domingo, 26 de diciembre de 2010

Disciplina y Libertad

Nadie se puede educar sin disciplina y sin ser libre. No se puede construir un país virtuoso sin un pueblo ilustrado y responsable de sus deberes. Chile ha perdido ambas cosas, si no las recuperamos la ignorancia y la desidia nos a van consumir como pueblo libre, y seremos esclavos da las voluntades ajenas a nuestra tierra.

Reeducación para la ciudadanía - 21/01/08

Soy lo que queda de mí.

Poco queda de lo que era
Restos de inocencia se pliegan en mis nuevas intenciones
pero poco creo de lo que veo y menos de lo que escucho
Así también mis sentimientos ya no son los mismos
antes eran piedra sobre piedra
ahora son ramas secas que crujen ante el viento que empuja
¿Cómo cambiar tanto si uno es el mismo?
La vida quizás tenga la culpa de proceder como si uno fuese juguete,
marioneta de las circusntancias y de la propia ignorancia de juventud
Ahora el miedo va delante de la curiosidad, impide, te arraiga.
Las cosas no son lo esperas
y nunca lo han sido
Mas la resignación ante la lucha propia del estoico
obliga a marchar hacia lo inesperado que te espera.
No me culpen por pretender manejar lo inmanejable
soy un soñador que construye una realidad ficticia
la necesito aunque la verdad marche frente a los ojos
no quiero lo que la vida me obliga a recibir.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Columna "La politiquería interpelada."



Columna NO publicada en el Diario de Concepción (y parece que no van haber más)

El lunes 20 de diciembre, fuimos testigo de unas de las tantas razones del porqué la política en Chile y en especial los partidos, están en el último peldaño de la confianza ciudadana. Sin ser un experto en el tema, es evidente que la "interpelación" como mecanismo de control entre poderes del Estado no puede prestarse para una chacota. Mientras escuchaba las semipreguntas del Diputado Latorre y las semirespuestas de la Ministra Matte, reflexionaba sobre tres cosas; lo primero es sobre  la necesidad de un proyecto país de transversal sobre el tipo de sociedad que deseamos construir, somos un país muy improvisador y reactivo en lo político y programático; lo segundo es la necesidad de modificar el hacer de los partidos, centrar sus discusiones entorno a ideas y propuestas con programas de trabajo enfocado a un desarrollo conceptual del país , hasta ahora se perciben como máquinas que se nutren de encuestas y del pauteo mediático; y tercero, la extrema urgencia del fortalecimiento de la sociedad civil como vía de control de la calidad de la clase política chilena, porque hace unos días quedó en evidencia que la sociedad debe subir un poco en nivel de sus candidatos de cara a las próximas elecciones, para que cuanto existan instancias como una interpelación, el diálogo se centre en  las ideas/proyectos y no en numeritos más numeritos menos que sólo aportan a la politiquería y la sustantiva deterioro de la visión sobre tan necesario ejercicio para la democracia.

martes, 21 de diciembre de 2010

PSU y la cosificación del humano.


Culpar al termómetro por la enfermedad es típico de muchas discusiones políticas seudo academicistas. Que si la PSU es o no es un instrumento adecuado para cualificar y cuantificar los conocimientos es tema obligado para cuando la coyuntura saca al pizarrón nuestro instrumento de selección universitaria. Que se analicen las habilidades, inteligencias y competencias de los y las estudiantes mediante un único instrumento no es azaroso, ello responde a un contexto intencional. El diseño curricular y estructural de nuestro sistema educativo orienta al educando hacia un macabro utilitarismo productivo, y para ello no necesitamos mucho más que el SIMCE durante la escuela y de la PSU para ingresar a la universidad. Como instrumento que mide mecánica se puede superar mediante mecánica repetitiva, así, la industria de la educación se expande y los preuniversitarios entran al mercado, los cuáles juegan un rol fundamental para muchos que tienen los medios para pagarlos. Por otra parte, las notas de enseñanza media también conforman un porcentaje para el ingreso a la educación superior. Las calificaciones son cifras, frías y exactas, pero ¿será lo mismo un promedio 5,5 en condiciones de vulnerabilidad que un 5,5 en condiciones socio-culturales óptimas? En educación, los estímulos sociales y económicos están puestos en los resultados SIMCE y PSU, es más, el gobierno profundiza esa lógica mediante "semáforos SIMCE". Todo marcha en esa dirección y lo que deben aprender los niños también. Mejorar esos resultados es imperioso para la subsistencia de escuelas, colegios y liceos, los contenidos se cosifican y se instrumentalizan ¿Acaso la eliminación de las horas de consejo de curso y de historia no responden a esto? Si queremos más humanismo en la escuela, no debemos preocuparnos del termómetro sino de la etiología de la enfermedad que tiene moribunda a nuestra educación pública.

viernes, 17 de diciembre de 2010

La Edad Media en las políticas del siglo XXI.



Para muchos, las declaraciones públicas de tenor religioso que exponen las nuevas autoridades de gobierno son asuntos que no gravitan mayor importancia en la polis. Para otros, pueden sonar  hasta cómicas las frases construidas en base a términos políticamente anacrónicos como "blasfemia" o "tentación diabólica". Pero el fenómeno no debe tomarse a la ligera, porque no estamos hablando de hechos aislados que se deslizaron con poca fortuna de la boca de algún deslenguado político, estamos frente a una constante que no encuentra eco opositor en la clase política, lo que  nos deja desprotegidos frente a un lenguaje medieval de cara a una sociedad adormecida sobre la importancia de la lucha laica en Chile.

En las últimas décadas el concepto "laico" se ha desvirtuado, y su uso abanica desde el concepto de "cura sin sotana" hasta el anticlericalismo. Así, ante esta realidad ontológica, los laicos nos referimos en la actualidad al "Laicismo" como una filosofía de convivencia social que garantiza la libertad de conciencia y de culto individual dentro de un orden colectivo de respeto a la diversidad. El Laicismo asimila a cada humano y humana, como un ser biológico y espiritual único, libre de conciencia e irrepetible, que gracias a; elevados principios humanistas, logra convivir en armonía con el resto de las individualidades que conformar en tejido social.
Estos valores libertarios sólo pueden anidar en una mente sea capaz de dudar, en libertad de conciencia, sobre las verdades que se imponen, con o sin doble intención, desde el entorno social. De esa forma todo individuo en base a su contexto personal construye su propia verdad y su camino espiritual si le es necesario.
Para el mundo laicista, el Estado no debe ser instrumentalizado para la conformación de una espiritualidad particular en la sociedad. Si el aparato del Estado llegase a ser utilizado para favorecer a una sola concepción religiosa, estamos frente a un atentando contra derechos fundamentales del individuo.

Grandes laicos (laicistas), forjadores de la historia de Chile y defendiendo los mismos principios que les he nombrado, lograron vencer al fundamentalismo religioso de la iglesia Católica obteniendo garantías de libertad de culto y pensamiento para toda la sociedad. De esa manera aparecieron en nuestro país los cementerios para disidentes (no católicos), la educación laica, pública y gratuita y la separación (tímida) de la Iglesia y el Estado, marco fundamental para garantizar la libertad de culto y de pensamiento en una sociedad moderna, diversa y libre.

Pero con el golpe militar de 1973 la tríada; capital extranjero, armas y fundamentalismo conservador, volvió a dominar la esfera pública y con las atribuciones desenfrenadas que permite una dictadura, se reinsertó el brazo político del catolicismo conservador en los poderes del Estado. Ya con la vuelta de la democracia en los 90 los grupos fanáticos católicos (Legionarios de Cristo y Opus Dei) lograron asirse de un sin fin de escaños en el parlamento que mostraron sus visiones conservadores y dominantes sobre el espíritu humano en discusiones socio-políticas como: el divorcio, los derechos sexuales y reproductivos, el aborto y eutanasia, la educación sexual en las escuelas públicas, el derecho a estudiar de las adolescentes embarazadas. Se llegó a censurar el cine y la parrilla programática de la televisión, práctica que sigue hasta nuestros días.

Las sociedades desarrolladas no sólo son calificadas como tales porque alcanzan altos niveles de desarrollo económico, también son sociedades que han aprendido a convivir entre diferentes concepciones de verdad espiritual en un marco político de garantías para que eso ocurra. Independientemente que la mayoría social se considere afín a una religión, el Estado debe permanecer neutro frente a concepciones de carácter religioso como fundamento para la legislación, dejando que cada individuo decida en libertad el cómo desea concebir su espiritualidad y pensamiento.

EL ULTIMATUM EVOLUTIVO

La política de las emociones

domingo, 5 de diciembre de 2010

Citas...

"Tal vez padezco un error; pero el escritor, al tomar la pluma para escribir sobre un tema que ha estudiado largamente, debe pensar que el lector medio, que nunca se ha ocupado del asunto, si le lee, no es con el fin de aprender algo de él, sino al revés, para sentenciar sobre él cuando no coincide con las vulgaridades que este lector tiene en la cabeza" (Ortega y Gasset en "La Rebelión de las Masas")

domingo, 28 de noviembre de 2010

El activismo ciudadano 2.0 no “me gusta”


Nadie puede negar que las redes sociales cambiaron la forma de sociabilizar. Estamos a sólo un “click” de casi cualquier información no importando la distancia, es la era de la información digital, de lo instantáneo y del “tiempo real”. Así pues, el ser humano pos moderno se mueve  en dos mundos, en el mundo de la red informática y en el mundo tradicional. De esta manera podemos coexistir con un alter ego on-line, con una propuesta de nosotros mismos en un medio en donde todo puede ser mentira como verdad. Un ejemplo de aquello son las “causas” y “grupos” en la red Facebook; las cadenas de correos electrónicos y los masivos “retwitt” en Twitter. 
Para cuando una persona lee en su muro, correo o “time line” un llamado políticamente correcto, como: no a la matanza de ballenas, no a las termoeléctricas, no (o sí) al aborto, no a la violencia infantil; puede transformar su yo digital en un activista en pro defensa de los animales, en un moralista o en un ecologista, desde el momento mismo que hace “click” y su opinión es noticia para el colectivo virtual. Esto libera a que el “Yo” de carne y huesos, tenga que moverse de verdad por el tema en cuestión, lo que se acomoda a las necesidades publicitarias de las personas de tener que mostrarse para con los otros, como alguien de principios y rectitud moral frente a algunos temas. Esto es extremadamente peligroso, porque transforma o disfraza una opinión calificativa (como el “me gusta”) en un verbo/acción para resolver un problema que requiere más que una declaración de intenciones; requieren organización y movilización social, diálogo con autoridades y de un activismo en terreno. ¿Qué sacamos en concreto con poner un dibujo animado en nuestra foto de perfil de las redes sociales, para evitar el maltrato infantil? Sistemáticamente y desde hace casi 40 años se ha intentado disgregar a la sociedad, evitar que se junte a pensar como un solo cuerpo, el consumidor no debe reflexionar, debe comprar y dejarse llevar por la moda, solo así la economía crece y nos “desarrollamos”; mayor crecimiento económico para un “mejor calidad de vida”.
Se asesinó la educación pública y se está terminando de envenenar le formación cívica, todo en pos de que usted no sea capaz de moverse de su sillón para defender algún principio, para que diga con un “me gusta” , pero no tiene idea de por qué ese pueblo ha llegado a esas condiciones; para que usted se sume a la campaña contra la violencia infantil pero sin haber leído ni medio informe de la UNICEF sobre el tema. La opinión desinformada es necesaria para controlar la voluntad de las masas ignorantes y de apáticos con ganas de ser personas de bien.
Con esto no quiero decir que apoyar una causa sea malo, todo lo contrario, pero debemos ser responsables para cuando damos un parecer sobre algún tema, porque la opinión desinformada no puede transformarse en la norma social y menos si es sólo de discurso y no de hechos. Me asusta pensar en una sociedad aún más apática con el trabajo de bases que necesitamos construir, porque, con este activismo virtual seremos aún más indiferentes en el mundo real sobre temas como la educación y la mala distribución de la riqueza en Chile. 
Si algo nos mueve por dentro, también nos debe mover por fuera, sólo así, con activismo urbano real e informado podremos defender la naturaleza, los animales, los niños y todas las causas que usted estime digna para un “me gusta”.

jueves, 25 de noviembre de 2010

¿Revolución educacional?

Columna (completa) publicada el 25 de Noviembre de 2010 en El Diario de Concepción.

Cuando se escucha sobre revolucionar un sistema, debemos inferir que la raíz misma de lo que sustenta al diseño será modificado. Si no es así,  toda política que se hace llamar revolucionaria es mero cambio de envoltorio, una nueva imagen de mercado, porque la ideología central sigue estando presente, orientando el sentido mismo de todo lo que de ahí emane. Así, cuando el Presidente Piñera, hace locución de una “nueva gran reforma y una revolución de la educación”, me pregunto, ¿A qué se hace referencia?, ¿Cambiará la regulación mercantil educativa de oferta y demanda?, ¿Dejará el  Estado de financiar, colegios y universidades confesionales, apelando al Estado laico que se supone que somos? ¿Eliminará la competencia depredadora entre el Estado (municipales) y particulares (subvencionados) para erradicar la vergonzosa educación estratificada por nivel socio-económico?. No debemos confundir un paquete de medidas (por muy bien intencionadas que sean) con un cambio de sistema, porque perderíamos el sentido de las cosas, y podría ser que nos extraviemos en el mundo de la grandilocuencia; en esa retórica que Sócrates le cuestionaba tanto a Gorgias en los bellos diálogos de Platón, que bien le haría leer a muchos. La última gran revolución educativa es la misma que sigue vigente hoy en día, con otros ropajes y modos, pero no ha dejado de ser.  Los grandes cambios de la revolución educativa en dictadura; Municipalización, modificaciones curriculares anti-humanidades y ley LOCE (ahora LGE) aún  siguen existiendo. La mala educación en Chile tiene tantas causas como eventos históricos que la han moldeado para convertirla en maná de riqueza para unos pocos en desmedro de la gran mayoría de chilenas y chilenos. Si vamos a atacar “el problema de fondo” debemos sentarnos todos en una mesa redonda, para  así construir una reforma democrática, levantada por todas y todos los actores que conformar nuestro sistema educativo, sin exclusión y sin individualismo.

Escuela urbana de formación laboral y sindical Sindicalistas: “Tenemos problemas y causas comunes”

Tomamos micrófono y nos fuimos al cierre del proyecto “Escuelas de Formación Laboral y Sindical para el Diálogo Social. Género, empoderamiento y liderazgo”.
Fueron dos años de aprendizaje, que tuvo como objetivo formar y ayudar a los dirigentes de distintos sindicatos.
La iniciativa fue implementada por Fundación Centro de Estudios de la Mujer CEM, en conjunto con el Centro para el Desarrollo de la Mujer CEDEM y Corporación Humanas con el apoyo de Fundación SOL, Co-financiado por la Unión Europea y patrocinado por OIT.

Hablamos con los dirigentes de los sindicatos, quienes valoraron la oportunidad de crear una red sindical, de construir una agenda laboral común, de potenciar sus acciones actuando en red a nivel nacional, de elevar la autoestima, de saber más como actuar con las bases.
Escúcheles usted misma, escuche este foro usted mismo.
Opinan:
Dirigentas sindicales:
Fabiola Parra, presidenta del Sindcato de Trabajadores Preaservice LtdaImarú Martínez, presidenta Sindicato nº 1 Farmacias Ahumada y directora de la Federación de trabajadores de Farmacias.Marlene Urtubia, Sindicato Ripley Marina Arauco

Dirigentes sindicales:
José Salinas, Sindicato n°2 París Alto Las Condes
Raúl Morales, presidente del Sindicato Foster y vicepresidente de la Federación de Sindicatos Cencosud
Francisco Llanos, Sindicato nº1 Farmacias Ahumada
Marco Delgado Rojas, sindicato Ripley Marina Arauco

viernes, 19 de noviembre de 2010

El peligro de la política comparativa.

Columna publicada El Diario de Concepción el día miércoles 17 de noviembre. http://diarioconcepcion.cl/index.html?2010111701

Es un hecho que levantar un país no es tarea fácil, pero es deber de nuestros representantes hacer su trabajo de buena manera, no sólo porque es lo que corresponde, sino también porque fue grito de batalla del actual gobierno durante su campaña;  “gobernar diferente y con los mejores”. De esa manera el 54% de los chilenos cree o creía que las cosas son o serán diferentes y se deberá responder a las expectativas de los representados. Todos esperamos que el gobierno liderado por Sebastián Piñera sea todo un éxito, desear lo contrario es hacer daño sólo por amor propio. Pero ojo, hablo de un éxito para todos y no para unos pocos como ha sido la tendencia por décadas. Crece el PIB pero no subimos los SIMCES y menos el índice GINI. Por eso es importante avanzar mirando el futuro sin mirar al pasado como una vara comparativa, sino como una lección. Gobernar de espaldas al futuro nos hará dar tropiezos y ya no queremos más. Necesitamos como sociedad una lista de prioridades ciudadanas como una mejor educación pública alejada de la lógica oferta y demanda, un fortalecimiento de la salud primaria y por lejos una democracia más participativa y descentralizada, es a eso a lo que invitamos a nuestros representantes, a trabajar por mejorar nuestra sociedad y no a competir fatuidades. Si nuestro camino será comparar incansablemente, desgastaremos nuestras energías en discusiones infantiles. Nunca se deberá perder la memoria histórica, pero transformemos aquella en un crisol de lecciones y no en un arma de política a ras de suelo.  

jueves, 11 de noviembre de 2010

Atinaron mis viejos...

En mi familia nunca tuvimos auto mientras había que pagar el colegio particular. Nunca viajamos de vacaciones, pero siempre hubo dinero para libros, muchos libros... Nunca hubo grandes teles ni lujos absurdos... pero siempre hubo dinero para conservatorios de música, YMCA y cosas por el estilo. GRACIAS Oriana Echeverría Lisboa y José Córdova Dominguez por atinar :D

jueves, 28 de octubre de 2010

"Los valores éticos y la participación ciudadana"


Impresiones iniciales.

El siguiente texto está construido desde una postura íntima, visceral y para nada academicista. ¿Por qué? Porque los valores, la ética y la participación ciudadana son conceptos generales que sólo cobran sentido cuando se internalizan desde lo propio; no es transferible como información, son un encuentro con uno mismo y con nuestras convicciones. Los valores éticos y nuestra vinculación activa con el tejido social, cobran sentido cuando adquieren coherencia entre nuestra dimensión metafísica y nuestra existencia física.  Esto que escribo no es una verdad para nadie más que para mí. No deseo mostrarme verbalmente ético, valórico, o participativo, eso sería hipócrita; quiero exponer el porqué considero que estos conceptos son motivos y caminos de desarrollo social.


Los valores éticos.

La ética es el ejercicio de la moral. Es la práctica de nuestros principios en el terreno dinámico de las relaciones humanas, es la manifestación en concreto y en consecuencia de nuestros actos. Acá, es cuando mostramos nuestras verdaderas voluntades y sus intenciones, porque cuando el pensamiento se transforma en acción y esa acción es dentro de las dimensiones del convivir con otros, tenemos que asumir que lo que decidamos hacer se vinculará de una u otra forma en los hilos que atan las redes humanas. La ética no existe en el discurso.

El ser humano propende a vivir con otros seres humanos, por lo tanto la consideración y el reconocimiento de la existencia del otro se hacen imprescindibles para consolidar una sociedad de elevadas virtudes. Analizar nuestras acciones en virtud de que alguien más recibirá los resultados de mis deseos y logros, genera un comportamiento que nos obliga a tener que dar cabida a los demás en nuestros propios deseos y recursos.

Somos seres de razón, no hay duda. Pero la moral y su consecuencia ética en nuestros actos, nacen de lo metafísico del hombre, de aquello inalienable a nuestra esencia humana e inalcanzable por el razonamiento, tal como lo dijo Kant. Y yo digo que somos seres existentes en esta dualidad.

Lo bueno, lo justo y lo bello son valores éticos porque son parte medular dentro de mis columnas de motivos para ser de una o de otra forma. Y le damos un “valor” a todo lo que se gana un lugar de importancia en nuestro fuero interno.

En base a todo lo anterior me atrevo a decir que: mis valores éticos son todos los motivos que me hacen ser de una forma tal, que a pesar de perder algo para mí, me hacen sentir y decidir por un fin que considero mayor, que corresponde al bienestar de todos los humanos. La existencia o ausencia de valores éticos son el sentido mismo del porqué hago lo que hago.


Participación ciudadana: Una herramienta para una valoración ética de la sociedad.

Como seres insertos en una dimensión de interacción con otras personas, podemos responder activa, desinteresada o sumisamente a esa interacción. La construimos, la ignoramos o nos resignamos a ella.
Iré de atrás hacia delante.

La sumisión frente y en la interacción humana es entregar nuestras vidas a los que la desean. Para bien o para mal. Si existe humano alguno que guste de flotar, como tablón de naufragio, por el océano de la sociedad, en silencio y resignación, es hombre coherente con el grado de valor que le asigna a su existencia. El que vive en un lago sumergido y no siente el deseo de salir a la superficie, quizás jamás sepa que vive dentro de un lago, por lo cual no le importa. Mas, quien se considere libre y dueño de si mismo y asume esta postura, atentará contra su propia convicción de propiedad y libertad, lo que lo transforma en un hipócrita, cómodo y mediocre.

El desinterés exige (contrariamente a la sumisión) asumir el conocimiento y la existencia de algo que está ahí y que por voluntad decidimos negar su existencia de manera artificial. Es un acto de desidia. Nunca intentaremos negar algo que nos es indiferente o en otras palabras negar algo que no tiene asignado un grado de valor en nuestra moral. Por lo tanto cuando mostramos desinterés por algo, estamos mostrando debilidad ante un fenómeno que nos interesa, lo que nos transforma en un cobarde e incoherente.

La construcción del tejido social es la consecuencia de nuestro rol activo y coherente frente a la dimensión de interacción humana entre el individuo y el colectivo de individuos. La participación ciudadana en términos generales es una actitud activa que brota de formatos preconcebidos en nuestros pilares morales. Como el acuerdo mayoritario es una utopía se continúa con la postura del dominio de la voluntad de las mayorías, es decir, la democracia. No es menester de este texto hacer un análisis de las cualidades ideales o actuales de la democracia, aunque debo decir que la participación ciudadana es dependiente, junto a otros factores más o menos importantes, de los canales formales que fomentan o al menos que permiten el espacio para poder participar. Cuando no hay espacios, la participación ciudadana debe luchar por el poder participar, lo que agota y demora la utilidad de la misma.

La participación ciudadana está sujeta al sujeto social, es decir: el hombre es quien participa con otros hombres. No existe la participación ciudadana en solitario, aunque sí se puede ser individualista, lo que para mi es como una caricatura o souvenir de la obra de arte original. Parece pero no lo es, ni en forma, ni en tamaño y menos en virtud y belleza.

La participación ciudadana es la ética de la moral política, nadie puede atribuirse una válida postura moral frente a la sociedad, si no participa activamente de los temas que hacen referencia al asunto en cuestión. De ahí la importancia de saber marcar la brecha entre participación social y participación ciudadana. La primera es sólo un espacio instrumental de los poderes políticos dominantes para solucionar un problema (que deben solucionar) por medio de la actividad social de la sociedad civil, como es el caso de las elecciones o de los consejos municipales si es que algún vecino asiste y al menos habla durante su desarrollo. Por otra parte la participación ciudadana encierra una vinculación directa entre la voluntad de la mayoría popular y las decisiones que toman nuestros gobernantes. La participación ciudadana es la justificación de la democracia. Con un pueblo sumiso o desinteresado la democracia no es necesaria, un autoritarismo sería lo pertinente y quizás hasta más eficiente.

Debemos promover la participación ciudadana creando y apoyando instancias de participación civil, debemos promover el diálogo. Nuestra sociedad civil requiere una fuerza equilibrante ante tanta deshumanización, ignorancia y apatía cívica. Nosotros tenemos una historia que nos exige, un sentido que nos empuja y un deber que nos sostiene.

Plebiscito y mar para Bolivia

Columna publicada en el Diario de Concepción el lunes 25 de octubre de 2010.

Longueira, Senador UDI de la República de Chile, ha abierto una caja de Pandora en las mentes del colectivo social Chileno, puso en la mesa la posibilidad de que los ciudadanos chilenos decidamos si nuestro país busca o no busca una solución definitiva a la demanda histórico política del pueblo boliviano de recuperar su salida al mar. Todo lo que huele a progresismo y a democracia no siempre es lo más progresista y lo más democrático. Imposible no estar de acuerdo y apoyar las iniciativas que fomentan la “ciudadanización” vinculante en temas de Estado, para empujar así el tránsito lento de nuestra democracia protegida-representativa a una más participativa (sin binominal de por medio claro está). Pero ojo, porque para que exista opinión responsable, debemos manejar como ciudadanos mayor información, una información más neutral sobre el conflicto de la Guerra del Pacífico, aclarar los por qué, los cómo y los cuándo, sin el nacionalismo histórico absurdo de la formación escolar que fomenta la xenofobia y pone palos en la rueda a la integración regional (en los de acá y en los de allá). Llamar a un plebiscito a sabiendas que la sociedad chilena corre el riesgo de decidir algo tan importante sin la información y debate suficiente, es bastante peligroso e irresponsable. Muchos sabemos cuál sería el resultado de esta votación si se hiciese hoy, pero más no sabrían sobre los fondos del porqué rayar acá o allá en el papel. Primero abramos el debate seriamente a la ciudadanía, al pueblo, hagamos política responsable, luego llamemos a plebiscito y que la demo (pueblo) cracia (poder-gobierno) haga lo suyo.

martes, 19 de octubre de 2010

El viaje de la Fénix 2 ¿Dónde metemos la cápsula?

Cumplió su objetivo. Nació de las mentes de los ingenieros de Asmar y de las manos de los soldadores de la misma empresa. Lo made in Chile recupera peso nacional, 4 supositorios metálicos de 3 metros se fueron para el norte como parteras de la madre tierra. Su misión era dar a luz por segunda vez a 33 mineros… misión cumplida señor presidente, dijo el último rescatista, ese que apagó la luz y vio por última vez el útero de la tierra. El carro del triunfo ya estaba listo, ahora es cosa de subirse, el cochero ya está arriba entusiasmado como niño con juguete nuevo y dueño de la pelota. Él no sólo maneja helicópteros en sus ratos libres, también maneja un país con habilidad de director de programa juvenil, nos da lo que queremos, nos evade de las realidades con espectáculos bellos de luces y challas retóricas.

Ahora es la cápsula el fetiche mediático-político, no los hombres sufridos a más de 600 metros de profundidad, que ahora son comida de programas populares, yingonianos y faranduleros. ¿Dónde nos metemos la cápsula? Es la pregunta de la semana, ¿en la plaza de la Constitución, en el patio de la casa de Caburgua, en la ciudad de Copiapó, en las calles inundadas de Talcahuano, en el trasero de alguien?

Chile consume todo esto como maná fundamental de la sociedad que se construye a punta de créditos y de plásticos desechables. Es hora de ir a tomarse fotos con el tubo sacahombres, es hora de ver lo que ya es reliquia de lo nuestro, un logro de nuestra ingeniería a veces menospreciada y ahora tan valorada en algunos aspectos. Todos se quieren meter dentro de ella, quieren saber qué es viajar 15 minutos por un trompa de piedras hasta dar a luz un nuevo hombre, uno que vivía de las picotas y palas y que ahora comerá de los micrófonos y la bulla.

La cápsula representa lo mejor y lo peor de nuestro pueblo, es el ingenio y lo vacío, es lo profundo versus lo superficial, es la dicotomía entre la humildad de sus materiales y la ostentosidad de su puesta en escena. La cápsula debería quedar quizás en la memoria de que sí podemos hacer grandes cosas con nuestras manos y mentes, pero creo que pasearla como trofeo de guerra rompe nuevamente con una gran oportunidad de darnos un minuto de credibilidad, de que podemos ser un país que primero piensa antes de actuar. 

Postrados sociales




Postrado, como roca en un costado del río, llena de sol ardiente durante el día y fría por la noche eterna. Roca que espera inamoviblemente las altas aguas para beber el dulce refresco que trae las novedades de las montañas, nuca se mueve. Así es el hombre postrado, esclavo de su incapacidad, condenado a ser quien los demás quieran. Postrado no sólo es no poder moverse, porque el hombre va más allá de los caminos físicos que pueda recorrer. Hay postrados de espíritu, almas apagadas de llamas internas y estériles de deseos nobles y elevados. Son seres superficiales a un milímetro de suelo cuando recorren la vida. Quieren pasar desapercibidos mientras no logran nada destacable, pero al primer golpe de suerte desean ser comida de todas las lenguas del territorio. Viven en la mediocracia, la ley del mínimo esfuerzo, limítrofes en sus iniciativas. Piensan en ellos mismos y el resto son sólo herramienta para alimentar su ego y/o peldaños de carne para trepar en la montaña del exitismo pos moderno.

Hay postrados de ánimo, desganados, quejones. Aquellos que nada les satisface, pero que tampoco son capaces de pensar un atisbo de fórmula para solucionar el problema. Son mañosos profesionales, expertos en aserruchar todo lo diferente, no quieren que se les cambie el formato social, ellos ya saben moverse dentro de un solo canal de flujo humanístico, cualquier persona que desee agitar las aguas de la mediocridad cómoda de privilegios anquilosados por herencia es una atentado contra la moral de la costumbre de lo correcto.

Hay postrados de humanismo, no saben cómo deshacerse del resto. La gente les incomoda, la rotería, el pueblo de abajo. Sólo se permiten como sirvientes de sus manos limpias, deben saber ubicarse dentro del espacio que les pertenece, ahí en lo natural de la ordenación de los componentes de la sociedad. Todos tienen un rol, algunos trabajan reventando sus cuerpos y otros trabajan reventando los cuerpos de otros. Así se ordena la cosa, y es posible porque algunos pocos tienen en la diestra la biblia y en la zurda la espada. Son postrados sociales, porque no saben construir para todos, no se pueden mover dentro de la vida de los demás, la avaricia, codicia y egocentrismo los tienes desconectados de sus extremidades solidarias, socialistas y colectivas.

Así estamos presos en medio de tanto postrado, cuesta mover a los que no saben caminar y más aún a los que no tienen deseos de salir de donde están. Viven cómodos, achanchados, arropados en la miseria de la ignorancia, pero es cálida y húmeda, como una vagina sin óvulos fértiles, pero es algo donde el esfuerzo no es premiado, donde se controla lo subversivo, lo inquisidor de la tradición. No quieren cambios, no quieren más libertades, porque saben que con ellos las responsabilidades son mayores. Desean ser el término medio de todo, un silencio ensordecedor de apatía ante todo lo que no me afecte. Una sociedad que rinde culto al pituto, a lo medio, a lo no destacable.

Debemos saber movernos dentro de tanta miseria no-kinética, debemos aprender a combatir la pasividad con nuevas fórmulas. Queda el desafío en medio de la cancha, es cosa comenzar a moverse para patear la pelota.

La aventura del pensamiento Immanuel Kant, PARTE I

El nombre de la Rosa: censura y control

lunes, 18 de octubre de 2010

Violeta Parra Chile

El provocador discurso de Nibaldo Mosciatti al recibir el Premio Embotelladora Andina 2010

_______________________________________ 


Con cada palabra que leía Nibaldo Mosciatti, el rostro de la ministra de la Secretaría General de Gobierno, Ena von Baer, se descomponía cada vez más. Lo mismo le pasó a Juan Claro, presidente del directorio de Embotelladora Andina que la acompañaba en la testera, y a los militares, empresarios y autoridades invitados. Era la 31ª versión de una ceremonia formal y protocolar, la entrega del Premio de Periodismo Embotelladora Andina 2010, donde el periodista de Radio Bío Bío era el invitado de honor, el galardonado por su trayectoria. Pero el protocolo se esfumó apenas comenzó su discurso. Desde un comienzo, Mosciatti disparó contra la Universidad Católica, la Iglesia, la dictadura, los militares y los periodistas al servicio de las relaciones públicas y el poder. A éstos últimos los retrató desde “un rincón un poco humillante, como esas casuchas para los perros guardianes, que te guarece de la lluvia pero que incuba pulgas y garrapatas, pero allí nunca falta el tacho con comida”. El calibre de sus palabras provocó que la ministra Von Baer, quien habló a continuación, se saliera de libreto para replicarlo. Lea aquí el discurso completo de Nibaldo Mosciatti.
***
Como el orden de los factores SÍ altera el producto, este discurso comienza así: ¡Familia!, Constanza y retoños, amigas y amigos, queridos auditores, añorados lectores, circunstanciales televidentes, jurado del premio, embotelladora del premio (siempre hay que ser bien educado), autoridades varias y vagas; autoridades en la vaguedad. O sea, en la distancia. Amablemente.
Este texto consta de tres partes. A saber: agradecimientos, reflexiones sobre el oficio y, finalmente, piloto para un espacio de radio de trasnoche. Vamos, pues…

jueves, 7 de octubre de 2010

La inquisición televisiva ha vuelto a Chile.

Ha comenzado la inquisición televisiva, era cosa de tiempo que manos  conservadoras separaran a criterio personal lo que es bueno y malo para los ciudadanos chilenos. Se ha golpeado el Estado Laico en la boca del estómago y muchos acusamos recibo con preocupación. Usar términos como “divinidad”, “blasfemia” e “imagen divina” como ladrillos para la construcción de una argumentación de censura, respecto de una parodia humorística, denota a leguas que el conservadurismo moral ha llegado al colador de la parrilla programática. De esta forma no será el público quien decida si ver o no un programa por su contenido, no será la propia persona del control remoto el que bajo su prisma valórico decida censurar un programa cambiando de canal, esos tiempos se acabaron. En estos momentos existe el nuevo Consejo Nacional de Televisión con paladines moralistas confesionales que decidirán por todos los chilenos, ya sean estos ateos, agnósticos, budistas, maometanos y/o católicos, librepensadores ¡arranquen!.
La nueva forma de censurar ha llegado, aunque de nueva no tiene nada, porque es una práctica milenaria el decidir por los demás, atentando contra el libre albedrío al obligarnos bajo visiones  dogmáticas lo que se debe ver, escuchar y decir so pena de llamas y azufres bajo tierra. Así como ridículamente se censuró en los años noventa la película “La última tentación de Cristo”, hoy se censura cristianamente una parodia humorística de lo que para muchos chilenos no es más que un personaje histórico y/o un gran líder espiritual. Esto es sólo la punta del iceberg que dormía en las profundidades de las mentes de los grupos conservadores, congelador de progresismo que ahora despierta estando en el poder. Se viene una avalancha de bloqueos, censuras, omisiones y desaprobaciones sobre temas que se alejen de la postura confesional del nuevo gobierno y de sus medios mandos dogmáticos. Estemos preparados, estimadas y estimados compatriotas para recibir más imposiciones dignas de siglos pasados, donde el paternalismo moral dirá qué es bueno y qué no es bueno para nosotros, el rebaño.

viernes, 1 de octubre de 2010

IDEALISMO

Muchos consideran el idealismo como un "asunto" de la juventud que luego se apaga necesariamente con el tiempo. Pues no puedo estar más en desacuerdo con esas opiniones. El idealismo es un camino de hacer tu vida coherente con tus principios y valores, es la lucha constante entre el deseo personal y el bien común. Quien no tiene ideales, nunca comprenderá la fuerza vital que emana de ellos. El resto es el vacío mismo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Los Muchachos del MAL (Movimiento de Acción Librepensadora) se ponen las pilas por la diversidad.

Ignorantes que hablan.

Dices que estás a favor del royalty minero del gobierno de Sebastián Piñera, pero me dices que no tienes idea que es un royalty.... dices que estás en contra de los Mapuches y que son flojos y borrachos, pero no tienes idea de cómo se les robaron las tierras... dices que te cargan los comunistas, y no sabes qué es el comunismo... dices que eres de derecha, pero de seguro no sabes cuántos mueren por el modelo económico que ellos defienden.

martes, 21 de septiembre de 2010

Modelito

Existe en el mundo agua y comida suficiente para todos... pero mueren millones todos los años de hambre y de sed. El ser humano en general vale callampa por dejar que esto pase. Los que creen que acumulando riquezas llegan más allá que sí mismos, sólo demuestran que tan hondamente pueden dejar de ser humanos para transformarse en una ratas avaras.

Afanes

El afán del hombre de tener más de lo que necesita es lo que sustenta un modelo de sociedad individualista. Hombres elevados en principios humanistas y desapegados a lo superfluo son la solución al apetito voraz de la sociedad postmoderna de consumir hasta que todo se acabe... incluso sus propias vidas.

NIETZSCHE - Parte 1

Mientras el pueblo chileno se droga con el pan y el circo. Políticos aprueban el Royalty Minero.

lunes, 20 de septiembre de 2010

El débil José Gutiérrez.


Los gallos comenzaban antes del alba a inquietarse, se preparaban para desprender de sus gargantas plumíferas un canto de despertar. Así mientras la naturaleza se prepara para recibir el nuevo día, José Gutiérrez yacía extendido en su catre con sacos rellenos con paja. Gracias a sus párpados cerrados como cortinas de inocencia, soñaba casi todas las mañanas que montaba a todo galope un potro negro entre medio de nubes de colores que saben a mermelada de durazno y a pan de anís. Arropado hasta los hombros, las mantas de lana casi cruda, cubren el descanso de sus brazos débiles. Sabía que el trabajo del campo y él nunca sería compadres. Sus magros bíceps y tríceps no le daban tregua. Por más que intentó montar, arar y cargar ,ellos  en su rebeldía corpórea se negaban a hacer el trabajo por no más de unos minutos. La familia estaba triste y resignada por la huelga permanente de las extremidades de su hijo y por esa mente infantil que parecía nunca estar en los planos terrenales. Se podía ver a José observando la tierra que juntaba con sus manos, disfrutaba de la navegación de una rama por el estero de las chacras o  no era extraño sorprenderlo conversando con la chancha del corral. Así de cuerpo débil y de mente difusa, era amigo de las plantas, del agua que bajaba de las montañas y del canto de las aves. Así un día, aparece en la tierra que trabajaba su familiauna joven loca con guitarra al hombro. El patrón de la hacienda, gustoso del canto popular, había conseguido que la joven cantaora fuese a mostrar su arte en la fiesta tradicional del pueblo. Allí José conoció a Viola, ella parecía una estrella con piernas, como dijo alguna vez. Emborrachado de tanto ángel poético con ese andar de pies ligeros, José como nunca antes con a un extraño, corrió hacia donde estaba ella y le tomó la mano sin permiso. Viola sorprendida, se queda mirando esos grandes ojos, negros y de mirada profunda y melancólica, en ese momento ella comprende para qué estaba ese niño en este mundo. Luego del permiso de los padres, José junto a Viola toman rumbo al pueblo para la fiesta de cosecha. Ahí en medio del jolgorio, guitarreos y payas, la sangre musical del joven hizo volcán a través de los páramos de su timidez. Nuca más soltó una guitarra, sus brazos inquietos e infatigables no dejaron de producir melodías para acompañar sus historias de campo, cantos sobre el viento y del trigo al crecer. Así José Gutiérrez trasladó el campo entero y sus secretos a las melodías de la guitarra y a las nobles rimas que hablan de la magia de la tierra.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Fiestas Patrias



Festejar la patria, la tierra de nuestros ancestros, exacerbar nuestro sentimiento de pertenencia a un territorio definido. Sacar lo más nuestro a flote, lo chileno, lo criollo, lo tradicional. Aparecen los trajes “típicos” que no vemos más que para estas fechas, sacamos las comidas “tradicionales” que aseguran un menú centenario, empanadas, asado, anticuchos y ensaladas a la “chilena”. Se abren las barricas de chicha, bebida popular del campo que se transforma en el brebaje chileno de temporada, se festeja el pipeño y se apaga la sed con el fanshop. Los niños tienen la oportunidad de conocer juegos de madera y papel, escuchan historias de infancias sin juegos electrónicos, y observan como sus padres tratan de enseñarles a jugar al tropo, emboque y a elevar un volantín de verdad. Las “carreras en saco” y a “tres pies” son fundamentales para completar la experiencia de ser más chileno que nunca.

El pueblo está feliz, hay espectáculos gratis de “cultura” popular, la música nacional suena como un eco interminable, al pobre guatón Loyola le pegan a cada rato y la consentida se le consiente cada vez más, es hora de la cumbia y las rancheras,  México y  Colombia son parte de nuestras raíces populares. Los pueblos originarios con actores de grupos de baile toman posiciones para ser reconocidos como un “orgullo de nuestra historia y cultura” y en estos días son todos dignos de ser mestizos, se baila rapa nuí en la zona central y una guaracha más al sur. La cueca es la vedette de las fondas y todos intentan bailarla de la manera más decente posible, como es un baile tradicional chileno, nadie sabe cómo bailarlo.

Se puede tomar a destajo y comer hasta las nauseas con licencia que otorga la tradicional cultura. Los jóvenes tienen permiso para poner a prueba su hígado por una razón más altruista, ya no sólo tomarán por romper con los esquemas de lo correcto, ahora tomarán y se emborracharán por el amor a su país, porque Chile es mejor que todo, y es un ejemplo para al mundo. El chovinismo hace erupción, las glorias militares son celebradas con vítores de patriotismo, allá en el cobertizo con polvo y ratas quedan nuestros dos premios nóbeles, nuestras grandes historias de reconstrucción y en el subsuelo de la memoria yacen los sucesos de crímenes contra la humanidad, el terrorismo de Estado y nuestras violaciones a la democracia. Chile no tiene memoria para las derrotas y por lo mismo pierde la capacidad de aprender y se abre a las puertas del olvido e ignorancia de nuestra historia.

Las clases altas se relajan, se sueltan la corbata. Las mujeres se pintan menos y cambian la comida francesa e italiana por jugar a ser campesinos, ahora lo popular es importante, hay que ser como el pueblo llano, sentirse parte de la tierra, ensuciarse está permitido, los niños deben saber la importancia de las hazañas militares, y de cómo se expulsaron a los comunistas de esta tierra. Dios, Patria y Familia. Hemos sido bendecidos con esta tierra de grandes hombres y de pueblo trabajador. Mañana volverán a ser todos unos rotos de mierda, flojos y borrachos. Hoy hay tregua.

El roto tiene permiso para serlo. Acá el curado molestoso y vergonzoso pasa a ser la mascota del equipo de las fondas, las cámaras buscan al viejito alcohólico más divertido, ese que baila sin música con ritmo de ataque epiléptico. Se puede tomar un terremoto de medio litro y no verse grosero, sino al contrario. La familia de clase media baja se tomas las fondas y los conciertos al aire libre con pasión. Existen licencias especiales, un reconocimiento de las autoridades a lo que nos hace lo que somos, un pueblo luchador que no sabe bien quién es su enemigo, un pueblo que se levanta sin apoyo más que del crédito y la deuda, una sociedad que crece pero que no se desarrolla, un pueblo orgulloso de su historia aunque no conozca nada de ella. Somos un pueblo particular.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Marin Marais - Le Badinage - Jordi Savall

Manfred Max-Neef, clase magistral: "El mundo en rumbo de colision" Parte 1

"La Hija del Guarda Agujas"

Leyendo a Vicente Huidobro esta mañana diciochera me encuentro con este texto de cuentos, que se llama "La Hija del Guarda Agujas". Luego de comenzar a leerlo y viendo que estaban los trenes de por medio le pregunto a mi padre ¿qué son las guardagujas? y él me responde " son unos fierros que permiten cambiar de riel a los trenes, hay una palanca al lado que acciona el mecanimo y el guardajuga era el operario de las mismas... la caseta está al lado".
Espero que disfruten del texto. Personalmente seguimos acá en la casa discutiendo qué quiso decir Huidobro al final del texto.



La casita del guardaagujas está junto a la línea férrea, al pie de una montaña tan empinada que sólo algunos árboles especiales pueden escalonar a gatas, aferrándose con sus raíces afiladas, agarrándose a los terrones hasta llegar a la cumbre. La casita de madera desvencijada a causa del estremecimiento constante y los fragores. La casita pequeña en un terraplén de veinte metros junto a tres líneas. Allí vive el guardaagujas con su mujer, contemplando pasar los trenes cargados de fantasmas que van de ciudad a ciudad. Cientos de trenes, trenes del norte al sur y trenes del sur al norte. Todos los días, todas las semanas, todo el año. Miles de trenes con millones de fantasmas, haciendo crujir los huesos de la montaña. La mujer, como buena mujer, le ayuda a enhebrar los trenes por el justo camino. La responsabilidad de tantas vidas satisfechas les ha puesto un gesto trágico en el rostro. Apenas si pueden sonreír cuando se quedan como suspendidos mirando a su pequeña, una creatura de tres años, graciosa, delicada, con gestos de flor y de paloma. Pasan los trenes con el fragor de hierros y largos metales arrastrados de toda una ciudad que soltara sus amarras, de tantos fantasmas desencadenados y ebrios de libertad. La hija del guardaagujas juega entre los trenes de su montaña con una confianza aterradora. Ignora que los niños ricos de la ciudad se entretienen con unos trenes pequeñitos como ratones sobre rieles de lata. Ella posee los trenes más grandes del mundo... y ya empieza a mirarlos con desprecio. Es un encanto de niñita. Viva, despreocupada, suelta como si no quisiera apegarse a nadie. Se diría que un tren la arrojo allí al pasar como por casualidad. En cambio sus padres viven pendientes de ella, la contemplan, mientras todavía es tiempo, la miman, la adoran. Ellos saben que un día la va a matar un tren.

http://www.vicentehuidobro.uchile.cl/cuentos_la_hija_del_guardaagujas.htm

domingo, 12 de septiembre de 2010

La necesidad de separar la Iglesia del Estado. El laicismo como camino de convivencia y libertad.



Todas las personas son diferentes, desde su genética hasta el medio socio-ecológico que los rodea. Somos seres particulares, únicos e irrepetibles. También somos animales comunitarios, familiares, de clanes, de grupos, de identidades, somos una especie con sentido y necesidad de pertenencia. Lo complejo entonces es saber congeniar nuestra particularidad con nuestro impulso de sociabilizar con otros.
Los seres humanos nacemos con el potencial, derecho y necesidad de ser libres. Libres de poder decidir qué queremos hacer con nuestras vidas, de elegir cuál será mi fuente de felicidad y de realización personal, libres de aprender y explorar nuestros sentidos y deseos, de caminar por nuestras verdades y darle sentido a nuestra vida en base a lo que consideramos beneficioso para nosotros.

Ese hermoso potencial libertario debe ser articulado con los hermosos potenciales de los demás, simbiosis utópica que formaría una sociedad en donde cada cual podrá desarrollar sus deseos y máximo potencial socio-cognitivo en convivencia y coherencia con el resto de los sujetos que le rodean. Lamentablemente así como nacemos con la virtud de hacer el bien, lo bello y lo justo, podemos ser avaros, egoístas, insensibles y desproporcionados. Por estos motivos, el ser humano en su lucha constante dicotómica de sociedad/individualismo ha desarrollado durante su historia regulaciones, impuestas-autoritarias o acordadas-democráticas que para bien o mal intentan siempre por medio de la coercitividad, forzar a los individuos a limitar sus libertades en beneficio de un bien mayor.

Estas leyes regulatorias siempre tienen un origen filosófico, un núcleo central ideológico que da el sentido a la sociedad que deseamos formar. Así cada cultura desarrolló sus propias leyes, dioses y rituales, modos de convivencia y de castigo. Pero, el ser humano en su potente evolución cognitiva comenzó a comprender gracias a la mente y voluntad de hombres virtuosos que tenemos un encarnado sentido del bien y el mal cuando nos ilustramos y comenzamos a dar respuesta a las grandes preguntas desde la base de nuestra particularidad. En otras palabras, cada persona tiene el potencial de encontrar sus propias respuestas a sus propias necesidades y orientar estas misma hacia el bien común. Todo lo anterior nos libera de cualquier imposición dogmática lo que nos asegura nuestro más preciado tesoro, nuestra libertad.

Así por ejemplo, se comenzaron a nombrar ciertos principios nobles que no necesitan de una divinidad para seguir lo bueno, justo y bello. Libertad, igualdad y fraternidad comienza a sonar fuerte en la vieja Europa, hombres de bien y formados en las artes del humanismo laicista comienzan manifestar su deseo de liberarse de los fundamentalismos ideológicos para buscar sus propios caminos espirituales.
Así comienzan algunos países a separar fe colectiva del Estado, exigiendo garantías de que nuestros organismos sociales no impongan a la fuerza evidente o de manera agazapada una particular visión de búsqueda de respuestas y de caminos hacia nuestra espiritualidad. Las religiones son tan respetables como las posturas ateas y esotéricas, pero lamentablemente han sido usadas por maleados hombres de poder para controlar sociedades completas con el fin generar beneficios particulares y puestos de poder que garantizan tener a pueblos completos sirviendo a sus necesidades particulares. De esta manera existen organizaciones administradores de fe que poseen riquezas inimaginables pero que profesan la pobreza y la entrega a los desposeídos a vista y paciencia de todos, a aún bajo ese descaro, buscan mecanimos para imporner su visión particular de moral a todos los habitantes de todos los países, y para esto usan sus brazos políticos dentro del Estado, los gobernantes.

Gobiernos de todas las latitudes del mundo, luego de la dolorosa segunda guerra mundial y mediante la Declaración de los Derechos humanos, manifestaron la necesidad de garantizar por parte de los Estados, que toda persona “tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”. Esto hace incompatible que nuestras autoridades elegidas democráticamente tomen decisiones políticas que pierdan el sentido garante de no afectar el libre albedrío de sus gobernados en los planos morales particulares.

Esta capacidad humana de tolerar la existencia de diferencias entre cosmovisiones morales de individuos se llama Laicismo, siendo éste una forma de garantizar que todas las personas dentro de los marcos del bien común y de lo justo, bello y bueno podrán desarrollar sus propias búsquedas de respuestas a sus preguntas existenciales y espirituales, respetando siempre las leyes que cada sociedad ha construido para sí.
El Laicismo no significa tolerar "todo" como principio, no es una venda ciega en los ojos frente a actitudes llenas de odio, maldad e injusticia. El Laicismo y el laicista no toleran el odio racial, la xenofobia, el clasismo y cualquier otra manifestación negativa que atente contra la libertad de los demás individuos de vivir sus particularidades. El Laicismo respeta las diferencias y garantizas su existencia procurando que estas libertades deban enmarcarse dentro de la vida particular de cada individuo y que las acciones públicas propendan siempre al bien común y a la no invasión de las libertades de los demás. Todos son libres de vivir su espiritualidad de manera particular sin invadir la particularidad del otro y menos obligar a que debas pensar de cierta forma.

Por eso es tan importante que nuestros gobernantes gobiernen de manera laicista, sin mezclar sus creencias particulares con las decisiones del Estado, porque aquello atenta directamente a la libertad que debemos garantizar como sociedad para que todos sean libres de buscar sus propios caminos hacia su felicidad.

¡VIVA EL ESTADO LAICISTA, GARANTE DE LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO Y ESPIRUTUAL DE TODO EL PUEBLO!

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El Despotismo Ilustrado Contemporáneo.



Ninguna intención de dar clases de historia, así que directo al grano.
Como en el siglo XVIII hoy existe un poder central absoluto, pero ahora validado por una democracia que fue descremanda en los 70s y descafeinada en los 90s, que ejerce una autoridad tan desregulada como el mercado mismo. Nuestas autoridades políticas se regulan entre ellas y es evidente la muestra de poca probidad y ética que la mayoría expone. Muchos de ellos son sostenedores de escuelas y dueños de universidades, y los perlas votan las leyes de educación que regularán sus negocios, ésto sólo por dar uno de miles de ejemplos de nuestro natre político. Ahora se discute ¿Qué hacer con Dichato?, ahí hablan con gran retórica en los medios de comunicación los de acá y los de allá, los diestros y los ambidiestros.

Ellos, según lo que copuchean a los diarios, están pensando qué hacer con Dichato, ¿lo reconstruímos primero o lo hacemos comuna?... ¿le "ponimos" harta cocinería o más exclusividad?... y de seguro deben pensar ¿Y cuál será el mejor negocio, como para pasar el datito a los amiguis?

¿Y LA GENTE DE DICHATO?... ahí está, silenciosa,t sunamizada y enmediaguada. Recuerdo que hace unas semanas quisieron sacar la voz, pero un poco de gas por acá y por allá los puso en el lugar que les corresponde. El silencio y la entrega. Nadie les pregunta, ni los periodistas sacaron alguna cuñita de esos abuelitos de plaza que mantienen a las palomas vivas con sus mendrugos de pan, ni a esa señora gordita que sale con bolsas del almacén de la esquina, ni a ese caballero de terno y corbata que destiñe siempre los paisajes criollos... todos pasaron por alto el pensamiento popular.

Y ahí estamos, esperando que nuestros parlamentarios, que no parlamantan con sus representados,  y nuestra Intendenta JVR (tan llana a la democracia), decidan qué será lo mejor para los miles de habitantes del bello e ignorado Dichato.

¿Y si vamos a agitar las cosas un poco?

domingo, 5 de septiembre de 2010

Twitter. Una herramienta para la nueva política.



Las redes sociales no sólo rompen barreras físicas y de información, también producen un cambio en la forma de hacer política. La sociedad chilena tiene particular afinidad por la redes sociales, así quedó demostrado cuando nos convertirnos en pocos meses, en el país con más usuarios de facebook, con 2.500.000 personas. Ahora twitter toma la batuta de "información instantánea" en sólo 140 caracteres, millones de personas comentan sus pensamientos, acciones y sitios web de su interés. Frente a toda esta ola de noticias al segundo la clase política no se queda atrás. En medio de la contienda política presidencial el año 2009, las cuentas twitter de los candidatos presidenciales no paraban de publicar las actividades y reflexiones de los candidatos, aunque muchas veces era evidente que alguno de ellos nunca en su vida lo han usado personalmente. La gran mayoría de los actores políticos tienen su cuenta twitter, e icluso una vez nombrado el nuevo gabinete cada uno de los ministros tenían su cuenta twitter, siendo los que más la usan el Ministro de Minería Laurence Golborne (@lgolborne) y el Ministro de Salud Jaime Mañalic (@jmanalich).
Los parlamentarios y líderes políticos no se quedan atrás, siendo común leer directamente de dedos de los mismos sus impresiones de la coyuntura política, lo que alimenta a la vena a los miles de periodistas que están frente a su celular o pantalla de computador esperando algún comentario jugoso.
Algunos de mis cercanos critica el uso de twitter por profundizar la carencia de contenido en el díalogo político, dejando a nuestra sociedad a merced de los "gestos" que se logran leer en sólo 140 letras y espacios. Sin dejar de tener razón los críticos del uso de la red social, creo que se debe analizar como "un vaso medio lleno" e internalizar que para muchos, tener la posibilidad de compartir ideas o comentarios con autoridades políticas en otros tiempos hubiese sido imposible.
Personalmente he podido contactarme útilmente con ministros, subsecretarios, senadores, diputados y dirigentes de partido de manera frecuente, sana y bastante directa, lo que me ha permitido sentir una mayor  cercanía comunicacional con nuestra clase política, que más que mal, es la que hay.

lunes, 30 de agosto de 2010

Subverso - Terroristas

La Filosofia de la Libertad (Spanish)

Si para usted nada es bueno...

Siempre los tiempos pasados fueron mejores, así dicen los que no se sienten parte de los nuevos momentos, los nuevos hechos historicos, de los nuevos procesos, para ellos nada vale como lo de antes, antes sí habían líderes, antes sí habían causas, antes sí habían luchas e ideologías que se enfrentaban, no como ahora que todo es de utiliería. Están pendientes de buscar las 1000 diferencias entre el pasado y el hoy, centran sus esfuerzos en encontrar la frase más sólida para descalificar una generación entera, de refregar en el rostro de las nuevas generaciones que ellos no son nada, que sus luchas son juegos de bebés, que antes sí que todo era diferente.
Nada más obvio de que antes todo era más diferente, cambian las sociedades, cambias las formas y los fondos de las comunicaciones, cambian las necesidades y también cambian los modos de los enemigos. Es lógico que las nuevas generaciones tengan sus propias luchas, sus propios mecanismos y sus propias intenciones, es arrogante exigir un tipo único de figura histórica para ser validado como agente social, es mutilante exigir ser quienes no somos, y obligarnos a tener que posar una figura retro para que a los ojos de los inquisidores de "ya no es lo mismo" queden con un gusto dulce en los labios.
Personalmente no pretendo ser un Miguel Enriquez ni un Jaime Guzmán, no pretendo ser Gandhi ni Franco, no pretendo ser nadie que no sea yo. Cada quien con sus modos, medios, intenciones y acciones, cada quien con sus luchas y sus injusticias, cada quien elige sus campos de batallas y sus loas, cada quien elige cómo y parecer, cada quien vivie su vida como mayor placer le plazca.
Si para usted nada es bueno, si para usted no hay verdaderos líderes, si para usted las luchas de las nuevas generaciones son estupideces y nimiedades, pues lo lamento mucho por usted, porque el mundo no está para meterlo dentro de nuestros propios corrales de lo que es válido o no, el mundo y las personas no son objetos moldeables a nuestras consmovisiones, el mundo es un escenario amplio de cada individuo, guste o no, nunca podrá ser como usted y sólo usted se lo imagina.
Lamento no ser quien queire que yo sea, pero a lo mejor usted pueda transformarse en eso que amerita ser admirado, como cuando la historia era de verdad.

jueves, 26 de agosto de 2010

CUANDO LA EDUCACIÓN SE TRANSFORMA EN HERRAMIENTA PUBLICITARIA.



Siempre al filo de poner en riesgo mis fuentes laborales, pero apelando al criterio y a la libertad de expresión comparto esta reflexión con todo aquel que quiera leerla.

La educación es el pilar fundamental del desarrollo de los individuos y de las sociedades. En ella descansan las apuestas de futuro y la sustentabilidad de una sociedad coherente entre sus sueños y su diseño formador de ciudadanos.

Lamentablemente en Chile la educación se cosificó a tal punto, que los alumnos ya no son seres ávidos de habilidades y conocimientos para el bien común, son clientes y materia prima para ser convertidos en un producto con sello de calidad incluido. Un individuo formado para la productividad y el consumo, útil a la cadena productiva de bienes desechables, familia desechable, trabajos desechables y porqué no, de vidas desechables.

Esos profesores eran líderes dentro y fuera del aula, generaban discusiones y cambios, agitaban las mentes de los funcionarios y estudiantes, rompieron el estancamiento mental de generaciones y por ello son recordados, fueron revolucionarios en sus tiempos, innovadores, consecuentes e idealistas, eran esos profesores que nombrarás con orgullo en las comidas y reuniones académicas, esos profesores que del sólo hecho de haberte hablado alguna vez, te dejaba una impronta en tu currículum.

Ahora no, necesitamos docentes de bajo perfil, que hagan lo que dice la dirección académica que deben hacer. Todo emana del nuevo Olimpo, de esa oficina administrativa pedagógica no pedagógica que coordina lo incordinable, los tiempos y ritmos de aula, los estilos de aprendizajes, es la que nos pega latigazos para que el programa se cumpla en las fechas, para que andemos al ritmo que la gerencia estableció. Esos jefes de jefes que nunca ves, pero que te dicen el cómo se debe enseñar, el cómo deben ser tus alumnos, son los que colocan cemento en los pies de la elasticidad que debe tener una asignatura. Ya no importa el aprendizaje desde el humano, importa la visión de las competencias, de la robotización de la persona, de la manifestación de que haga para lo que se le programó, que no dude, que no cuestione, que no invente, que no piense por sí mismo. No queremos alumnos críticos y propositivos, y por lo mismos no queremos profesores críticos y propositivos, queremos un experto en clones que haga para lo que se le paga.

No importa si tienes experiencia de calle, si has trabajado con pobladores, si eres escritor autodidacta o si tienes ideales, no importa si has hecho algo por alguien, o si eres una oda al esfuerzo y la superación, si venciste la pobreza y conoces el valor del esfuerzo, no importa si has luchado por una sociedad más justa y si para ti enseñar lo es todo, eso no importa, ellos lo que quieren es un trofeo académico, un docente con posgrados rimbombantes, mega especializados, que cobre poco, no quiera contrato y trabaje callado.  No importa si sabe o no sabe enseñar, si se ha preparado en el arte de las ciencias de la cognición, si es un ser inquieto y busquillas, nada de eso importa mientras en el folleto su foto, nombre y posgrado rimen como la mejor poseía.

Ahora se quieren meter en mi aula, quieren decirme cómo hacer mis clases, mis diapositivas, quieren controlar mis medios, mis estrategias, quieren moderar mi personalidad, mi forma de vivir la docencia, mi personalidad humana, mis pasión por la disciplina y la exigencia, quieren limitarme, quieren que mis clases sean un lavado de cerebro, que diga que está todo bien, que ande en línea con la imagen institucional, que me uniforme, que me mimetice con el resto de los docentes, que no hayan diferencias, que se vea todo homogéneo, que no vaya a decir algo que moleste al cliente, que sea cuidadoso.

Mis clases no son para reforzar el chovinismo institucional, no son para decirle al alumno que estudia en la mejor parte que pudo haber elegido, mis clases no son carteles publicitarios, no son para tallar inconscientemente un logo en las mentes de mis estudiantes. Mis clases son para provocar al cerebro, son para avivarlo, son para romper cadenas y no para amarrar, mis clases son una caja de herramientas para que ellos puedan llegar más lejos, es para convencerlos que están para cosas mayores.

Me declaro en rebeldía de que usen mi amor por la enseñanza como medio publicitario de la institución para la cual trabajo, porque yo no enseño para asegurarme el cheque a fin de mes, enseño para que mis alumnos puedan ser grandes personas y buenos profesionales

domingo, 15 de agosto de 2010

Simplemente Montt

Definiciones Macabras

Hipócrita: cristiano chileno promedio.
Derecha Chilena: Grupo de elite que usando la biblia hacen todo lo posible para perpetuar sus privilegios heredados.
Izquierda Chilena: Grupo de poder con un discurso de idearios de juventud que usan para captar jóvenes más idealistas para acceder a los privilegios de la Derecha Chilena.
Demócrata Cristiano: político multipartidista, que propende hacia donde se concentre el poder.
Abogados: personas comunes y corrientes que estudian una carrera tan ambigua que sólo se entienden entre ellos y eso los hace creer que son seres superiores.
Dentistas: personas comunes y corrientes muy individualistas que estudian una carrera que sólo se sostiene económicamente si no hacen nada para evitar que las personas se enfermen.
Amor: Sentimiento sintético, socialmente obligatorio y autodestructivo.
Educación formal: Sistema de enseñanza que estimula la obedencia y se focaliza en que el niño aprenda a recibir órdenes y a no cuestionar nada.
Caridad: máxima expresión de la hipocrecía, es sentirte buena persona dando de lo que sobra o ya no te es útil.
Biblia. Libro de autoayuda más antiguo, que se puede interpretar a gusto del consumidor. Se dice que P. Coelo es el heredero natural.
Democracia Chilena: jajajajaaj!!!
Hijito(a) de papá: Pelotudo(a) que es un bruto intelectual pero que gracias a su entorno familiar vive como si se mereciera todo en la vida.
Televisión: La bilbia del siglo XX y XXI. Su ventaja es que es de más rápida actualización.
Internet: lo que nos va quedando de espacio para compartir ideas.
Sexo: lo que nos recuerda que somos uno más dentro de todos los animales.
Economía: área de la "adivinología" que juega con las necesidades más básicas del mundo.

domingo, 8 de agosto de 2010

Leer

Saber leer es saber escuchar con los ojos
es guardar silencio interno y dejar que las letras se apoderen de uno
leer es abrirse a un nuevo mundo
es dejarse tocar por el otro que quizo decir algo
leer es conocer a otra persona que es otro mundo que convive con el mío
leer es encontrarse con uno mismo en los abismos de lo que yo creo que es verdad
verdad que se pone en duda cada vez que mis ojos interrumpen el silencio de mi existencia
leer es un gusto por derrumbar lo que uno cree cierto
leer es danzar con las palabras y escuchar su música dulce y frágil
leer es asumir la culpa de ser curioso e insatisfecho
leer es quierer escapar del dogma de nuestras vidas 
leer es ventilar las dudas para dejar que otras entren 
leer no sirve para saber más, si no para acumular más dudas
leer es caminar por senderos inexplorados llenos de roces extraños y desconocidos
leer es vivir una vida en paralelo mientras las hojas avanzan y no terminan
leer es un fetiche de mi vida que me provoca erecciones mentales
leer es negarme como ser único y permitir que otros entre en mí
leer es creer que otros también existen y que tiene un mundo en sus manos paralelo al mío
leer es sentir que yo no soy el único que es capaz de mirar al mundo
leer es liberarse de los barrotes de los dogmas para escabullirse en los bosques de la duda
leer libera y emancipa al bruto 
leer rompe las cadenas que ata la ignorancia a la pierna de la alegría
leer es una oda al pensamiento.