miércoles, 7 de julio de 2010

¿Qué son los conflictos de intereses de Sebastián Piñera?


Según mi visión los conflictos de intereses se producen en cualquier cargo que ostente poder y se manifiesta cuando esa persona tiene capacidad de tomar decisiones que pueden ir en beneficio personal y no en beneficio para el objetivo del cargo. Por ejemplo que una profesora tenga a su hijo en el mismo curso que hace clases, existirá evidentemente un conflicto de interés en el momento que se realicen las evaluaciones. Debe entenderse que el conflicto de interés nace sin necesidad de que se produzca algún acto evidente de mala praxis, si no que simplemente el hecho que exista esa dualidad ya basta para que hablemos de tan mensionado conflicto.

Otro ejemplo sería que uno de los dueños de máquinas del transporte hacia una comuna X, sea elegido o nominado como el "controlador de transportes hacia la comuna X"... claramente existe la posibilidad que las decisiones que tome ese caballero sean para beneficio personal y no para promover un transporte justo, controlado y a beneficio de la comunidad o al menos en beneficio de otros transportistas. El conflicto de interés es en otras palabras un riesgo de malas políticas.

El señor Sebastían Piñera ha dedicado su vida a los negocios, y sólo ejerció por 6 años como Senador presentando sólo 3 proyectos que atentaban contra los DDHH y contra el libre mercado. Desde los años 80 en adelante participó en la compra de acciones de empresas del Estado que comenzaron a privatizarse a precio de huevo a los amiguis de la dictadura, de esa manera compraron barato y han vendido caro.


Deseo destacar que el actual presidente no es un empresario, es accionista y especulador de bolsa, dado que no ha creado NINGUNA INDUSTRIA en estos 30 años que ha acumulado más de u$3.000.000.000 dedicándose al servicio público, y con prácticas como evitar la sindicalización con empresas truchas dentro de las mismas empresas, esas mismas que dijo que quería acabar ahora y con la demora en las ventas de sus empresas que día a día aumentan el valor.

Dentro de las acciones que él tiene o tenía están algunos mercados (fútbol, televisión, transporte, salud, etc...) que son regulados por autoridades que son nombrados por el mismo presidente o que incluso este último puede regular mediante decretos supremos y proyectos de ley.

¿Qué garantía nos da como autoridad máxima del país de que todo lo que decida puede influir directamente en el control y fiscalización de sus negocios?

Por eso, él prometió desacerse de TODAS SUS EMPRESAS antes de asumir el gobierno... y acá estamos, esperando que acabe la demagogia y el cara de rajismo. En otras palabras, durante la campaña asumió el conflicto de interés públicamente, ahora que está en el sillón de la moneda, no existe ninguno.

¿Algo huele raro o no?

No hay comentarios: