miércoles, 11 de marzo de 2009

La Condena de la Cuna en Chile



Chile es un país de privilegios, pero no me refiero a los otorgados por la geografía ni en otros temas relacionados con lo natural, me refiero a los privilegios que los humanos, en nuestra cultura nacional tenemos arraigados como un lacra cómoda que sólo unos pocos acceden y que otro grupo aspira y por último, muchos quienes sólo los imaginan o desconocen.La conformación de nuestra identidad nacional es aún un proceso del cual no somos concientes como ciudadanos, debido a la baja participación de la población en la vida política que se ha resumido a lo mediático, es vacuo ideológicamente e impuro en su democracia.

Pasamos de gobiernos fuertes "portalianos" la gran parte del siglo XIX, (el pueblo necesitaba de un estado fuerte, paternalista) para luego pasar a una democracia dominada por la oligarquía criolla, que tuvo luces de cambios con algunos gobiernos radicales y con Frei Montalva en la mitad del siglo XX. Mas la siutiquería nacional, el arribismo, la concentración del poder político y social en unos pocos, se ha cultivado como un hecho inamovible en la clase media nacional, como un parásito que a las mayorías, a mí entender les produce comodidad aspiracional para ser "más" que el resto.

Es un hecho, desde mi punto de vista, indiscutible de que en Chile la meritocracia no existe para todos los quintiles de nuestra sociedad. Para escalar en nuestra sociedad no basta el esfuerzo ni los sacrificios que hagas, debes sumar una serie de características que jabonan tu ascenso, un buen apellido (vestigios de nuestras aspiraciones siúticas aristocráticas), una buena facha dígase; estatura, color de piel y de ojos, una dirección en un buen barrio, etc.No digo que sea esto el corolario de nuestra sociedad aspiracional, pero las desviaciones estándar son las menos, casi ubicadas en un plano legendario.

Estoy cansado de escuchar a quienes tiene un cupo en el sector C y B de nuestra sociedad decir con aires de gran señorío y de mérito que la gente de clase baja es pobre porque "quiere serlo" como si ellos pudieran optar a algo más que lo que la cuna les ha destinado a vivir.
Claro que existen quienes no gustan del trabajo, de los estudios y por ende del sacrificio necesario para el crecimiento, pero eso ocurre en todas las clases sociales nacionales.

Revisemos nuestro entorno, busquemos sinceramente dentro de nuestras familias, en nuestras redes de contacto y escaniemos los hechos y comparemos.

Los invito al siguiente ejercicio hipotético si tres muchachos que han nacido en la misma fecha, con las mismas capacidades y habilidades cognitivas pero en distintos escenarios, uno nace hijo de un alto gerente de un banco nacional, otro nace de padres clase media, cuya madre es auxiliar paramédico y el padre es profesor básico y por último el tercero es hijo de un esforzado cartonero y madre temporera.Imaginemos que el primero es liviano de vida, amigo del televisor y otros vicios. Estudiará en un buen colegio, saldrá de seguro del 4ª medio al día o con un año de atraso, entrará en alguna universidad privada, tendrá redes de contactos que le permitirán un millar de oportunidades para hacer la práctica, conocerá varios lugares del país y del mundo lo que por osmosis le dará un bagaje cultural por muy bruto que sea, saldrá de alguna carrera cerca de los 30 años luego de haber pasado por algunas otras que no le "gustaron", a un puesto poco brillante pero de buen sueldo en alguna empresa de familiares, en donde mantendrá su situación económica ayudado por el auto comprado por sus padres, y demases garantías El segundo ya empeñado en salir adelante, saldrá de 4 medio a la los 18 años de un colegio particular subvencionado, pagado esforzadamente por sus padres intentando de darle las mejores herramientas, asumiendo claramente que ese colegio es uno más de los miles de Chile que no cumple con los niveles mínimos de calidad en Educación, siendo esto el máximo nivel posible de alcanzar con su dinero, entrará a algún instituto estudiar debido a su mal resultado en la PSU. Ahora podemos cuestionar su mal resultado, pero es cosa de informarse un poco antes de llenarse la boca con discursos de esfuerzo y sacrificios. Si toman los diarios y leen los informes los mejores resultados en la prueba de selección universitaria, la mayoría (90%), provienen de colegios particulares, con mínimo un año de preparación en preuniversitario, e incluso con profesores particulares para el rendimiento de este examen. Lamentablemente el nº2 como llamaremos a este joven, estudió donde le tocó, podremos culpar a sus padres por no darle lo mejor, por priorizar otras cosas, etc. Pero el hecho es que sus posibilidades son escasas, a pesar de tener las misma capacidades cognitivas biológicas que nº 1. Ya estamos observando el destino de la cuna en esta hipótesis.Luego de mucho esfuerzo por parte de todos los actores, nº 2 egresará de una carrera técnica, que le permitirá vivir con un sueldo promedio de $300.000, trabajando 10 hrs. diarias y haciendo quizás turnos, con los cuales deberá subsistir. Para mantener un pasar liviano vive con sus padres o abuelos durante muchos años, donde luego varios años alcanza el subsidio del estado para comprar una casa de 700 UF en un barrio alejado de lo urbano, no podrá colocar a sus hijos en un colegio de mejor calidad, ni pagarles un pre-u, a pesar del esfuerzo que le pongan. Podemos agregar a la receta alguna enfermedad en la familia como un cáncer o un accidente que reste el presupuesto familiar a la mitad.El tercer muchacho es el más esforzado de todos, vive en un barrio en donde los servicios básicos son un privilegio, su padre llega diariamente, cuado le va bien, con $2500. Al mes entran fuera de temporada de la fruta, unos 70 mil pesos, y con la madre trabajando unos 180.000. Son 3 hermanos, y no vengamos con discursos que la gente pobre se pone a tener hijos como "conejos", los culpamos de ignorantes y otros adjetivos que a mi parecer son responsabilidad de la sociedad en su conjunto, o ¿en los barrios altos no se dan embarazos no deseados a pesar de todos beneficios? Ese muchacho acude a una escuela municipal, con 43 compañeros de un nivel alto de vulnerabilidad, su entorno es violento, rodeado de vicios y delitos que viven como vecinos indeseables. Estudiar no es fácil, el profesor ya en edad, no puede más con los muchachos, pasar de curso es un trámite. Cerca de la mitad de sus compañeros no comprenden NADA de lo que leen y él lamentablemente entiende un poco más. No hablemos de preuniversitario, de viajes, de cuadernos, de libros para leer, de un computador, de acceso a Internet. Claro!!!, estarán pensando muchos, "pero te apuesto que en la casa, tienen un plasma de no se cuantas pulgadas, cable y un equipo de música mejor que el mío". Todos los que tenemos cierto nivel de formación, entendemos que esto es una contradicción que raya en lo absurdo, ¿pero podemos cuestionar a un joven por lo que hacen sus padres?, ¿tenemos el derecho a decir que se merece esa vida por las aspiraciones materialistas que toda la sociedad vive?, y que sólo en un grupo selecto encaja a la perfección. Como me dijo una vez en padre Berríos, capellán de Un Techo para Chile, las familias de clase baja de la ciudad viven en un mundo que les es inalcanzable y ellos tienen las mismas aspiraciones que todos nosotros, pero están condenados a no poder acceder a una buena educación, a una casa que no se les vuele con el viento, a un mejor barrio, a un auto del año, a tener el refrigerador lleno diariamente. Pero sí el sistema comercial, especialmente el de las tiendas como Hites o Corona, les ofrece a ellos poder alcanzar mediante el crédito a una parte del mundo del cual quieren participar, aunque sea mediante la adquisición de bienes (que de seguro no terminarán de pagar) que de alguna manera los acerca al nº1.Nº3 recién podrá dar la PSU porque hoy el estado paga a los que no pueden darse ese privilegio que en sus bases constitucionales es un derecho.

Estos casos hipotéticos que les he querido presentar son ficticios dentro de una realidad latente, pueden ser en mayor o menor grado, pero dudo que no podamos ubicarnos o ubicar a alguien en este espectro.

La cuna en la que naces, en la realidad social nacional, prácticamente define tu futuro ya que nuestras políticas educacionales se aseguran de que esto sea así, pero no son las únicas culpables, el sistema político tiene sus vicios que aseguran que los poderes económicos y políticos de una u otra forma anden de la mano, división estrictamente necesaria para purificar nuestra democracia. Uno de estos rasgos es el sistema de elección del poder legislativo, el sistema binominal es un óxido a nuestra maquinaria sociopolítica.Los invito a leer un poco, a informarse antes de opinar, de hacer juicios. Abramos la mente a lo profundo, no le temamos a la verdad. Chile es un país que intenta salir del tercer mundo, pero seguimos con sistemas "bananeros" en donde tu origen familiar, apellido, redes de contactos (pitutos), importan más que el esfuerzo.Las capacidades no existen mientras no haya posibilidades que las exploten. La inteligencia y el origen no son para jactarse, son regalos de la vida, coincidencias genéticas que no nos dan el mérito de los que somos, como principio único.

Como dice un amigo "da lo mismo lo inteligente que eres, lo que importa es cómo usas esa inteligencia".

Los que hemos tenido la suerte de nacer en una familia que nos brinda las oportunidades para desarrollarnos, tenemos la responsabilidad de ayudar a quien no las tuvo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me hiciste leerloo..... pero aunque no creas siempre e sabido y e tenido esa vision.... todo lo que dices es verda... la gente con buenos ingresos obtiene lo mejor porque puede pagarlo... el de clase media se saca la mugre por tratar de obtener lo mejor pero generalmente se deben conformar con cosas a medias... porque simplemente " no alcanza mas".. y el pobre simplemente no accede a mucho porque no tiene los recursos o no tienen la voluntad de obtener lo mejor por falta de educacion y cultura de superacion...y lo malo del pobre es que aca esta muy mal educado porque todo se le da la gente pobre espera recibir todo listo... como dice el dicho "al hambriento no le des el pescado... enseñale a pescar" =) aca la gentese acostumbro a la comodidad y eso tambien hay que mejorar...

Anónimo dijo...

creo al igual que tu, que se trata de oportunidades... incluso muchas veces, el saber que existen dichas opciones. No todas las personas de clase baja sabe como encaminar a un hijo para que llegue a ser profesional,( por ejemplo, ya que en el fondo es estar bien preparado para lo que desee lograr)... no sabe, por que ellos tampoco le han mostrado siquiera que tiene esa opción.
Por ejemplo una vez me encontré con un compañero de la básica, su madre vendía verduras fuera del colegio, muy esforzada, siempre inculcando los valores del estudio para él, peor me lo piellé una vez, años después, cuadno yo había entrao a la U, y él ni siquiera sabía de que se trataba la Prueba de aptitud, por que en el liceo que hizo la media, ni siquiera se la nombraron, ni siquiera le hablaron de la posibilidad de becas, como la que obtuve yo y gracias a eso pude terminar mi carrera...
Las oportunidades a veces existen, pero es tan dispareja y tan estructurado el escalafón de esta sociedad, que muchos ni siquiera saben que existen, y así como las van a aprovechar ?

Picho.