lunes, 30 de mayo de 2011

Educación superior y recursos públicos.



Asusta un poco recordar las palabras del ministro Lavín: “la reforma de la educación escolar ya está, ahora nos queda la superior”, porque reformar no es darle retoques al modelo y esto nos puede hacer sentir que ya no queda mucho por hacer, lo que es un error. Pero dado que las cosas están más menos cerradas en lo escolar (por ahora), nos debe llamar la atención lo que sucede en el mundo de la educación superior, donde se ha desarrollado un diálogo mediático entre gobierno, universidades del CRUCH, las privadas y los estudiantes de la CONFECH a los que se suman jóvenes de ocho privadas en “Educación en Acción” para solicitar más equidad en el sistema. 

Chile es el país más privatizado en educación superior del mundo, cerca del 80% del financiamiento sale del bolsillo de los padres o de deudas a pagar una vez titulados(as). La lógica es simple, el neoliberalismo educativo exige que las universidades de carácter público deban competir por la matrícula, lo que arrastra a todas las úes a una lógica de canibalismo y de peligrosos ofertones. Este modus operandis de no cooperación y de solidaridad inter-institucional es un crimen para cualquier intento de desarrollo de masa crítica y científica nacional. 

Ahora privadas declararon no usar PSU como criterio de ingreso, dejando a un grupo de universidades que compiten con un estándar medible, y otras que compiten según un criterio altruista de “dar oportunidades”, además estas úes que rechazan la PSU, exigen equidad en la repartición de recursos del Estado como condición previa a competir en igualdad de condiciones ¿no será mucho? 

Digamos las cosas como son, hay universidades que sólo son negocios y de pésima calidad, sería poco estratégico para el país que ellas reciban dinero público sin antes una regulación nueva que controle el lucro de manera efectiva junto con la calidad de educación imparten, dado que la las agencias acreditadoras son otra patita del negocio. Es hora de transparentar el debate a la sociedad civil , porque si deseamos el bullado desarrollo, debemos obtener profesionales de calidad de la cantera de la sociedad la cual no debería discriminar por su dinero a los competentes para la educación superior.

No hay comentarios: