sábado, 28 de julio de 2012

De pié.

Ocúltame en tu saliva mermelada
lánguido suspiro desorientado
deseada
aprétame sin piedad
acorrálame en la angustia de tus manos
cobarde espíritu el mío
indeciso
acurrucado en sus pasiones
todo queda de lado
impío
impuro
arráncame lo que me queda de dignidad
desnúdame
sácame los párpados
quiero ver tu cosmos por siempre
sol tímido entre nubes grises
dejas ver algo, sólo un poco
sin matices
arráncame lo que me queda de piedad
asáltame
con valentía llévame lejos
no pondré resistencia
quizás miento
no lo sé.

No hay comentarios: