viernes, 17 de julio de 2015

Angurrientismo

No conocía (hasta hoy) la corriente que intentó instalar Juan Godoy en el primer tercio del siglo XX. Me parece muy interesante su deseo de comenzar a desarrollar un estilo de literatura nacional que fuese capaz de desentrañar lo que somos como cultura propia, la que se generar por lo que somos en esta tierra, y no por lo que otros quieren ser de otras tierras e historias. Me parece muy importante que su deseo sea alguna vez una realidad, pues la crisis de identidad de nuestro pueblo es una de las cuestione que lo hace tan fácil influenciar y manipular.

"[...] La postura criollista, cultivadas por gente de la clase alta y media, no logra dar cabal visión de los tipos sociológicos chilenos, a los cuales trata como objeto de su estilo. Labor de afuera hacia dentro, exterior, objetiva. No tuvieron la seguridad de que, expresándose a sí mismos, frente a su materia humana, como obreros intelectuales y a causa de esto, expresaban a su pueblo. No obstante, juzgamos plenamente al valor del criollismo en relación a su propósito. Y no desconocemos el enorme esfuerzo realizado por él en busca de nuestra expresión. Pero rumiarlo sería aún anacrónico. El artista ha de seguir, por lo tanto, una dirección nueva y sincrónica con el despertar social y político de su pueblo, de nuestro pueblo, es decir, debe superar magníficamente el criollismo y formar europeizantes, siguiendo el desarrollo vivo de nuestra esencia nacional [...]
(Juan Godoy, "Angurrientismo y Cultura". 1939. Revista Aurora de Chile)


No hay comentarios: