jueves, 26 de noviembre de 2009

Flotando.......... por ahi


Respiro profundo y encuentro en ese espacio el límite de aire que puedo acumular, lástima que no pueda guardar un poco más, por si se acaba. Ya no se puede confiar en nada.
Profundo es el sentir la amistad, sentirse bien con uno mismo, que bello es sentirse.
Cierro un poco los ojos, bajo la vista y abandono el control de mi mismo, dejo que el planeta me haga girar un poco, me aburro y relajo.
Mano cálida se posa en la espalda, calor de otro más, gracias.
Me acaricio el pelo solo, me quiero y estoy sólo, si no alguien lo haría por mí.
No quiero irme antes de terminar lo que empecé, por eso mejor metas cortas, para poder cambiar destino fácilmente.
Recuerdo cuando amé por primera vez, no sabía nada del amor, como lo sé ahora.
Aprieto los párpados fuerte… igual entra luz, que porfiada es ella.
Estoy cansado del celular, todo el mundo me ubica y a veces no quiero estar.
Destino que falso eres.
Algunos son ramas, se mueven para donde sopla el viento. Yo soy tronco.
Necesito salir, pero es muy caro ser libre. Soy preso de lo que sentencia la billetera.
Mejor leo, por algunas lucas voy hacia donde el libro me lleve, ahí soy rama.
Me costó tanto decir no y ahora me cuesta tanto decir sí.
Aún hay personas que se creen inmortales y otros porfiados juran que viven.
Trascender no es dejar hijos por ahí, es dejar ideas por allá y por acá. Por eso hago clases.
Pies en la arena, llega lo ola, adiós huellas. No importa me quedan pies para marcar la arena, el afán del mar de borrar los pasos.
Respiro de nuevo, no vaya a ser cosa que se me olvide, ando muy distraído por estos días.
Chuata!, no me he comprado casa, ni auto nuevo, no soy famoso, nadie me envidia, no debo ser nada para la mayoría.
Me junto con las minorías, esos restos de principios concretos, nada de esos principios retóricos de palmaditas en las espaldas que huelen a premio de consuelo.
Moriré y nada era mío, no me lo puedo llevar, para qué tanta cosa digo yo.
Buda es un gran tipo.
Ya po, vamos a dar una vuelta por ahí, antes que se acabe.
No conozco el resto del mundo, tendré que creer que está ahí. Hay que ser confiado, no queda otra.
Pasto, antes pisaba el pasto con pies pelados, se sentía agradable. Malditos zapatos.
El sexo antes era pura curiosidad, ahora es necesidad. La curiosidad mató al gato, dicen.
Juntémonos a hablar, luego ya no podremos. Podemos ser sordos, mudos, o un par de muertos, ahí se complica la cosa… ¿Para qué esperar?
¿Algo más importante que decir te quiero?... parece, ya nadie lo dice o nadie te quiere. O, ya no es importante.
Mañana esta función puede acabar, y qué será de ti. Yo ya sé donde me iré, a unos recuerdos por ahí de algunos.
Orilla de lago, piedrecitas en mis manos, sol en la cara, viento en el pelo. Eso fue verdad.
Quiero hacer tortas de barro de nuevo e invitar otra vez a mi papá a tomar once.
Bicicleta… antes todo el mundo te quería para jugar, ahora te quieren para moldear potos y apretar piernas, lo siento.
Conversemos un buen rato, quiero saber más de todo.
¿Riamos un rato?, no se hacer muy bien otra cosa que ser feliz.

Share/Bookmark



No hay comentarios: