martes, 27 de octubre de 2009

Las Gracias de un Joven Viejo.

Share/Bookmark

Gracias a mis viejos por bancarse un hijo tan poco tradicional.
Gracias especialmente a mi madre por convertirme en lo que soy.
Gracias mi hermano por contagiarme el gusto a la lectura
Gracias mi viejo por apoyarme y sostenerme en mis proyectos no-lucrativos
Gracias a mis amigos por saber decirme que no, cuando me equivoco.
Gracias a mis amigas por mostrarme las particularedades de la mente de la mujer
Gracias a los que me han hecho cariño
Gracias a los que han tomado mi mano
Gracias los que me han abrazado cuando he llorado
Gracias a las mujeres que no me correspondieron, por enseñarme a respetar y temer del amor.
Gracias a los soñadores que caminan conmigo hacia destinos inciertos.
Gracias a mis perros que tuve, por saber lo que es fidelidad.
Gracias a las plantas por darme aire.
Gracias a los animales que me alimentan.
Gracias al chofer de la micro que me lleva a mi trabajo
Gracias a mi polola Bárbara por no saber en que líos se mete conmigo y por dedicarse a hacerme feliz.
Gracias a mi amigo Hernán por avivar el fuego que estaba por ahí.
Gracias a los que confían en mí.
Gracias a los señores políticos y avaros empresarios por darme un buen motivo para ser solidario.
Gracias a los libros que me enseñan tanto.
Gracias a Rodrigo Contreras que una vez me dijo "Pancho, no te preocupís weón, si vos estás para cosas grandes" en 4º año de la U.
Gracias al cielo por darme estrellas que mirar.
Gracias a la lluvia que me acuerda de las tardes tibias en mi casa con mi familia.
Gracias a la música que me acompaña todo los días.
Gracias a mis ex-compañeros de Educación 2020 por dar el puntapié inicial de mi entusiasmo.
Gracias a mis ex-comparos de Magíster de la UdeC por aguantar "chancho en misa".
Gracias a los que me han prestado dinero cuando quedo pato.
Gracias a los bancos, que me enseñaron a no confiar en ellos.
Gracias a mis ex-pololas por construir junto a mí lo que soy ahora.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, y a Violeta por esa frase.
Gracias a mis primas y primos por sus abrazos y cariño.
Gracias a mis tías y tíos por escucharme y encausarme.
Gracias a los que me han recibido en sus casas y tratado como un rey.
Gracias al alcohol por enseñarme a beber.
Gracias a la marihuana por mostrarme en algún momento, lo que es ser NO- hiperquinético.
Gracias a mis profesores que no me tenían paciencia, y aprender que ser diferente es genial.
Gracias a los profesores que creyeron en esta criatura habladora e inquieta.
Gracias a Xío por adoptarme como hermano mayor.
Gracias a mis compañeros del CID por confiar en mí y en sus propias convicciones.
Gracias a los del Seamos Más por darme un espacio.
Gracias Jorge Ferrer por hacerme sentir como un viejo amigo y entender el concepto de caballero.
Gracias a mi asistente Yocelyne por soportarme 4 años y seguir riendose de mis tonteras.
Gracias a mis compañeros de la UNAB por soportarme.
Gracias a Antonia y Florencia por poder verlas crecer.
Gracias a mis tortugas por enseñarme lo que es constancia.
Gracias a Esteban Sanhueza por que siempre está ahí.
Gracias a Juan Sáez por saber que 10 años después que yo, nació un tipo más soñador.
Gracias al Danny por saber siempre cómo y por dónde puedes fracasar.
Gracias a mi jefecita Pancha Wiegand por ser tan mandona y centrarme.
Gracias a mis jefas de los institutos por no echarme aún de mi trabajo.
Gracias a mis estudiantes por enseñarme todos los días algo nuevo.
Gracias a mi por comprenderme a mi mismo.
Gracias a las caries que me dan trabajo.
Gracias a mi páncreas que aún no colapsa.
Gracias a mis manos que me permiten hacer tantas cosas.
Gracias a Andrés por aperrar cada vez que lo he necesitado.
Gracias Antonella por los queques con manjar que nos preparabas.
Gracias a la "toca" por no permitir que me matara.
Gracias a los perfumes por ocultar lo desagradable.
Gracias a los muchachos del MAL por su manera de pensar.
Gracias a los Laicos y Religiosos que me han enseñado moral.
Gracias a los condones y anticonceptivos por respetar mis planes de vida.
Gracias a las circunstancias que me permiten dar gracias.
Gracias por tantas palabras de apoyo cuando se me ocurren mis tonteras.
Gracias por leer esto.

Y gracias a las gracias que quedan y que no agradecí ahora.

Pues no queda más que seguir pá delante, seguir haciendo lo que considero correcto y noble.
No me queda más que ser un soñador mientras no despierte.


Gracias


Música que he escuchado mientras escribía...

http://www.youtube.com/watch?v=QsEEwHBr2K4&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=vqn9VDoAV8U (x 2)
http://www.youtube.com/watch?v=aYZHDHSGKak&feature=channel

No hay comentarios: