viernes, 24 de diciembre de 2010

Columna "La politiquería interpelada."



Columna NO publicada en el Diario de Concepción (y parece que no van haber más)

El lunes 20 de diciembre, fuimos testigo de unas de las tantas razones del porqué la política en Chile y en especial los partidos, están en el último peldaño de la confianza ciudadana. Sin ser un experto en el tema, es evidente que la "interpelación" como mecanismo de control entre poderes del Estado no puede prestarse para una chacota. Mientras escuchaba las semipreguntas del Diputado Latorre y las semirespuestas de la Ministra Matte, reflexionaba sobre tres cosas; lo primero es sobre  la necesidad de un proyecto país de transversal sobre el tipo de sociedad que deseamos construir, somos un país muy improvisador y reactivo en lo político y programático; lo segundo es la necesidad de modificar el hacer de los partidos, centrar sus discusiones entorno a ideas y propuestas con programas de trabajo enfocado a un desarrollo conceptual del país , hasta ahora se perciben como máquinas que se nutren de encuestas y del pauteo mediático; y tercero, la extrema urgencia del fortalecimiento de la sociedad civil como vía de control de la calidad de la clase política chilena, porque hace unos días quedó en evidencia que la sociedad debe subir un poco en nivel de sus candidatos de cara a las próximas elecciones, para que cuanto existan instancias como una interpelación, el diálogo se centre en  las ideas/proyectos y no en numeritos más numeritos menos que sólo aportan a la politiquería y la sustantiva deterioro de la visión sobre tan necesario ejercicio para la democracia.

No hay comentarios: