domingo, 11 de diciembre de 2011

INVITAMOS A LOS JÓVENES ¿A QUÉ?


Decepcionados de la política nacional hay por millones, y no es una percepción subjetiva personal, cerros de papeles con datos y encuestas exponen la realidad,  la gente no le cree ni se siente representada por los actuales partidos políticos y sus figuras en los puestos de poder. ¿Razones?, habrá tantas como personas, pero hay causas generales como la incoherencia sistemática entre los discursos y la práctica, corrupción, complicidad con los poderes económicos en generar inequidad y abusos, desinterés en la profundización de la democracia, nepotismo, y concentración del poder económico y político en castas familiares (etnogamia). Esto es más grave aún en los nacidos dentro de esta neo-democracia chilena a partir de los 90. Ellas y ellos se criaron en una democracia de cartón, protegida constitucionalmente de ideologías contrarias al neoliberalismo impuesto a la fuerza en la dictadura, con padres amputados de esperanzas y endeudados, que le enseñaron a sus retoños que la política es mala, sucia y que nunca va a cambiar, con políticos que dicen no ser políticos, y que acuñan frases como “no politicemos el debate” (que es lo mismo que un abogado diga “no judicialicemos el juicio”). En Chile estamos inscritos sólo 1/3 de los que estamos en condiciones de votar, y de esa fracción sólo el 1% milita en algún partido, en otras palabras el sistema no es representativo. ¿Con qué cara invitamos a los jóvenes a inscribirse si no hay garantías de cambio en su realidad? Urge que los partidos políticos se renueven (pero de verdad) desde sus propias bases, nuestra democracia necesita de mayor validación para evitar la aparición de caudillos con ambiciones personalistas o lo que es peor, que las movilizaciones sociales tengan una escalada de violencia que debilite la coexistencia republicana. Quizás sea necesario que la sociedad civil se organice y haga de sparring a los partidos, levantar referentes que compitan por canalizar y representar las demandas sociales, es decir, ampliar la oferta política para que podamos refrescar participativamente los fondos y las formas de construir una sociedad más fraterna, justa y solidaria.

martes, 6 de diciembre de 2011

Mensaje de Francisco Córdova por lanzamiento de campaña Por una Nueva Co...

Educación y Poder Popular

En este programa de Alerta Educativa se intenta hacer el cruce entre dos conceptos que conllevan a una praxis íntima entre ellos ¿ Qué tiene que ver la educación con la construcción de poder popular? ¿A qué nos referimos cuando hablamos de poder popular?

Alerta Educativa / OPECH #50 | Podcaster

sábado, 3 de diciembre de 2011

Busca

Busca debajo de la piel y encontrarás carne, busca debajo de la carne y la sangre verás correr, busca en el fondo de esa sangre y verás que somos todos iguales.

Acaso


Acaso no somos hermanos del arbusto
del pan y del vino

Acaso no tenemos familia con los perros
ratones, bueyes y conejos.

Acaso no compartimos el mismo aire
y pisamos la misma tierra

Acaso nos creemos mejores
porque podemos acabar con el mundo

Acaso no estamos locos

SEA SOLIDARIO

La imagen sobre lo que debemos ser está lista
Te la dan por pantalla sin mucha palabrita
Harto llanto para que sea humanista
¿No sea poco solidario, acaso usted no deposita?

El dolor ya está cocinado
En el horno de los comerciales lo hemos ahumado
¡Jefe ahora tenemos al niño sin manos!
Que nos hará ganar mucho más el otro año

Llora, llora, llora que la billetera no espera
Saca luego a la Gabriela
Vaya y siéntase buena persona
Consuma lo que dicen y del cielo sea ganadora

No importa si el resto del año no es solidario
Para eso le tenemos un par de show en el calendario
Enséñele a su hijo que donar comprando es voluntario
No vaya ser que ayudar sea un calvario

Mi consuelo es que algunos ya despertaron
Saben que el amor no pasa por el supermercado
Que la solidaridad es más que regalar de lo que te sobra
Es dar de lo que a ti se te hace necesario