miércoles, 12 de mayo de 2010

¿Becas Chile o Créditos Chile?, Privatización del estudio en el exterior.


Más que precupante es la inciativa que está proponiendo el Ministro de Educación el supernumarario del Opus Dei y Chicago Boys, Juaquín Lavín, de eliminar las becas a profesionales que desean estudiar en el extranjero por un mecanismo de créditos mediante entidades financieras que luego del retorno al país el "beneficiario" deberá cancelar, esto es en palabras simple la muerte de las becas y el inicio de la privatización por deuda del desarrollo de conocimiento experto para Chile.
La excusa que promuebe tan macabra iniciativa es la de abarcar mayor cantidad de beneficiarios, dado que en la actualidad la becas son al rededor de 3000 por año, lo que podría duplicarse si se inicia la modalidad de crédito-deuda que propone el Ingeniero Comercial.

Considero que la gracia de las becas es que sean becas, es decir que la persona que accede al beneficio pueda especializarse en su área sin tener que pagar por sus estudios basándose en sus méritos académicos y profesionales lo que ganrantizaría mayor ingreso de valor agregado a los profesionales del país. Ahora bien, y como lo indican algunas publicaciones, no todos los profesionales que deseen postular tendrán el capital económico para acceder al crédito lo que inmediatamente separa a quienes tienen y no tienen recursos para apalancar la deuda, dejando fuera a la clase media baja y a los profesionales de remuneraciones medias y sin familia pudiente a sus espaldas.
Esto a todas luces es un retroceso en los intentos de equidad de oportunidades para las personas con menos recursos y además profundiza la deuda de la clase media y media baja, haciendo que los jóvenes profesionales con capacidad de emprendimiento y espíritu de superación queden amarrados a una deuda por décadas, lo que claramente lo deja en desventaja ante un profesional que pudo cancelar sus estudios de forma particular.
Y para cerrar la nota, es aún más preocupante la intención de eliminar las becas de carácter cultural y humanista dado que son "poco rentables" para el país. Olvida el señor Lavín que la historia, la cultura, las artes y las humanidades en general tienen ese valor social de identidad y pertenencia país que claramente él no comprende o comparte.

A ver que se puede hacer para evitar este futuro desastre social.

Para más información leer pinche AQUÍ

Share/Bookmark

No hay comentarios: