (www.tdlc.cl) pero, sus atribuciones son más honoríficas que punitivas, dado las bajas y casi nulas sanciones a las empresas que falten al principio básico que sustenta el modelo neoliberal, aunque ahora hay un proyecto de ley que busca penas de cárcel (3) a éste tipo de delito, que es prácticamente un robo a gran escala. Acá se investiga y se evita que las empresas atente contra los principios del neoliberalismo como por ejemplo; que se pongan de acuerdo en los precios de mercado, “la colusión de precios”, como pasó en nuestro país con las tres principales cadenas de farmacias, Salcobrand, Cruz Verde y Farmacias Ahumanda. También evita que existan monopolios industriales, dado que al ser el único competidor en un mercado, el poder que tiene sobre los consumidores atenta contra la libre competencia, acá está el caso de Lan Chile, que mantiene con vida a su “competidora” Sky, lisa y llanamente para evitar ser sancionado por el TDLC.

Desarrollando el tema central de esta reflexión, y como simple conclusión, el modelo neoliberal estimula la competencia entre las personas, incentiva el emprendimiento (si quieres algo, deberás ganártelo), fomenta el mundo financiera y reduce al Estado a un organismo administrativo y regulador de políticas económicas, sin mucho poder de intervención. Cabe destacar que el modelo asume que el Estado debe SUBSIDIAR la empresa privada, para estimular su desarrollo y ASISTIR a las clases más desposeídas, otorgándoles ciertas herramientas para su desarrollo y sustentabilidad.

Hasta ahora, no suena tan mal la cosa, y su lógica es simple, entendible e incluso razonable, pero hay un profundo y gran problema, que no pasa por la igualdad de competencias personales en el mundo del emprendimiento, si no que pasa y se radica en las profundas diferencias sociales, educativas, de apoyo y ambientales que existen en países subdesarrollados como el nuestro.

Nuestro país, no entrega las mismas habilidades ni condiciones para que cada uno de nosotros tenga las herramientas y habilidades mínimas para movernos dentro de un sistema que se basa en la competencia libre y desenfrenada entre las personas. Esto conlleva a que millones de personas nunca puedan aprovechar las virtudes y oportunidades de crecimiento y desarrollo que predica el modelo neoliberal, excluyéndolos del desarrollo y condenándolos generacionalmente a mantenerse en una clase social, como lo ha sido por los 200 años que tiene nuestra república.

El principal agente de diferenciación de clases sociales en nuestro país, paradojalmente es el que debería ser el principal agente de movilidad social y herramienta de desarrollo equitativo en cualquier país del mundo, hablo de la Educación.

La educación y su calidad en nuestro país está estratificada con los mismos parámetros que la jerarquización económica, A, B, C, C1, C2, C3… en dónde la cantidad de dinero que tenga una persona para estudiar es directamente proporcional a las calidad de educación que recibe y a las redes de apoyo con las que cuenta. Lo que clava a cada ciudadano a mantenerse prácticamente inamovible en el lugar “que le corresponde”. Existen, y bien que lo hagan, excepciones a esta realidad, pero son eso, excepciones y debemos seguir avanzando para replicar los casos de movilidad social que ocurren.

Ahora bien, acá ya tenemos un problemón (4), dado que el Estado NO PUEDE garantizar una calidad de educación equitativa para todos los niños, dado que el mejoramiento de la misma no es monopolio del Estado (como lo es prácticamente en todos los países desarrollados del mundo), si no que es regulado por el papá mercado. De ahí que cada año, miles de miles de niños se cambien de la educación municipal a la particular subvencionada (5), pero existen millones de niños que no tienen para pagar la diferencia y se deben conformar con los $36.000 que aporta el Estado mensualmente para que ese niño se eduque y para que compita en “igualdad de oportunidades” con niños que reciben una educación de $60.000, $100.000, $ 150.000, $200.000, $300.000 y suma y sigue… ¿Podemos superar las inequidades sociales mediante un sistema clasista de educación?.

Mi respuesta es no, y así lo entiende el padre del modelo neoliberal, los Estados Unidos de América que tiene un 90% de educación Estatal, y Finlandia, Japón, Singapur y muchos más que nos dan lecciones de movilidad social.

Esto es lo perverso del modelo neoliberal tan profundo en Chile, provoca que se arraigue una pobreza garantizada en el país, que se profundice el asistencialismo del Estado, con bonos y más bonos, regalos varios y otras medidas que solamente mal acostumbran a las clases bajas a conformarse con la subsistencia y a no aspirar al crecimiento sostenido personal, familiar y comunitario.

El modelo de competencia entre los seres humanos tiene una lógica razonable, dado que no somos todos iguales y algunos avanzarán más o otros menos, pero eso no puede ser determinado de antemano por el origen social de la persona, y acá es donde entran a jugar dos participantes, el Estado y la Moral.

La flexibilización de nuestra Constitución debe permitir que entren más caudales a las arcas fiscales, principalmente de los recursos naturales nacionales como el cobre (el 70% del cobre que se extrae de suelo chileno es propiedad de transnacionales que no dejan impuestos), de esta manera y liberando a la educación de las manos del mercado, con un fin estratégico y no ideológico, podremos comenzar a entregar lógica social y consistencia a la existencia del modelo neoliberal.

Mientras nuestros pobres vivan en guetos urbanos, sean excluidos de una educación de calidad garantizada por el estado, mientras se les siga estigmatizando en los medios de prensa, mientras nos preocupemos de construir más cárceles que escuelas y bibliotecas, mientras las drogas sigan dominando el entorno en que viven estos niños, mientras las políticas públicas sean las de regalar y no las de enseñar a trabajar… seguiremos sumidos en el tercer mundo y quejándonos eternamente de que niños de 10 años adictos a cuanta droga existe, entren a nuestras casas y se roben nuestras cosas. Dado que el modelo neoliberal sólo funciona en sociedades equitativas en educación, redes de apoyo y con un Estado sólido, democrático y representativo.



(1) Capítulo III De los derechos y los deberes.
Artículo 11: - La libertad de enseñanza incluye el derecho de abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales.
Artículo 12: - La ley en ningún caso podrá establecer monopolio

estatal sobre los medios de comunicación social.
Artículo 21º.- El derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que la regulen.

El Estado y sus organismos podrán desarrollar actividades empresariales o participar en ellas sólo si una ley de quórum calificado los autoriza.
En tal caso, esas actividades estarán sometidas a la legislación común aplicable a los particulares, sin perjuicio de las excepciones que por

motivos justificados establezca la ley, la que deberá ser, asimismo, de quórum calificado; (ES DECIR, SE NECESITAN LOS VOTOS DE LA OPOSICIÓN, LO QUE ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE DEBIDO A QUE LA DERECHA CHILENA ES FANS DEL MODELO NEOLIBERAL)

Artículo 22º.- La no discriminación arbitraria en el trato que deben dar el Estado y sus organismos en materia económica.
 

(2) www.cep.cl/Cenda/Cen_Documentos/Pub.../Privatizaciones.doc

(3) www.laopinon.cl/admin/render/noticia/20435

(4) www.cep.cl/Cenda/Cen_Documentos/Pub.../Educacion_1.doc

(5) http://www.latercera.com/contenido/894_173621_9.shtml


Share/Save/Bookmark


miércoles, 2 de septiembre de 2009

Política Jurásica v/s Jóvenes Soñadores.



Poco a poco el asunto del envejecimiento del padrón electoral se hace tema cuando las fechas de elecciones se acercan, es decir en un promedio de 2 a 3 veces por década. Fuera de estas fechas es un –problema- que duerme en los laureles del Congreso y la Moneda, hasta el inicio de un nuevo ciclo del trajín político. Pero me pregunto, ¿Realmente les preocupará que los jóvenes no se interesen por la política, que nada concreto hacen para revertir esta situación? A todos los políticos les preocupa el tema de la negación de los jóvenes a ejercer el sufragio, o al menos eso hacen parecer ante los medios de prensa, ponen los ojos en blanco buscando la piedad divina, mientras asumen culpas sin culpa (típico de esta casta), apuntan hacia la vereda del frente, dejando el cadáver de la participación ciudadana donde el vecino.
La política nacional es prácticamente comandada al menos, por un 70% de personas que estaban en la misma situación antes de 1973, que luego de la vuelta de la “democracia”, retoman sus sitiales de privilegios para echar mano al timón de nuestras vidas cívicas, y conducir a Chile hacia el soñado progreso, el de ellos mismos. Desde el último tercio de los años 70´s, no ha sido suficiente (la organización y combatividad de las masas) para neutralizar la ofensiva ideológica y política de la gran burguesía. Ésta ha podido intervenir en un momento en que la conciencia crítica del pueblo respecto al sistema que lo oprime y explota apenas comenzaba a aflorar y sólo en algunos sectores de punta esbozaba una respuesta radical. La burguesía asumió las aspiraciones populares y da ahora su respuesta, que las diluye y deforma, ofreciendo reformas liberales ahí dónde comenzaban a plantearse exigencias de participación, democracia y socialismo.(1)

En Chile en política no avanza nada, o de manera bastante menos progresista de lo que la evolución de las mentes juveniles aspiran. Muchos mocetones anhelan saciar la sed que les provoca las ganas de participar en y por una sociedad más justa, en las decisiones políticas, hacer escuchar su voz, sus ideas, sus sueños y sus propuestas. Mas casi, es imposible hacer que te escuchen por sobre los límites de los contactos directos, la prensa está copada con intereses particulares, corporativos y religiosos. Los medios independientes viven con apnea, con insuficiencia respiratoria, el Gobierno destina prácticamente el 80% de su gasto publicitario a COPESA y al imperio de Agustín Edwards. “Los principales destinatarios de la inversión publicitaria estatal fueron los diarios de la empresa “El Mercurio” (48%) y del Grupo Copesa (29%). Ambos consorcios concentraron el 77%”, de los $1.220.000.000 destinados para tal efecto.(2)

Los esfuerzos de prensa libre son notables y honoríficos en muchos casos y creo que estamos en presencia de un segundo aire, gracias a los medios virtuales que por ahora se escapan de los controles corporativos e intereses mezquinos, valga la redundancia. Los espacios de desarrollo social son de -mano de obra- y simplones, lo que no es malo pues algo es algo, pero las mentes y las concepciones de sociedades mejores son de un carácter más amplio, calador y masivo. El clavo y la pala en los campamentos, el pan y el cafecito en las calles, la ropa usada y el tarro de jurel para los terremotos, le dan pan a quien tiene sed y agua al que muere de hambre, pero estos gestos autocomplacientes de la sociedad de mercado calman la necesidad de solidaridad de los hombres y mujeres que necesitan su cuota de virtud y un pago más para la parcela en el cielo.

La república Chilena va a cumplir 200 años, un bicentenario de montaña rusa política criolla, sube y baja cultural y político que nos recuerdan una y otra vez la inmadurez de nuestra forma de hacer sociedad y del cómo participamos de ella. Tal como lo dicen Armando de Ramón en su libro “La Historia de Chile”, nuestra democracia está regida por una constitución considerada por muchos como espuria que “hace resurgir los viejos usos constitucionales, las virtudes y los vicios que existían desde principios del siglo XIX, todos negándose a desaparecer luego de casi doscientos años de funcionamiento”.(3)

Cuando se habla que los jóvenes no se interesan por la política, creo que se comete un error. Los jóvenes sí se interesan por la política, lo que sucede es que no son atraídos por la forma jurásica de administrar y hacer la política que tienen nuestros imperecederos políticos. Ellos, los jóvenes, hacen política y sociedad a su manera, en los pocos espacios que les da nuestro sistema. Cada vez que se abren oportunidades de solidaridad que requieren cierto grado de compromiso por el bien común, esa actividad se copa, se llena de manos y sueños. Es cosa de ver propuestas alternativas que abarcan un amplio espectro de motivos; religiosos, sociales, ideológicos, valóricos entre otros. Nadie puede decir que los muchachos y muchachas no están en nada. El problema es que no están dónde también los necesitamos, en las urnas. Las ideas nuevas no tienen respaldo cívico, el padrón electoral cada vez es más anciano y por malformación humana más conservador, más moderado y más resignado.
Los jóvenes no se inscriben, porque creen con razón, que sólo son considerados para estas fechas, luego dejan de ser materia prima electoral y pasan a ser los mismos mocosos que no –saben nada de la vida- y que sólo cuando sean “grandes”, verán las cosas como realmente son.

Este desinterés por la participación ciudadana tiene un componente que es esencial a mi punto de vista el más importante factor causal de todo este escenario, la falta de educación cívica en la escuela, que va de la mano con una generación de padres que han sido castrados en su necesidad de alzar las voces. En los programas educacionales de gobierno, no hay espacio para la –formación- de ciudadanos, para las teorías políticas, para entender el modelo de sociedad ni nada de eso. Así los jóvenes salen de sus aulas al mundo con la mente llena de humo y luces de simplicidad absorta en lo que el modelo requiere de ellos. Obediencia al consumo, materialismo puro, pérdida de capacidad de crítica, apatía social, individualismo, exitismo y conformismo pro-asistencialismo. Eso es lo que genera nuestra educación, perpetuidad de estratos sociales, incapacidad de comprender los procesos de la comunidad y de aplicar sus derechos frente al modelo neoliberal.






1 Ruy Mauro Marini. “La Lucha por la democracia”. Pensamiento crítico Latinoamericano. Publicación de Le Monde diplomatique. 2008. Editorial Aún creemos en los sueños.

2 Informe de la comisión especial investigadora sobre avisaje del Estado.
(http://www.camara.cl/pdf.aspx?prmID=59&prmTIPO=INVESTIGAFIN)

3 Armando de Ramón. “Historia de Chile, Desde la invasión incaica hasta nuestros días”. 2006. Editorial Biblos.
Share/Save/Bookmark

El País que yo quiero


El país que yo quiero es solidario, democrático, fraternal y laico

Reconoce a los dueños ancestrales de las tierras y respeta sus cosmovisiones particulares, procurando integrarlos en mutuo convenio y necesidades.

Un país para ellas y ellos, sin diferencias más que las biológicas naturales.

Un país donde la educación primaria y secundaria es gratuita y la educación superior es de carácter solidario o crediticio estatal, de la más alta calidad y equitativa para todos los niños y niñas, jóvenes y adultos del país. Sería una educación de calidad asegurada y garantizada por el Estado.

El país que yo quiero respeta todos los cultos religiosos, a agnósticos y ateos.

El país que yo quiero no le tiene impuestos a los libros, ni a la música, ni al teatro.

El país que yo quiero promueve el librepensamiento, el análisis crítico constructivo, el diálogo y la participación ciudadana.

El país que yo quiero es fraternal y estratégico con los países vecinos, observa un avance en comunidad regional y no de manera aislada.

El país que yo quiero es alegre, con tiempo para el ocio, para la familia, para los amigos y para pensar.

En el país que yo quiero podremos manifestar responsablemente nuestras posturas y pensamiento en los lugares públicos.

El país que yo quiero permite a las mujeres que gobiernen su cuerpo y decidan sobre su sexualidad.

El país que yo quiero tendrá a la familia como eje principal de la sociedad, y procurará generar las herramientas sociales que fortalezcan los vínculos entre los miembros de la misma.

El país que yo quiero comprende y se hace cargo de las diferencias sexuales, otorgando derechos civiles a las uniones de convivencia entre cualquier sexo.

El país que yo quiero no genera pobreza ni exclusiones sociales.

El país que yo quiero se hace cargo de la delincuencia como un problema social y no sólo del gobierno de turno.

En el país que yo quiero los recursos naturales y sus rentas son propiedad del pueblo, y él ejerce soberanía inalienable sobre ellos.

El país que yo quiero permite el desarrollo y progreso individual enmarcado en convicciones de solidaridad con la comunidad y el entorno.

El país que yo quiero permite a las regiones elegir democrática y libremente a sus autoridades.

En el país que yo quiero los recursos e impuestos de las regiones, quedarán para uso y beneficio de los habitantes de la misma y existirá un fondo común solidario para las regiones que demoren más en su crecimiento.

El país que yo quiero no centra única y exclusivamente su progreso en estándares económicos, sino que a la par, medirá el desarrollo cultural, de investigación y desarrollo, tendrá índices de felicidad, de tiempo libre, de crecimiento de áreas verdes, por citar ejemplos.

El país que yo quiero hace un esfuerzo en conjunto y valiente en invertir en Investigación y Desarrollo, para generar rentabilidad nacional no sólo de recursos naturales no renovables, si no en la creación de servicios y productos de alto valor agregado.

Será un país democrático perfectible, sin sistema binominal, ni con quorums calificados para la modificación de leyes constitucionales.

Será un país que se regirá por una constitución emanada de una asamblea constituyente pluralista, de bases, representativa y democrática.

En el país que yo quiero los habitantes de las comunas, provincias y regiones podrán proponer en base a acuerdos en reuniones populares, leyes al parlamento.

En el país que yo quiero los habitantes de los diferentes distritos senatoriales o de diputados, podrán luego de una representativa recolección de firmas y de un referéndum público, pedir la destitución de su representante en el parlamento.

En el país que yo quiero, el uso de los dineros públicos será de conocimiento popular, y estará la información sobre su gasto a la mano de cualquier ciudadano.

El país que yo quiero permite de manera automática a los mayores de 16 años votar en las elecciones y referéndums populares bajo ningún tipo de obligación, más que el deber cívico que le compete a cualquier ciudadano responsable.

El país que yo quiero procura en convicción avanzar en el progreso industrial de la mano con la conservación del ecosistema. Ningún proyecto industrial sería ejecutado si éste causa daños irreversibles en la naturaleza que le heredaremos nuestros hijos.

El país que yo quiero permite una muerte digna y sin sufrimiento a los enfermos terminales de patologías torturantes y limitantes de la condición de ser humano.

El país que yo quiero no castiga con pena de muerte. Sí velará, por el cumplimiento de condenas perpetuas y bajo aislamiento absoluto a quienes cometan delitos horrorosos y de gran impacto social.

El país que yo quiero permite a las personas que violen la ley, ser mano de obra productiva para la nación dentro de su privación de libertad y les entregará un oficio o un perfeccionamiento si ya lo tienen, para reinsertarlos como hombres libres y responsables a la sociedad. Existirá el concepto de Cárceles Productivas y auto sustentables.

El país que yo quiero le otorgará derechos a los animales domésticos, y deberes a quiénes los posean.

En el país que yo quiero no se usarán los animales para entretención de las personas y la sociedad en su conjunto velará para que se trate dignamente a cada uno de los seres vivos que comparten el mundo con nosotros.

En el país que yo quiero los consumidores serán protegidos por el Estado.

En el país que yo quiero, los trabajadores y las empresas trabajarán en conjunto para perfeccionar la labor productiva y el Estado otorgará las herramientas legales y de gestión para que ambas partes encuentren el equilibrio en sus aspiraciones.

En el país que yo quiero el Estado podrá crear empresas de bienes y servicios.

El país que yo quiero tendrá atribuciones para corregir y sancionar a las empresas o corporaciones que eludan las reglas que controlan el funcionamiento de la economía.

El país que yo quiero será libre en esencia.

En el país que yo quiero el pueblo es el soberano.

En el país que yo quiero, ante la ley, la educación, la salud y los accesos previcionales, no hay clases sociales.

Quiero en mi país que haya educación cívica desde las más diversas fuentes sociales, la escuela, la familia y en el entorno, con el fin de formar mujeres y hombres preparados y dispuestos a la vida solidaria de la democracia.

El país que quiero se enorgullece y se avergüenza de su pasado. Se alegra de sus aciertos y aprende de sus errores.

Un país que considera a las profesoras y profesores como herramientas fundamentales para el desarrollo, y velará para que los que ingresen y salgan de la formación Profesional Docente tengan una calidad de vida acorde con las responsabilidades sociales que descansan sobre ellos.

Mi país, el que sueño, será un país activo, deportista y recreacional.

El país que yo quiero libera de impuestos a las frutas, verduras y cereales, con el fin de promover su industria y consumo.

El país que yo quiero es un país de soñadores.

Quiero que mi país se llame Chile.

Share/Save/Bookmark