viernes, 27 de julio de 2012

Latente

Se quiebra la porcelana y brota la rama torcida
Peste inmoral que desea, que busca el bajo vientre
Rigidez de cuerpo, trozo absurdo de sueños vagos
Entrepiernas inquietas, hambre joven, burdo trabajo
Piel candente, experiencia mental nada neutral
Comer del pecado, saborear la carne de la infancia descompuesta por el tiempo
Se acaba el ciclo, parte lo oscuro desconocido,
La luz es la experiencia, el error la maestra, el acierto el premio.
Eternidad te burlas, juegas, ilusionas con sinfines que nunca llegan, el fin es infinito.
Y ese nuevo aroma rompe la porcelana, brota la rama torcida,
Hambre, ilusión, deseo, tragar el pudor, despedirse de la vergüenza.
Aceptarte imperfecto, asumir la asimetría, resignarse a lo no ideal
Etérea sensación, amistades de piel con miel, moscas gozosas, crepúsculos apoyados en mares imaginarios.
No me gusta donde estoy
Prisión de realidad

No hay comentarios: