domingo, 12 de mayo de 2013

Sin Miedo

La gente que teme del juicio de los demás, aquellas y aquellos que se peralizan ante pensar en lo que dirá la gente de ellos, deben pensar en si querer "agradarle a los demás" es sinónimo de ser alguien de valores, porque hoy se valora más tus bienes que tus actos, tu apellido y no tu honestidad, esta sociedad valora más el vencer a otros en vez de ayudar a otros... Yo no tengo intenciones de agradar bajo los actuales patrones sociales, no me interesa los y las que piensen que se hacen una opinión de otro por sólo saber en dónde vive o qué estudió. Prefiero que esa gente me juzgue por raro, por no pensar en lujos, que crea que soy flojo porque trabajo poco por dinero o que soy un "comunista" por no tolerar este modelo económico maldito... Vistan como quieran, usen el pelo como quieran, estudien para ser felices, trabajen para ser útiles a la sociedad... Quizás los locos de hoy serán los cuerdos del mañana.

No hay comentarios: