jueves, 23 de septiembre de 2010

Los Muchachos del MAL (Movimiento de Acción Librepensadora) se ponen las pilas por la diversidad.

Ignorantes que hablan.

Dices que estás a favor del royalty minero del gobierno de Sebastián Piñera, pero me dices que no tienes idea que es un royalty.... dices que estás en contra de los Mapuches y que son flojos y borrachos, pero no tienes idea de cómo se les robaron las tierras... dices que te cargan los comunistas, y no sabes qué es el comunismo... dices que eres de derecha, pero de seguro no sabes cuántos mueren por el modelo económico que ellos defienden.

martes, 21 de septiembre de 2010

Modelito

Existe en el mundo agua y comida suficiente para todos... pero mueren millones todos los años de hambre y de sed. El ser humano en general vale callampa por dejar que esto pase. Los que creen que acumulando riquezas llegan más allá que sí mismos, sólo demuestran que tan hondamente pueden dejar de ser humanos para transformarse en una ratas avaras.

Afanes

El afán del hombre de tener más de lo que necesita es lo que sustenta un modelo de sociedad individualista. Hombres elevados en principios humanistas y desapegados a lo superfluo son la solución al apetito voraz de la sociedad postmoderna de consumir hasta que todo se acabe... incluso sus propias vidas.

NIETZSCHE - Parte 1

Mientras el pueblo chileno se droga con el pan y el circo. Políticos aprueban el Royalty Minero.

lunes, 20 de septiembre de 2010

El débil José Gutiérrez.


Los gallos comenzaban antes del alba a inquietarse, se preparaban para desprender de sus gargantas plumíferas un canto de despertar. Así mientras la naturaleza se prepara para recibir el nuevo día, José Gutiérrez yacía extendido en su catre con sacos rellenos con paja. Gracias a sus párpados cerrados como cortinas de inocencia, soñaba casi todas las mañanas que montaba a todo galope un potro negro entre medio de nubes de colores que saben a mermelada de durazno y a pan de anís. Arropado hasta los hombros, las mantas de lana casi cruda, cubren el descanso de sus brazos débiles. Sabía que el trabajo del campo y él nunca sería compadres. Sus magros bíceps y tríceps no le daban tregua. Por más que intentó montar, arar y cargar ,ellos  en su rebeldía corpórea se negaban a hacer el trabajo por no más de unos minutos. La familia estaba triste y resignada por la huelga permanente de las extremidades de su hijo y por esa mente infantil que parecía nunca estar en los planos terrenales. Se podía ver a José observando la tierra que juntaba con sus manos, disfrutaba de la navegación de una rama por el estero de las chacras o  no era extraño sorprenderlo conversando con la chancha del corral. Así de cuerpo débil y de mente difusa, era amigo de las plantas, del agua que bajaba de las montañas y del canto de las aves. Así un día, aparece en la tierra que trabajaba su familiauna joven loca con guitarra al hombro. El patrón de la hacienda, gustoso del canto popular, había conseguido que la joven cantaora fuese a mostrar su arte en la fiesta tradicional del pueblo. Allí José conoció a Viola, ella parecía una estrella con piernas, como dijo alguna vez. Emborrachado de tanto ángel poético con ese andar de pies ligeros, José como nunca antes con a un extraño, corrió hacia donde estaba ella y le tomó la mano sin permiso. Viola sorprendida, se queda mirando esos grandes ojos, negros y de mirada profunda y melancólica, en ese momento ella comprende para qué estaba ese niño en este mundo. Luego del permiso de los padres, José junto a Viola toman rumbo al pueblo para la fiesta de cosecha. Ahí en medio del jolgorio, guitarreos y payas, la sangre musical del joven hizo volcán a través de los páramos de su timidez. Nuca más soltó una guitarra, sus brazos inquietos e infatigables no dejaron de producir melodías para acompañar sus historias de campo, cantos sobre el viento y del trigo al crecer. Así José Gutiérrez trasladó el campo entero y sus secretos a las melodías de la guitarra y a las nobles rimas que hablan de la magia de la tierra.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Fiestas Patrias



Festejar la patria, la tierra de nuestros ancestros, exacerbar nuestro sentimiento de pertenencia a un territorio definido. Sacar lo más nuestro a flote, lo chileno, lo criollo, lo tradicional. Aparecen los trajes “típicos” que no vemos más que para estas fechas, sacamos las comidas “tradicionales” que aseguran un menú centenario, empanadas, asado, anticuchos y ensaladas a la “chilena”. Se abren las barricas de chicha, bebida popular del campo que se transforma en el brebaje chileno de temporada, se festeja el pipeño y se apaga la sed con el fanshop. Los niños tienen la oportunidad de conocer juegos de madera y papel, escuchan historias de infancias sin juegos electrónicos, y observan como sus padres tratan de enseñarles a jugar al tropo, emboque y a elevar un volantín de verdad. Las “carreras en saco” y a “tres pies” son fundamentales para completar la experiencia de ser más chileno que nunca.

El pueblo está feliz, hay espectáculos gratis de “cultura” popular, la música nacional suena como un eco interminable, al pobre guatón Loyola le pegan a cada rato y la consentida se le consiente cada vez más, es hora de la cumbia y las rancheras,  México y  Colombia son parte de nuestras raíces populares. Los pueblos originarios con actores de grupos de baile toman posiciones para ser reconocidos como un “orgullo de nuestra historia y cultura” y en estos días son todos dignos de ser mestizos, se baila rapa nuí en la zona central y una guaracha más al sur. La cueca es la vedette de las fondas y todos intentan bailarla de la manera más decente posible, como es un baile tradicional chileno, nadie sabe cómo bailarlo.

Se puede tomar a destajo y comer hasta las nauseas con licencia que otorga la tradicional cultura. Los jóvenes tienen permiso para poner a prueba su hígado por una razón más altruista, ya no sólo tomarán por romper con los esquemas de lo correcto, ahora tomarán y se emborracharán por el amor a su país, porque Chile es mejor que todo, y es un ejemplo para al mundo. El chovinismo hace erupción, las glorias militares son celebradas con vítores de patriotismo, allá en el cobertizo con polvo y ratas quedan nuestros dos premios nóbeles, nuestras grandes historias de reconstrucción y en el subsuelo de la memoria yacen los sucesos de crímenes contra la humanidad, el terrorismo de Estado y nuestras violaciones a la democracia. Chile no tiene memoria para las derrotas y por lo mismo pierde la capacidad de aprender y se abre a las puertas del olvido e ignorancia de nuestra historia.

Las clases altas se relajan, se sueltan la corbata. Las mujeres se pintan menos y cambian la comida francesa e italiana por jugar a ser campesinos, ahora lo popular es importante, hay que ser como el pueblo llano, sentirse parte de la tierra, ensuciarse está permitido, los niños deben saber la importancia de las hazañas militares, y de cómo se expulsaron a los comunistas de esta tierra. Dios, Patria y Familia. Hemos sido bendecidos con esta tierra de grandes hombres y de pueblo trabajador. Mañana volverán a ser todos unos rotos de mierda, flojos y borrachos. Hoy hay tregua.

El roto tiene permiso para serlo. Acá el curado molestoso y vergonzoso pasa a ser la mascota del equipo de las fondas, las cámaras buscan al viejito alcohólico más divertido, ese que baila sin música con ritmo de ataque epiléptico. Se puede tomar un terremoto de medio litro y no verse grosero, sino al contrario. La familia de clase media baja se tomas las fondas y los conciertos al aire libre con pasión. Existen licencias especiales, un reconocimiento de las autoridades a lo que nos hace lo que somos, un pueblo luchador que no sabe bien quién es su enemigo, un pueblo que se levanta sin apoyo más que del crédito y la deuda, una sociedad que crece pero que no se desarrolla, un pueblo orgulloso de su historia aunque no conozca nada de ella. Somos un pueblo particular.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Marin Marais - Le Badinage - Jordi Savall

Manfred Max-Neef, clase magistral: "El mundo en rumbo de colision" Parte 1

"La Hija del Guarda Agujas"

Leyendo a Vicente Huidobro esta mañana diciochera me encuentro con este texto de cuentos, que se llama "La Hija del Guarda Agujas". Luego de comenzar a leerlo y viendo que estaban los trenes de por medio le pregunto a mi padre ¿qué son las guardagujas? y él me responde " son unos fierros que permiten cambiar de riel a los trenes, hay una palanca al lado que acciona el mecanimo y el guardajuga era el operario de las mismas... la caseta está al lado".
Espero que disfruten del texto. Personalmente seguimos acá en la casa discutiendo qué quiso decir Huidobro al final del texto.



La casita del guardaagujas está junto a la línea férrea, al pie de una montaña tan empinada que sólo algunos árboles especiales pueden escalonar a gatas, aferrándose con sus raíces afiladas, agarrándose a los terrones hasta llegar a la cumbre. La casita de madera desvencijada a causa del estremecimiento constante y los fragores. La casita pequeña en un terraplén de veinte metros junto a tres líneas. Allí vive el guardaagujas con su mujer, contemplando pasar los trenes cargados de fantasmas que van de ciudad a ciudad. Cientos de trenes, trenes del norte al sur y trenes del sur al norte. Todos los días, todas las semanas, todo el año. Miles de trenes con millones de fantasmas, haciendo crujir los huesos de la montaña. La mujer, como buena mujer, le ayuda a enhebrar los trenes por el justo camino. La responsabilidad de tantas vidas satisfechas les ha puesto un gesto trágico en el rostro. Apenas si pueden sonreír cuando se quedan como suspendidos mirando a su pequeña, una creatura de tres años, graciosa, delicada, con gestos de flor y de paloma. Pasan los trenes con el fragor de hierros y largos metales arrastrados de toda una ciudad que soltara sus amarras, de tantos fantasmas desencadenados y ebrios de libertad. La hija del guardaagujas juega entre los trenes de su montaña con una confianza aterradora. Ignora que los niños ricos de la ciudad se entretienen con unos trenes pequeñitos como ratones sobre rieles de lata. Ella posee los trenes más grandes del mundo... y ya empieza a mirarlos con desprecio. Es un encanto de niñita. Viva, despreocupada, suelta como si no quisiera apegarse a nadie. Se diría que un tren la arrojo allí al pasar como por casualidad. En cambio sus padres viven pendientes de ella, la contemplan, mientras todavía es tiempo, la miman, la adoran. Ellos saben que un día la va a matar un tren.

http://www.vicentehuidobro.uchile.cl/cuentos_la_hija_del_guardaagujas.htm

domingo, 12 de septiembre de 2010

La necesidad de separar la Iglesia del Estado. El laicismo como camino de convivencia y libertad.



Todas las personas son diferentes, desde su genética hasta el medio socio-ecológico que los rodea. Somos seres particulares, únicos e irrepetibles. También somos animales comunitarios, familiares, de clanes, de grupos, de identidades, somos una especie con sentido y necesidad de pertenencia. Lo complejo entonces es saber congeniar nuestra particularidad con nuestro impulso de sociabilizar con otros.
Los seres humanos nacemos con el potencial, derecho y necesidad de ser libres. Libres de poder decidir qué queremos hacer con nuestras vidas, de elegir cuál será mi fuente de felicidad y de realización personal, libres de aprender y explorar nuestros sentidos y deseos, de caminar por nuestras verdades y darle sentido a nuestra vida en base a lo que consideramos beneficioso para nosotros.

Ese hermoso potencial libertario debe ser articulado con los hermosos potenciales de los demás, simbiosis utópica que formaría una sociedad en donde cada cual podrá desarrollar sus deseos y máximo potencial socio-cognitivo en convivencia y coherencia con el resto de los sujetos que le rodean. Lamentablemente así como nacemos con la virtud de hacer el bien, lo bello y lo justo, podemos ser avaros, egoístas, insensibles y desproporcionados. Por estos motivos, el ser humano en su lucha constante dicotómica de sociedad/individualismo ha desarrollado durante su historia regulaciones, impuestas-autoritarias o acordadas-democráticas que para bien o mal intentan siempre por medio de la coercitividad, forzar a los individuos a limitar sus libertades en beneficio de un bien mayor.

Estas leyes regulatorias siempre tienen un origen filosófico, un núcleo central ideológico que da el sentido a la sociedad que deseamos formar. Así cada cultura desarrolló sus propias leyes, dioses y rituales, modos de convivencia y de castigo. Pero, el ser humano en su potente evolución cognitiva comenzó a comprender gracias a la mente y voluntad de hombres virtuosos que tenemos un encarnado sentido del bien y el mal cuando nos ilustramos y comenzamos a dar respuesta a las grandes preguntas desde la base de nuestra particularidad. En otras palabras, cada persona tiene el potencial de encontrar sus propias respuestas a sus propias necesidades y orientar estas misma hacia el bien común. Todo lo anterior nos libera de cualquier imposición dogmática lo que nos asegura nuestro más preciado tesoro, nuestra libertad.

Así por ejemplo, se comenzaron a nombrar ciertos principios nobles que no necesitan de una divinidad para seguir lo bueno, justo y bello. Libertad, igualdad y fraternidad comienza a sonar fuerte en la vieja Europa, hombres de bien y formados en las artes del humanismo laicista comienzan manifestar su deseo de liberarse de los fundamentalismos ideológicos para buscar sus propios caminos espirituales.
Así comienzan algunos países a separar fe colectiva del Estado, exigiendo garantías de que nuestros organismos sociales no impongan a la fuerza evidente o de manera agazapada una particular visión de búsqueda de respuestas y de caminos hacia nuestra espiritualidad. Las religiones son tan respetables como las posturas ateas y esotéricas, pero lamentablemente han sido usadas por maleados hombres de poder para controlar sociedades completas con el fin generar beneficios particulares y puestos de poder que garantizan tener a pueblos completos sirviendo a sus necesidades particulares. De esta manera existen organizaciones administradores de fe que poseen riquezas inimaginables pero que profesan la pobreza y la entrega a los desposeídos a vista y paciencia de todos, a aún bajo ese descaro, buscan mecanimos para imporner su visión particular de moral a todos los habitantes de todos los países, y para esto usan sus brazos políticos dentro del Estado, los gobernantes.

Gobiernos de todas las latitudes del mundo, luego de la dolorosa segunda guerra mundial y mediante la Declaración de los Derechos humanos, manifestaron la necesidad de garantizar por parte de los Estados, que toda persona “tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”. Esto hace incompatible que nuestras autoridades elegidas democráticamente tomen decisiones políticas que pierdan el sentido garante de no afectar el libre albedrío de sus gobernados en los planos morales particulares.

Esta capacidad humana de tolerar la existencia de diferencias entre cosmovisiones morales de individuos se llama Laicismo, siendo éste una forma de garantizar que todas las personas dentro de los marcos del bien común y de lo justo, bello y bueno podrán desarrollar sus propias búsquedas de respuestas a sus preguntas existenciales y espirituales, respetando siempre las leyes que cada sociedad ha construido para sí.
El Laicismo no significa tolerar "todo" como principio, no es una venda ciega en los ojos frente a actitudes llenas de odio, maldad e injusticia. El Laicismo y el laicista no toleran el odio racial, la xenofobia, el clasismo y cualquier otra manifestación negativa que atente contra la libertad de los demás individuos de vivir sus particularidades. El Laicismo respeta las diferencias y garantizas su existencia procurando que estas libertades deban enmarcarse dentro de la vida particular de cada individuo y que las acciones públicas propendan siempre al bien común y a la no invasión de las libertades de los demás. Todos son libres de vivir su espiritualidad de manera particular sin invadir la particularidad del otro y menos obligar a que debas pensar de cierta forma.

Por eso es tan importante que nuestros gobernantes gobiernen de manera laicista, sin mezclar sus creencias particulares con las decisiones del Estado, porque aquello atenta directamente a la libertad que debemos garantizar como sociedad para que todos sean libres de buscar sus propios caminos hacia su felicidad.

¡VIVA EL ESTADO LAICISTA, GARANTE DE LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO Y ESPIRUTUAL DE TODO EL PUEBLO!

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El Despotismo Ilustrado Contemporáneo.



Ninguna intención de dar clases de historia, así que directo al grano.
Como en el siglo XVIII hoy existe un poder central absoluto, pero ahora validado por una democracia que fue descremanda en los 70s y descafeinada en los 90s, que ejerce una autoridad tan desregulada como el mercado mismo. Nuestas autoridades políticas se regulan entre ellas y es evidente la muestra de poca probidad y ética que la mayoría expone. Muchos de ellos son sostenedores de escuelas y dueños de universidades, y los perlas votan las leyes de educación que regularán sus negocios, ésto sólo por dar uno de miles de ejemplos de nuestro natre político. Ahora se discute ¿Qué hacer con Dichato?, ahí hablan con gran retórica en los medios de comunicación los de acá y los de allá, los diestros y los ambidiestros.

Ellos, según lo que copuchean a los diarios, están pensando qué hacer con Dichato, ¿lo reconstruímos primero o lo hacemos comuna?... ¿le "ponimos" harta cocinería o más exclusividad?... y de seguro deben pensar ¿Y cuál será el mejor negocio, como para pasar el datito a los amiguis?

¿Y LA GENTE DE DICHATO?... ahí está, silenciosa,t sunamizada y enmediaguada. Recuerdo que hace unas semanas quisieron sacar la voz, pero un poco de gas por acá y por allá los puso en el lugar que les corresponde. El silencio y la entrega. Nadie les pregunta, ni los periodistas sacaron alguna cuñita de esos abuelitos de plaza que mantienen a las palomas vivas con sus mendrugos de pan, ni a esa señora gordita que sale con bolsas del almacén de la esquina, ni a ese caballero de terno y corbata que destiñe siempre los paisajes criollos... todos pasaron por alto el pensamiento popular.

Y ahí estamos, esperando que nuestros parlamentarios, que no parlamantan con sus representados,  y nuestra Intendenta JVR (tan llana a la democracia), decidan qué será lo mejor para los miles de habitantes del bello e ignorado Dichato.

¿Y si vamos a agitar las cosas un poco?

domingo, 5 de septiembre de 2010

Twitter. Una herramienta para la nueva política.



Las redes sociales no sólo rompen barreras físicas y de información, también producen un cambio en la forma de hacer política. La sociedad chilena tiene particular afinidad por la redes sociales, así quedó demostrado cuando nos convertirnos en pocos meses, en el país con más usuarios de facebook, con 2.500.000 personas. Ahora twitter toma la batuta de "información instantánea" en sólo 140 caracteres, millones de personas comentan sus pensamientos, acciones y sitios web de su interés. Frente a toda esta ola de noticias al segundo la clase política no se queda atrás. En medio de la contienda política presidencial el año 2009, las cuentas twitter de los candidatos presidenciales no paraban de publicar las actividades y reflexiones de los candidatos, aunque muchas veces era evidente que alguno de ellos nunca en su vida lo han usado personalmente. La gran mayoría de los actores políticos tienen su cuenta twitter, e icluso una vez nombrado el nuevo gabinete cada uno de los ministros tenían su cuenta twitter, siendo los que más la usan el Ministro de Minería Laurence Golborne (@lgolborne) y el Ministro de Salud Jaime Mañalic (@jmanalich).
Los parlamentarios y líderes políticos no se quedan atrás, siendo común leer directamente de dedos de los mismos sus impresiones de la coyuntura política, lo que alimenta a la vena a los miles de periodistas que están frente a su celular o pantalla de computador esperando algún comentario jugoso.
Algunos de mis cercanos critica el uso de twitter por profundizar la carencia de contenido en el díalogo político, dejando a nuestra sociedad a merced de los "gestos" que se logran leer en sólo 140 letras y espacios. Sin dejar de tener razón los críticos del uso de la red social, creo que se debe analizar como "un vaso medio lleno" e internalizar que para muchos, tener la posibilidad de compartir ideas o comentarios con autoridades políticas en otros tiempos hubiese sido imposible.
Personalmente he podido contactarme útilmente con ministros, subsecretarios, senadores, diputados y dirigentes de partido de manera frecuente, sana y bastante directa, lo que me ha permitido sentir una mayor  cercanía comunicacional con nuestra clase política, que más que mal, es la que hay.